Article

Chetes_Emilio2

Chetes nos cuenta su ‘Odisea Magnética’ para poder lanzar este nuevo disco

Siempre imaginé a Chetes como una persona sencilla y humilde, quizá por eso ha llegado hasta donde está, y claro, por su talento nato con la música. No estaba equivocado, pues a pesar de que llegué unos minutos tarde a nuestra cita, él se comportó amable y me atendió felizmente.

-¿Quieres algo de tomar? Ahí hay cocas frías- me dijo al verme agitado por llegar corriendo.

-Hola Chetes, soy Emilio, mucho gusto- le dije, a lo que contestó con una sonrisa – Yo soy Chetes, ven siéntate y hay que comenzar-.

Este nuevo disco es un tanto especial, pues diferencia de sus discos pasados, ‘Odisea Magnética’ se grabó por completo de manera análoga. Esto no es nada extraño si consideramos que la música favorita de Chetes proviene de los 70, los 80 y los 90, años en donde grabar de esa forma era algo muy recurrente.

“Tenía la inquietud de hacer un disco por completo en cinta y rifármela en una máquina de sólo 16 canales, que al final de cuentas es una limitación porque no puedes meter arreglos solo por meterlos, debes ser más efectivo en ese sentido. También fue una especie de respuesta a lo que se escucha hoy en día, pues ya casi todo es muy procesado, muy arreglado, casi casi perfecto y yo quería hacer un disco con estas imperfecciones y que fuera más natural”

Chetes tiene la fortuna de contar con su propio estudio discográfico, pero aun así sufrió ciertas dificultades al momento de grabar; incluso estuvo a punto de desechar la idea de hacerlo de manera análoga y comenzar a grabar de forma digital.

“Tuve que arreglar mi máquina y mi consola porque estaban fallando, había algunos canales que no grababan, tuve que cambiar los capacitores y limpiar todo, fue un aprendizaje muy técnico para mí. Luego tuve que mandar a pedir cinta nueva y llegó dañada porque se quedaba pegado el material de la cinta en la cabeza, como que se opacaba todo el sonido, entonces busqué otra cinta que tenía guardada y sucedió lo mismo. En fin, conseguí una cinta buena y en el primer día de grabación, el problema era la máquina, se disparaban demasiado los agudos, algo muy raro. Yo estaba desesperado y le dije a mis ingenieros, ya estuvo bueno, mañana conectamos la computadora de nuevo y ni modo que sea digital, pero hice un último intento, cambié la cinta y comencé a grabar y como se escuchaba bien, le seguimos, pero sí estuve a punto de hacerlo digital y olvidarme de esta idea de lo análogo”

Después de leer esto, entenderás por qué el nombre de ‘Odisea Magnética’, ya que describe todo lo que tuvo que pasar para poder grabar un disco tal y como él lo quería.

“Ese nombre era la burla entre mi esposa y mis amigos, fue mi ‘Odisea Magnética’; pensé en cambiarle el nombre a algo más poético quizá, pero no se me ocurrió nada más y eso describía muy bien el proceso de grabación, y por eso se quedó”.

No cabe duda que esta decisión fue arriesgada, pues en un mundo donde se escucha música demasiado procesada, se corre el riesgo de que la gente piense que el disco está mal producido por escucharse diferente, sin saber, que esa era la intención. Además, como el propio Chetes lo dice, trabajar de esta forma le hizo olvidarse un poco de la “perfección en el sonido”.

Chetes_Emilio

“Me daba miedo que la gente fuera a escuchar los “detalles” de las canciones, porque se graban por tomas completas, entonces puede haber una parte que no te gustó demasiado de la toma, pero no lo puedes editar, tendrías que regrabar toda la canción de nuevo, y corres el riesgo de que ya no suene igual. Además, son precisamente esos detalles los que le dan la identidad al sonido, no sé, un rasgueo accidental de la guitarra, un golpe no planeado en la tarola, alguna respiración etc. Esas imperfecciones son únicas de este tipo de discos”.

Al ser un disco tan personal, la mayoría de los instrumentos fueron tocados por Chetes, sin embargo, hay algunas colaboraciones muy interesantes.

“Está Guardiola de Zoé, también está Beto Ramos de Jumbo, Alejandro Rosso de Plastilina Mosh, Cholo de Los Claxons, el Potro Farias que siempre ha trabajado conmigo desde Zurdok, entre otros más, fue muy divertido el proceso de grabación con todos ellos”.

Todos estos músicos apoyaron a Chetes durante el proceso de grabación, no sólo en el tema de producción, sino también en el aspecto psicológico, pues fueron parte fundamental para convencerlo de que no se rindiera y que lo siguiera intentando de manera análoga, y qué bueno que así fue, pues este trabajo suena más a él mismo.

“Hay muchos amigos que me conocen desde siempre y que conocen mis influencias musicales como The Beatles, The Rolling Stones, The Beach Boys, etc. y me han dicho que este es el material que suena más a lo que siempre he buscado y yo también pienso que es mi material más íntimo”.

 

 

865 views
cool good eh love2 cute confused notgood numb disgusting fail