Article

The Weeknd portada

“After Hours”, la consolidación musical de The Weeknd

Por Monserrath Pérez Huerta 

“Can’t Feel My Face” fue el éxito que llevó a The Weeknd (Abel Tesfaye) a los puestos más altos de Billboard con su disco Beauty Behind the Madness (2015), producción que representó el convencionalismo en la música, por lo tanto, el propósito principal de la obra fue convertir al cantante en uno de los artistas más reconocidos de la industria musical.

En el 2016, el canadiense publicó Starboy, un largometraje que le faltó creatividad para desarrollar una producción de 18 tracks; sin embargo, algunas canciones del álbum son brillantes; por ejemplo,”I Feel It Coming”. Dos años después, llegó My Dear Melancholy, material lúgubre que se convirtió en el centro de atención por los escandalosos amorosos del cantante. Con esos antecedentes, The Weeknd regresa este 2020 con 14 temas que llevan el nombre de After Hours.

La aventura comienza con “Alone Again”, corte donde el chico Starboy baja las estrellas para convertirlas en vibraciones que describen la soledad provocada por la desesperación de no encontrar una identidad personal. Después llega “Too Late”, pieza que explora una estructura auditiva marcada por un inicio, un desarrollo y un final exquisito.

Fotografía: Facebook oficial The Weeknd
Fotografía: Facebook oficial The Weeknd

En “Hardest To Love” entra un Abel  agradecido por encontrar una pareja que confía en él; sin embargo, el músico acepta que no es el mejor compañero en medio de una canción melancólica que antecede a la siguiente escena titulada “Scared To Live”, pieza donde el cantante se lamenta por sus errores.

Un laberinto de sonidos futuristas estallan en “Snowchild”, melodía donde el compositor relata su avaricia por el dinero, palabra que también se presenta en “Escape From LA”,  pista que narra las ventajas de la fama. The Weeknd actúa con una sonrisa que refleja la esencia de un hombre despiadado en el cortometraje que ilustra “Heartless”. Minutos después entra “Faith”, track donde el protagonista pierde la fe de seguir adelante.

“Blinding Lights” es la chispa perfecta para conducir el coche de lujo que Abel maneja mientras canta “Maybe you can show me how to love, maybe” , palabras adornadas con sintetizadores que evocan la década de los 80. Más tarde llega el lado menos cruel de The Weeknd con “In Your Eyes”, canción envuelta en un saxofón suave.

“Save Your Tears” es un corte cubierto en sonidos repetitivos que no aburren, al contrario le dan ese toque  diferente  a la obra que cuenta con lágrimas de amor. El momento psicodélico entra con “Repeat After Me”, canción donde la colaboración de Kevin Parker (Tame Impala) es evidente por la atmósfera alucinante que dibuja la rola.

“After Hours” es la pista más larga del material, asimismo describe una parte del concepto que maneja el artista en su disco, es decir, Abel se arrepiente de sus errores y de los actos que cometió en el pasado. Y por último, suena “Until I Bleed Out”,  rola donde el cantante quiere eliminar los vicios de su vida.

Electrónica, synth pop  y new wave  son tan solo unos géneros que envuelven el largometraje de The Weeknd, además, ciertos sonidos viajan en el tiempo para recordar algunas vibraciones de Trilogy (2012), producción de R&B que compiló mixtapes que el artista publicó en el 2011. Cabe mencionar que los sintetizadores son los protagonistas de After Hours.

Este álbum es el resultado de unir ciertas características del pasado de  The Weeknd, por ello el disco es tan variado y no tiene una misma estructura ni narrativa, ni sonora, en ese sentido la producción es un laberinto de emociones que van desde la melancolía hasta la alegría o desde sonidos  lúgubres hasta ondulaciones bailables, por lo tanto, el cantante consolidó en una sola obra el resumen de su trayectoria musical; sin embargo, After Hours presentó una lírica compleja que el cantante no desarrolló anteriormente; no obstante, en algunas canciones Abel regresó a las letras oscuras que lo caracterizan donde el sexo y las drogas eran los argumentos principales. Igualmente el material incluye el presente del músico y su acercamiento a diferentes vibraciones sonoras.

El canadiense lanzó una obra que demostró el poder del compositor para crear una producción que contiene canciones oscuras que contrastan con otras rolas que sin duda serán un éxito. Entonces After Hours es una entrega que traspasa límites. The Weeknd es el cantante comparado con Michael Jackson y actualmente el músico que cuenta con más de 63 millones de oyentes mensuales en Spotify, ¿acaso Abel Tesfaye necesita algo más?

After Hours es un disco que vale la pena escuchar, ¡disfrútalo!

539 views
cool good eh love2 cute confused notgood numb disgusting fail