Pin It

Botellita de jerez, todo lo que plagies te saldrá al revés

Pedir perdón ya pasó de moda, lo de ahora es plagiar. A lo largo de la historia hemos sido testigos de plagios en muchos ámbitos sociales, culturales, y hasta políticos. Muchos de estos llegan a tener una sanción al presentar las pruebas suficientes que demuestran la falta de creatividad o de ganas de hacer las cosas, aunque ha habido quien cree que la solución más sencilla es robar la idea (o peor aún, aplicar el copy-paste).

IMG_8675

Y por supuesto, en la música hemos tenido casos muy curiosos de plagio que han tenido en algunos casos severas repercusiones: desde sanciones económicas hasta retirar los derechos de regalías completamente. En algunos casos es necesario tener un oído bastante agudo para encontrar la semejanza entre las dos canciones en disputa; pero en muchos casos los protagonistas han tenido un evidente error de estilo, sí, de estilo para plagiar, pues la copia resulta casi idéntica a la original. Recordemos algunos casos sobresalientes:

  • George Harrison vs The Chiffons

En 1971 George Harrison lanzó su triple álbum debut titulado All Things Must Pass, el cual incluye la canción”My sweet Lord”, reconocida como una de las más representativas de su espiritualidad. Sin embargo, en 1976 fue acusado por la compañía Bright Tunes Music de plagiar a The Chiffons con la canción “He’s so fine”, lanzada en 1962.  Harrison testificó y admitió que conocía la canción en cuestión y fue sentenciado a pagar más de un millón de dólares por “plagio inconsciente”. Al final, Harrison se mofó de la incómoda situación al aparecer en un sketch de Monty Python titulado “The Pirat Song”, y además se inspiró para componer “This Song” que saldría en su álbum Thirty Three & 1/3. Quizás este es el caso más famoso de plagio en la historia de la música, no sólo por el personaje en cuestión, sino por estar rodeado de toda una trama de traiciones y venganzas, donde se vio involucrado Allen Klein, quien llevara por un tiempo los negocios de The Beatles desde 1969 hasta la disolución de la banda, ¡pero esa es otra historia!

  • The Beatles vs Chuck Berry

The Beatles fueron acusados de promover el consumo de drogas, de ir en contra de la religión, pero también de plagio: En 1969 lanzaron el mítico álbum Abbey Road que abría con la canción “Come Together”, la cual fue señalada por la disquera de Chuck Berry de ser un plagio de la canción “You Can’t Catch Me” en 1973. Lennon aceptó conocer la canción y ambas partes llegaron a un acuerdo extrajudicial del cual los detalles no fueron dados a conocer al público. Lo cierto es que se vio obligado a grabar tres temas de la disquera demandante como parte del pago de la infracción, pero eso eventualmente se convirtió en las sesiones de grabación de su sexto álbum como solista y, muy irónicamente, uno de los más aclamados: Rock ‘n’ Roll (1975), donde viene “Stand By Me”, “Be-Bop-A-Lula”, “Sweet Little Sixteen” y demás temas de los 50. Dato curioso: el track número cuatro de este disco es la canción por el que fue demandado.

  • Radiohead vs The Hollies

¿Recuerdan la imagen al iniciar este artículo? Pues se trata de este caso. “Creep”, la canción punta de lanza de la banda británica Radiohead lanzada en 1992 en el álbum Pablo Honey, fue señalada por parecerse mucho a la canción “The Air That I Breathe” del grupo británico The Hollies. Los compositores Albert Hammond y Mike Hazlewood demandaron a Radiohead. Thom Yorke y compañía fueron obligados a incluir sus nombres en los créditos de la canción.

  • Nirvana vs Killing Joke

Kurt Cobain y su banda Nirvana saltaron a la fama mundial con su álbum titulado Nevermind, que incluye la canción “Come as you are”, de la cual el grupo Killing Joke alegó que el riff fue copiado de su canción “Eighties” de su disco Night Time de 1984. Se entabló una demanda formal que fue abandonada a la muerte de Cobain.

  • The Verve vs The Rolling Stones

En 1997 The Verve publicaron el sencillo “Bitter Sweet Simphony”, para la que habían solicitado licencia del uso de un sampleo de cinco notas de la canción “The Last Time” de The Rolling Stones, pero para su versión instrumental orquestada por Andrew Loog Oldham Orchestra en 1965.  Sin embargo, los representantes de ABKCO Music acusaron a Richard Ashcroft de usar dicho sampleo de más y una corte obligó a The Verve a ceder el 100% de las ganancias que generara la canción e incluir en los créditos a Mick Jagger y Keith Richards. ¿Quién se encargó de las demandas y la abusiva apropiación de las regalías? Allen Klein, el mismo de la querella contra George Harrison.

  • Whigfield Vs Mungo Jerry

Whigfield tuvo dos acusaciones de plagio por el tema “Saturday NIght” en 1994: The Equals acusaban plagio a su canción “Rub a dub dub” y Lindisfarne acusaba plagio a “Fog on the tyne”. Ninguna procedió, sin embargo, la canción “Another Day” fue acusada por Ray Dorset, vocalista de Mungo Jerry por plagiar su éxito “In the Summertime”.

  • Rod Stewart vs Ben

Jorge Ben, compositor brasileño que aunque por nombre no lo recuerden, seguramente han bailado en alguna fiesta aquella pegajosa “Disco Samba” (Pepepepepepé-pepepepepepé-pepepepepepé-pepe!). Ben acusó de plagio a Rod Stewart de copiar en “Do ya think I’m sexy?” una parte de su canción “Taj Mahal”. Se entabló una demanda legal que ganó Ben, terminando el problema de manera amistosa debido a que Stewart acordó donar las regalías de la canción a la UNICEF.

  • Vanilla Ice vs Queen

En 1989 Vanilla Ice saltó a la fama con su único hit “Ice Ice Baby”, el cual poco a poco fue colocándose en los primeros lugares de las listas mundiales, razón por la que Brian May, guitarrista de Queen la escuchó sorprendido en una discoteca debido al uso de la melodía de la canción “Under Pressure” de Queen y David Bowie. Al no haber recibido una solicitud de autorización para el uso de la melodía de los representantes de Queen, estos amenzaron a Vanilla Ice con una demanda, a la que él contestó que su canción era distinta porque le había añadido una nota a la melodía original.  Finalmente se el juicio lo perdió Vanilla Ice y tuvo que reconocerlos como autores, siendo esta la primera de una serie de conflictos que terminarían rápidamente con su carrera.

Y podríamos repasar la historia musical entera y no terminaríamos de entretenernos con los detalles de acusaciones a The Beach Boys, Led Zeppelin, Coldplay, Oasis, Red Hot Chili Peppers, Muse, y hasta Madonna, Hombres G, Shakira y Armando Manzanero, por mencionar algunos. Lo que sí podemos concluir es que el plagio es un delito que en muchas ocasiones termina con una sanción, en otras termina con un acuerdo amistoso, y en otras, lamentablemente, termina impune. Y aquí cito a Silvio Rodríguez en su canción “Resumen de Noticias”: ‘si alguien que me escucha se viera retratado/ sépase que se hace con ese destino’

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>