Pin It

Cinco canciones para amar a John Bonham

“I Believe in God, man. I’ve see him. I’ve felt hist power. He plays drums for Led Zeppelin and his name is John Bonham baby! “

-Nick Andopolis, Freaks and Geeks (1999)

 

Led Zeppelin fue uno de los grupos más influyentes dentro de la historia del rock, no sólo por retomar el blues, el soul y la música celta en sus canciones, ni por generar las bases del Heavy Metal; tampoco por sus líricas épicas donde hablan de amor, vikingos y vikingos que se enamoran —gracias Jack Black por esta descripción— y hacer referencias a las obras de Tolkien, sino por demostrarle al mundo que el estilo desenfadado del rock no estaba peleado con la pulcritud de una buena ejecución.

Bonzo Bonham quizá no era el frontman del grupo pero sí era el corazón, sin su batería marcando el tempo y llenando la línea melódica con sus poderosos fills, se habría cumplido desde el principio aquella predicción de Keith Moon, Led Zeppelin habría caído como el plomo.

La inesperada pérdida del baterista fue irreparable, pasaron más de veinte años para que los otros integrantes se juntaran para dar un último concierto allá por 2007, el único que pudo ocupar su lugar en ese momento fue su hijo, el también baterista, Jason Bonham.

“Bonzo was the main part of the band. He was the man who made whatever Page and I wrote basically work, by what he held back, by what he didn’t do to the tempos. I don’t think there’s anyone in the world who could replace him.”
-Robert Plant

Más que pertenecer a un legendario grupo de rock, Bonham dejó un gran legado musical pese a no tener una formación formal y ser considerado un baterista ruidoso, su nivel de ejecución redefinió la manera de concebir el papel de la batería y ha influenciado a varias generaciones de músicos.

Hoy Bonzo cumpliría 68 años de ser un hombre sencillo que amaba los autos de colección, la velocidad, el vodka y odiaba volar, para celebrarlo seleccionamos algunas canciones en las que Bonham golpea la batería con el mismísimo Hammer of the Gods.

BONZO

MOBY DICK

“Ladies and gentlemen, John Henry Bonham, ¡Moby Dick!”, después de decir lo anterior, Robert Plant deja el escenario y deja que ocurra el épico sólo de batería cuya grandeza sólo se asemeja con la mítica ballena blanca que describe Herman Melville en la novela con la que comparte nombre. Existen varias versiones de esta canción, misma en la que el baterista incluso tocaba algunas partes con las manos, una de 15 minutos que puedes ver en la película The Song Remains The Same, otra incluida en el  Led Zeppelin II  que apenas rebasa los siete minutos y una más cuya media hora de duración ocurrió durante un concierto en Seattle en 1977, en ésta, “Moby Dick” aún se llamaba “Over The Top” y no estaba del todo armada como la conocemos, sin embargo podemos escuchar algunos guiños de la versión final ¡Gracias Internet!

When the Levee Breaks

Esta canción pertenece al legendario Led Zeppelin IV, en ella podemos notar una característica destacada del estilo de Bonham, el dominio del matiz. En “When The Levee Breaks”, el papel de la batería es fundamental ya que es el alma de la canción; pese a que no escuchamos grandes adornos en la ejecución, podemos apreciar un ritmo constante y duro con breves explosiones armoniosas acompañadas de la guitarra de Page. La batería de Bonzo fue grabada  debajo de una escalera en Headley Grange, la acústica era tan buena que el guitarrista aseguró que no fue necesario instalarle micrófonos al drum kit de Bonham.

Achilles Last Stand

Es una canción épica no sólo porque habla sobre la vida de una de las figuras más importantes dentro de la literatura mundial: Aquiles, sino porque posee una ejecución orquestal de la línea rítmica que va de la mano de John Paul Jones y John Bonham, es tan precisa que logra transmitir esa sensación heroica y bélica digna del poema épico creado por Homero.

The Ocean

Una canción feliz, con un ritmo funky fácil de seguir para cualquier baterista primerizo. Aquí Bonham realiza variaciones que acentúan la lírica y los cambios de ritmo sin alterar el tempo original marcado desde el inicio por el conteo que realiza cuando comienza la grabación.

“We’ve done four already but now we’re steady

and then they went: One, two, three, four…”
-John Bonham, The Ocean

Bonzo’s Montreux

Es un solo de batería que viene en el Coda, la última producción de estudio y póstuma a la muerte de John Bonham en 1980, ese disco contiene material que fue descartado de los discos anteriores debido a que los demás integrantes de Led Zeppelin se negaron a continuar sin el baterista. “Bonzo’s Montreux” es una pequeña muestra de que Bonzo utilizaba toda su batería,  ya que pese a que Jimmy Page fue el encargado de darle ese toque electrónico al solo, se logra distinguir mucho del estilo baterístico que lo caracterizó durante toda su carrera, como el uso de timbales, su maestría para dominar el bombo a gran velocidad o sus  tresillos inquebrantables marcados constantemente por los hi-hats.

¡GRACIAS POR TODO BONZO!

tumblr_o69bx34DEQ1u6ot8to1_500