Pin It
Relaxer

alt-J | Relaxer

Tal parece que las pretensiones del trío inglés nunca han sido mantenerse en una línea: el sonido de esta, su tercera producción discográfica, tiene pocas semejanzas con An Awesome Wave (2012, y de los mejores álbumes debut que he escuchado) y This Is All Yours (2014). Relaxer tiene de todo: piezas fuertes y extrañas como “Hit Me Like That Snare” o “In Cold Blood” (no puedo evitar pensar en el título con la obra de Trauman Capote, pero esta relación es fortuita, en ningún momento se hace alguna relación con el asesinato de la familia Clutter). Estas dos piezas son lo menos relajante que tiene el álbum.

Cabe mencionar que el disco de apenas (y casi) 39 minutos dice lo justo; quizá a excepción de que estas dos primeras piezas mencionadas pudieron haberse cortado, ojalá lo contemplen para una futura edición. El inicio es un poco ambiguo y a decir verdad, la canción menos lograda de todas; otra cosa es el audiovisual, cuya locación fue Real de Catorce, en San Luis Potosí. En dicho video, bajo la producción de Sarah Park y la dirección de Young Replicant, el también sencillo adquiere otro sentido: el de un pasado que va perdiéndose y el amor que echa raíces y la muerte perpetua.

En este álbum hay silencios al principio de las canciones muy prolongados. A veces confunde, tal como en “House of the Rising Sun”(¿una suerte de homenaje en el título para el tema de dominio popular estadounidense que hiciera famoso Joan Baez y The Animals?). También se encuentra este silencio en “Last Year”, tema con voces extrañas que se van perdiendo; pero los mejores temas son “Deadcrush” y “Adeline”; propuestas en la antípoda, quizá es por eso que resulta curioso (y hasta irónico) que estén juntos en la lista.

La canción que cierra este viaje “Pleader”, dicta un verso que recuerda a otra gran referencia, ahora una filme ganador de Mejor Película en los Premios Oscar de la Academia en 1941: How Green Was My Valley. Pero más allá de estas comparaciones y nexos muy descabellados que establezco aquí, este tema es un gran cierre, un deleite auditivo de principio a fin. Otra ‘referencia’, ¿soy el único que piensa en el Periférico Norte al ver la portada de este álbum? ¿Qué dices tú?



Estudiante de Ciencias de la Comunicación. UNAM. La música es el puente hacia lo inmortal

Rockshop

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *