Article

LinkinPark-Brenda20

Al final, ni siquiera importa

Hay fechas un tanto extrañas por lo macabro que conmemoran. Unas son obvias, como el 3 de febrero, el día que ese avión se estrelló y nos dejó sin Buddy Holly, Richie Valens y JP Richardson. Otras como el 8 de diciembre, una fecha que causaría una celebración y una alegría, recordando el legado que nos dejó Jim Morrison como su nacimiento.

37 años después esa fecha quedaría opacada como el día que asesinaron a John Lennon, un evento que cimbró y paralizó al mundo. Una de las figuras más importantes fue quitada de este mundo por Mark David Chapman. Por si fuera poco, en 2004 Dimebag Darell de Pantera también fue asesinado a tiros mientras tocaba con Damageplan un 8 de diciembre.

Otra fecha más se agrega: 20 de julio. En el ’64, fue la fecha que nació Chris Cornell, vocalista de Soundgraden, Audioslave, además de otras bandas y sus proyectos en solitario. Una de las voces más importantes, de las melodiosas que no solo había visto el rock, sino la música en general.

Cornell tiene un legado siendo una de las voces fundamentales del grunge, sin la cual no podríamos entender los 90’s. Se convirtió en un referente para las bandas que le seguirían en el tiempo. Ahora esta fecha también esta marcada por alguien a quién el influyó en demasía.

Chester Bennington también se ha ido por elección propia, igual que el de Seattle. A los 41 años, decidió que era suficiente. Agobiado por varios problemas que arrastraba desde su juventud sumado al alcohol, drogas y el estrellato. Curisosamente —o no— era alguien muy cercano a Cornell. En su funeral cantó “Hallelujah” de Leonard Cohen, además de que la letra es una canción que sirvió para que Jeff Buckely, otro amigo muy cercano a Cornell, rozara el estrellato antes de terminar su vida también en tragedia.

Siendo el Nü Metal, el movimiento que le siguió al Grunge, es “normal” ver porque eran tan cercanos. Ambos, más bien géneros de nichos generacionales, siempre despreciados por esa facción “Trve” que nada le parece. Los primeros más que los segundos.

Ese es el legado que deja Chester, era un líder de toda una generación. De toda la camada que sigue viva al día de hoy (Korn, Papa Roach, Limp Bizkit o P.O.D.), Linkin Park fue el que más resaltaba. Eran los que más talento tenían, los que más experimentaban con su sonido. Desde su primer LP Hybrid Theory, que fue un de los hits más grandes de lo que va del siglo.

Ese disco fue uno de los estandartes para una generación, que además es el primero de ellos en irse. Era obvia la reacción de redes sociales. Todos los que crecieron con la banda —que ahora son mayoría— sí lo sintieron. De un disco que sí  fue éxito con la crítica y demostró todo el rango que la banda podía tener. Algo que no es solo obra de Mike Shinoda, Chester en las voces tenía esa capacidad para llevar la canción a donde fuera necesario.

Por eso Mike, dejó por algunos discos, esa faceta de lado dedicándose más a la producción. Esa misma capacidad fue la que lo llevó a estar con los Stone Temple Pilots —al margen de que pienses que no debió ser, que te haya encantando o que los Stone Temple Piltos debieron decir gracias mucho tiempo antes—.

LinkinPark-Brenda15

Por eso, también se dio una colaboración que nadie espera en Jay Z y Linkin Park. Carter no es el tipo que se junta con cualquiera, no colabora con cualquiera… tal vez R. Kelly pero cualquiera tiene un resbalón. Él fue quien le dio la oportunidad a Kanye para ponerlo en contexto.

Aunque la carrera posterior tal vez sea la mejor analogía para los que crecieron con ellos, tal vez dando tumbos, tal vez no encontrando su mejor lugar, sabiendo de lo que son capaces y lo que han logrado, a pesar a veces de juntarse con las personas adecuadas. Parece que a la mayoría de los que crecieron entre cuatro años y cuatro después de 1990’s, en lo que parece el clima social y político contemporáneo. Es una pena que su último disco haya sido… el menos bueno de su carrera —Metacritic no lo dice tan decente—.

Se fue alguien que no esperaba nadie que se fuera, a veces eso hace que se extrapole la situación. Igual perdimos a un icono de una generación. El problema es cómo se fue, es que parece que nunca le pusimos atención a las señales.

“Waiting for the end to come
Wishing I had strength to stand
This is not what I had planned
It’s out of my control”

561 views

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

cool good eh love2 cute confused notgood numb disgusting fail