Article

Carnadaentre

Carnada: “Lo único que tenemos como posesiones materiales, son nuestros instumentos”

Carnada es un quinteto formado en Santiago, en Chile, con un estilo indie rock realmente pegajoso. Más que una banda de rock, los miembros de la banda son una familia, literalmente, una que sabe que pelear por lo que quieres es realmente satisfactorio. En las próximas líneas tendrás la oportunidad de conocer acerca de ellos, de su historia y de paso, de la cultura chilena.

Revista Kuadro: ¿Qué significa Carnada?

Carnada: Estuvimos más de un año buscando un nombre, porque con nuestro primer proyecto nos llamábamos Los Hermanos Sí. Era un nombre que la gente nos puso… Buscamos entonces un nombre básicamente que no fuera muy largo o muy complicado, algo sencillo, que pudiera entrar básicamente en un bombo.

También que la gente lo pudiera recordar, que tuviera carácter y que representara la música que hacemos, que es básicamente que el mensaje de las letras sea la parte primordial de la energía y la fuerza del concepto del grupo.

Entonces nosotros dijimos: “si nosotros tenemos que entregar algo en cuanto a las letras, a su contenido, nosotros somos como la carnada de eso, los músicos, la banda”.

Y entonces somos… Carnada.

He conocido a bandas donde los integrantes son hermanos: Good Charlotte, Enjambre, etc. Pero nunca había escuchado de una banda con 4 hermanos, 2 de una familia y 2 de otra, ¿cómo fue que surgió la idea de esto?, ¿pensaron desde el inicio en sus hermanos menores?

Es que no lo pensamos así, fue muy natural todo, coincidía que unos tocaban instrumentos que otros no tocaban y ahí el problema fue: ¿quién canta y quién toca la batería?

Marco Soto (batería): Menos mal que no canté yo (risas).

Si no, nos hubiéramos ido a pique (risas).

Diego Rojas (voz): Siempre nos ha encantado la música y no encontramos nunca a un vocalista, a alguien con la actitud de tener un proyecto serio. Pasaba el tiempo y dije: “Voy a llamar a Marco, él es un excelente baterista, y yo puedo aprender a cantar (risas).

Soy afinado en realidad, tengo todos mis dientes (risas), y dije, “voy a aprender a cantar pero no cantaba nada, cantaba muy poco”. Ahí comenzó el proyecto, y luego se fue dando todo naturalmente.

¿Ventajas o desventaja de ser familia?

Ventaja todo el tiempo. Generalmente las bandas se disuelven por problemas de algún otro tipo.

¿Ustedes no han tenido problemas?

Un tiempo sí, casi un año quizá.

¿No es lo mismo enojarte con un amigo de banda a enojarte con tu hermano, o sí?

Fue una etapa en la que nos costaba mucho tocar. No encontrábamos espacio y estábamos desesperados, estábamos ansiosos porque teníamos el álbum, teníamos el disco editado ya, dijimos vamos a hacer un vídeo, con esto la gente nos va a empezar a conocer a través de un vídeo, ya que no podemos tocar.

 Y entonces los hermanos Soto se fueron de vacaciones (risas), se fueron con sus familias y sus novias y nos dejaron en Santiago. Llegaron el día antes que íbamos a grabar, y ya no alcanzamos a hacer nada.

De hecho nos separamos, estuvimos como un mes así sin hablarnos. Después nos juntamos otra vez, y de ahí hasta ahora ha sido mucho mejor, somos más responsables en todo en general.

Sabemos que tenemos que hacer todo, desde actualizar Facebook hasta conseguir fechas, todo.

¿Y cómo se sienten de estar acá en México?

Súper bien, nos ha gustado mucho, aunque el tema de la distancia y todo gigante, pero es una ciudad que nos ha gustado mucho.

¿Cómo los ha tratado la gente?

Muy bien, muy buena la recepción, muy cariñosa con lo que hacemos. Parece que la diferencia con Chile, es que aquí son súper fans de todo, como del fútbol, de un grupo, de alguien… Como que tratan de acercarse mucho más que en Chile. Allá te ven con mucha indiferencia.

Hace algunas semanas, me enteré que el circuito chileno es muy pequeño y fácil de recorrer, ¿es cierto, ustedes ya recorrieron todo ese circuito?

Sí. Lo que tiene Chile es que son muy pocos lugares para tocar, como 10 o 15, y se acabó. Entonces, para poder difundir tu música, para hacerte realmente conocido, hay que tener presencia en medios, porque en realidad la gente no va mucho a los conciertos, no hay esa cultura de ir a ver a bandas nuevas.

También, Chile es uno de los países donde las entradas para los conciertos son las más caras del mundo. En Argentina toca la misma banda que toca en Chile y sale más barato ir, comprar el pasaje en avión, pagar la entrada, que pagar la entrada en Chile.

Entonces la gente que va a ver a esas bandas, pagan mucho pero no tienen esa cultura de ir a ver bandas nuevas. Quizá por eso no somos tan conocidos allá, pero sí hemos hecho ese circuito que dices tú.

En Chile y el mundo en general, están de moda las bandas de electro pop. Entonces, un formato clásico de banda de rock necesita un escenario con ciertas características básicas, y cuando eres electro pop, nada más con tu sintetizador y con suerte una guitarra. Así puedes pararte en cualquier lugar y hacer tu presentación.

El pasado 31 de agosto fue su primera presentación aquí en el México, ¿les fue cómo esperaban?, ¿había más gente de la que quizá ustedes idealizaron?

Sí. Nosotros dijimos: “Vamos a tocar en el metro, la gente escuchará, pasará y escuchará un poco” Pero la gente se quedó y después compraron discos. Hicimos unos posters de la gira y querían que los firmáramos sin conocernos. Les gustó mucho el grupo y no sé, nuestros fans han aumentado desde ese día.

Hace poco llegaron a un acuerdo con Feria Music para la reedición de su disco y la distribución de éste en Chile, ¿para cuándo estará aquí en México el disco?

De hecho, parte de lo presupuestado en esta gira era tratar de conseguir algún sello que se interese por editarnos acá en México. Estamos trabajando aún eso, tenemos un acuerdo pero no se ha gestado realmente, también estamos presionando al respecto.

¿Aún no han tenido contacto con ninguna disquera o sello aquí en México?

Pues la que sabe eso es nuestra manager (risas)

Hemos estado buscando y averiguando qué es lo que nos conviene en realidad, porque la parte fundamental de nuestro proyecto es como nuestra libertad creativa, y entonces queremos encontrar un buen sitio, que nos permita desarrollarnos en esa dirección, que no nos obligue a cambiar el estilo o las letras adaptarlas para que encajen en tal radio, sino que les guste y apuesten por la banda.

A veces no será el sello más grande o la empresa más grande, pero en realidad será con la que mayor hagamos vínculo ahí.

¿Qué podemos encontrar en su música?

Nuestra música, y sobre todo el álbum Reversible, es un álbum optimista, y eso es algo muy difícil de encontrar en bandas de rock, que todo es como en contra y siempre quejándose. Y está bien, a nosotros también hay cosas que nos parecen horribles y nos hacen sufrir y nos parecen injustas, pero a pesar de eso siempre hay una salida, hay una posibilidad de algo mejor, que sobre todo pasa por un cambio interno y personal.

De eso trata Reversible, hay muchas canciones que son historias, otras son recuerdos, pero siempre tratando de dejar una luz al final, para que la gente no se corte las venas al final del disco sino que diga: “Mira, ¿sabes qué? Parece que todo no es tan malo como lo veo”. Por eso se llama Reversible, porque todo puede cambiar.

¿Qué tanto les ha costado llegar a ustedes hasta donde ahora están?

Muchísimo, mucho, mucho. Desde el dinero, la familia, el tiempo… El tiempo es lo que más nos juega en contra quizá. Pasan los años y te pones viejo, recién tienes un disco y una persona que empezó antes ya tiene cuatro.

Hemos pagado todo con nuestros propios trabajos de verano. De hecho, lo único que tenemos como posesiones materiales son nuestros instrumentos. El vídeo lo pagamos nosotros, la edición del álbum la pagamos nosotros con trabajos diversos… Pero en realidad lo que más cuesta, es que nuestro país es el último país del mundo, entonces ya costear un pasaje a México es muy difícil.

¿Qué fue lo que sus padres pensaron o dijeron cuando ustedes decidieron dedicarse de lleno a la música?

Luis Felipe Hernández (guitarra): Aquí tienes plata hijo, yo sé que puedes cambiar el mundo (risas).

Diego Rojas (voz): El riquillo de la banda (risas).

Luis Felipe: En mi caso, mis padres son profesionales universitarios. Entonces, biológicamente hay un pensar en que el hijo va a ser lo mismo: va a entrar a una universidad a sacar una buena carrera. En Chile el sueño de la gente es sacar una carrera, hay mucha gente peleando tratando de entrar a universidades, entonces, si tú quieres hacer algo diferente y tratar de salir de ese cuadrado, ya es algo complejo, pero gracias a Dios, nuestros padres nos han apoyado de diversas formas.

Con respecto a lo que comentan de la educación, ¿la música nunca fue una opción de salida para todos esos problemas que conlleva el poder tener acceso a la educación?

No para nada. A nosotros 5 nos motivaron mucho con el arte, desde pequeños nos metieron a academias de música, nosotros pasábamos tocando 8 horas diarias, todos los días, entonces no fue para nada una opción.

Hay veces que en las bandas las influencias se notan más que su propio estilo. ¿No creen que este sea el caso, puntualmente de Carnada con los Strokes?

Nos parecemos en muchísimas cosas, sobre todo en el vídeo “Una y otra vez”, se nota la influencia, lógicamente. También hay ciertas cosas que la gente no nota de las composiciones. Hay unas 10 bandas dentro del disco que uno puede encontrar, desde Cindy Lauper hasta Interpol, de todo.

¿Entonces, la idea sí era parecerse a los Strokes?

A nosotros nos gustó  la idea del concepto de The Strokes sobre todo por lo natural. Por ejemplo, hay muchas bandas que hacen un disco súper recargado con la producción, sintetizadores, doblajes de guitarras, se agregan muchas pistas al fondo, y cuando tú las vas a ver, sientes como que está vacío. A nosotros nos gusta mucho eso de The Strokes o Interpol, que el disco sonaba exactamente igual, eso nos gustó mucho de The Strokes, sobre todo de los primeros 2 discos.

 ¿Algo que quieran decirle a sus fans mexicanos?

¡Volveremos! (risas). Estamos muy contentos de verdad, va a sonar feo, pero nos sentimos mucho mejor acá. Nos sentimos muy valorados.

397 views

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

cool good eh love2 cute confused notgood numb disgusting fail