Pin It

Chetes: 20 años después, la música es el pretexto perfecto

Fotografías: página oficial de Facebook

Por más que pase, existen cosas que el tiempo difícilmente ha podido cambiar. Es difícil imaginarse los últimos años y primeros del presente siglo sin pensar en una canción de Chetes. Han pasado ya 20 años desde que Zurdok sacó su primer álbum, Antena, de 1997; y con ello dado inicio a la carrera de uno de los innegables exponentes de lo que se conoció en México como La Avanzada Regia. Es por eso que platiqué con Luis Gerardo Garza Cisneros, nombre real del hombre que busca cualquier pretexto para seguir haciendo música.

“Como Chetes tengo la seguridad de hacer mis discos, y en todo el sentido de la palabra pues al producirlos yo también resulta más económico. Es también refrescante porque vas desarrollando tu seguridad y siempre vas aprendiendo”, responde Luis. Hace un momento le había preguntado qué es lo que encontraba en su proyecto como solista y no en Zurdok, Vaquero o actualmente con Mexrrissey, banda tributo al cantante de The Smiths; Morrissey. Sin embargo no todo es miel sobre hojuelas todo el tiempo. “Con una banda compartes éxitos y fracasos; yo he tenido que pasar por eso solo”.

Con el álbum Stereotipos, el más reciente, Chetes considera que se ha atrevido a hacer canciones que anteriormente no, esto lo ha vuelto más honesto como músico y compositor. Es precisamente en el título del disco que se encuentra el sentido de su obra a través de los años: el romper el esquema y seguir buscando una manera distinta de transmitir una idea; sobrepasar los estereotipos, pues al final de cuentas todo sigue siendo música. No obstante aclara: “todo tiene que ser divertido para que funcione”.

La imagen puede contener: 1 persona

Esto va de la mano con su proceso creativo. “La melodía es lo que me atrae; en cuanto a las letras, trato de poner lo que soy. No me gusta adornar con palabras que no uso comúnmente. Quiero que quien escuche mi música tenga buena vibra, que le haga sentir algo”, y está convencido que sólo siendo honesto consigo mismo se puede lograr dicho objetivo.

Pero si por algún motivo no pudiera continuar con Chetes como proyecto, ¿qué haría Luis Gerardo? Él responde: “Desde Zurdok me he tenido que adaptar a la música hasta convertirla en mi vida. Y la vida me ha guiado. No sé cómo, pero encontraría la manera; un dúo, una banda, no sé. Siento que la vida me pondría en el camino adecuado para seguir haciendo música”, porque Chetes se muestra como un ser destinado a hacer (y finalmente ser) música.

El tiempo da pie a poder mirar atrás y ver el camino recorrido. Es por eso que Chetes preparó un álbum conmemorativo de estas dos décadas musicales. “Este disco es completamente en vivo. No busco la perfección; por lo que los silencios y las reacciones del público están fielmente plasmadas; no como en otros álbumes donde se editan. Es real”. De este material se desprende una nueva versión de un mítico tema “Que me maten” (Blanco fácil, su debut como solista lanzado en 2006) acompañado de Carla Morrison, él observa: “tuve la curiosidad de esta colaboración cuando escuché la versión que ella hizo de la canción, además es una gran composición, me prende. La gente ha reaccionado bien y por eso decidí llamarla para colaborar conmigo”.

Finalmente, y en este ejercicio de retrospectiva, Luis Gerardo seleccionó una canción de cada proyecto musical en el que ha estado a través de estos 20 años. Estas fueron sus favoritas:

  • De Zurdok: “Luna”, pues es una canción elegante y yo la compuse. Me siento orgulloso de ella.
  • De Vaquero: “Volver a vivir”.
  • De Chetes: “Querer”.
  • Y de Mexrrissey: “El primero del Gang (First of the Gang to Die)”.

¡Gracias por estas primeras dos décadas de música, Chetes!