Article

BillieEilish_RodrigoGuerrero4

Corona Capital 2019: el cierre con Billie Eilish, Keane, Interpol y más

Reseña: Diego García Venegas y Mariana Velasco

Fotografías: Rodrigo Guerrero

Día dos del Corona Capital 2019. Un poco menos de nostalgia, pero solo un poco. Al mercado de la añoranza del día anterior, se le sumaban Keane, Interpol y Bloc Party, sin embargo la más esperada de la noche fue la joven Billie Eilish.

Eso sí, hizo más frío que el sábado, aunque, afortunadamente, la lluvia se quedó guardada en las nubes grises que cubrían el cielo. Pese a que todavía quedaban algunos boletos, después de las 6pm, el acceso a los escenarios principales se volvió igual, o peor que el del sábado: un caos; sin embargo el ánimo jamás decayó y todos corrían para ver a sus bandas favoritas.

The Front Bottoms

En el Escenario Corona, la tarde fue inaugurada por los chicos de The Front Bottoms, quienes con su rock alternativo y toques de punk llenaron de energía a la gente que llegó a plantarse desde temprano para ver a Interpol y a sus fans de hueso colorado que los esperaban desde hace años, pues nunca habían visitado nuestro país.

Brutus

Una de las sorpresas más gratas de este domingo fueron los noruegos de Brutus. Con tan sólo media hora de show en el Escenario Doritos lograron ganar decenas de fans nuevos, pues su propuesta de hard rock se destacó por tener la voz femenina de Kim Molander al frente, quien posee un tono poderoso e inigualable, sin mencionar que su segundo rol en la banda es tocar la batería y llama mucho la atención su coordinación para manejar ambas cosas. Para la tercera canción los gritos de “¡Brutus, Brutus, Brutus!” ya eran ensordecedores.

Brutus_RodrigoGuerrero

Snail Mail

El segundo set del Escenario Corona corrió a cargo del indie rock de Snail Mail, donde se reunió muchísima gente para ver a Lindsey Jordan y compañía en acción, quienes se mostraron muy enérgicos. La hermosa frontwoman no paraba de sonreír y agradecerle al público mientras interpretaba temas de su más reciente disco Lush, y vaya que sus fans le correspondían con ovaciones y hasta piropos.

Car Seat Headrest

No tocaron “Vincent,” esa épica canción de casi ocho minutos que llegó a las más altas posiciones del conteo Reactor del 2016. No obstante, el show de Car Seat Headrest, el primero en México de la banda, estuvo más que a la altura demostrando que ellos son una de las cartas fuertes del indie rock del siglo. La agrupación decidió equilibrar su show con rolas del Twin Fantasy y el Teens of denial, como “Bodys”, Fill the blank”, “Cute Thing”, la muy coreada “Drunk Drivers/Killer Whales” y “Destroyed by Hippie Powers” y “Stop Smoking”. Esperemos vuelvan con más tiempo, más intensidad (Will Toledo no es precisamente el más carismático frontman) y, obviamente, con “Vincent”.

SnailMail_RodrigoGuerrero

CarSeatHeadrest_RodrigoGuerrero

Kurt Vile

Luego de su último show en México en 2017, Kurt Vile volvió para enamorarnos de nuevo en el Escenario Doritos con ese folk que tanto nos encanta, canciones largas y solos de guitarra interminables. Su set le puso el toque relajado a la tarde previo a la gran noche que todavía nos esperaba y gustó a gente de todas las edades. Un deleite escuchar su reciente LP del año pasado Bottle In It y su nuevo sencillo “Baby’s Arms”.

Two Feet

Two Feet fue un grata, gratísima sorpresa. Bill Dess tomó el escenario principal y se encontró ante una plancha bastante nutrida con chicas encima de hombros y muchos celulares. La fama viral que ha tomado es proporcional a su talento con la guitarra y a la sutil forma que tiene para componer. Fue una experiencia intensa, casi etérea, en donde lo que más se apreciaba era el rasgueo de guitarra en rolas como “Love is a bitch”, “Had Some Drinks”, “Go Fuck Yourself”. Bien Two Feet, que, después del CC2019 se ha convertido en una adquisición a mi lista de reproducción del año.

TwoFeet_RodrigoGuerrero2

TwoFeet_RodrigoGuerrero

Broken Social Scene

Uno de los actos más esperados que logró crear una atmósfera nostálgica y rockera al mismo tiempo. Como era de esperarse, el colectivo Broken Social Scene salió en multitud. Ocho músicos en escena, tres cuatro guitarras, un sax, una trompeta, dos y hasta tres voces, eso presentó la agrupación canadiense en el Corona Capital. Fue una presentación tranquila, llena de luz, en la que interpretaron canciones como “Halfway Home”, “Protest Song” o “Anthems for a seventeen Year Old Girl”. La banda cumplió, aunque su presentación se sintió un poco fría, tanto como la noche que, en ese momento, empezaba a caer.

Sofi Tukker

Tan pronto como Kurt Vile bajó del Escenario Doritos, el staff del dúo Sofi Tukker comenzó los preparativos para su show, adornando todo el espacio muy al estilo de una jungla con flores, plantas y muchos colores. Para las 5:20 la explanada ya lucía totalmente llena y entre gritos salieron Sophie y Tucker con vestuarios súper coloridos para interpretar la enérgia “Fuck They” que puso a bailar a todos. Durante “Awoo” Sophie estaba tan feliz que decidió hacer crowdsurfing y ambos músicos se notaron muy sonrientes durante todo el set. No faltaron las famosas “Best Friend”, “Drinkee” y su más reciente single “Purple Hat”.

SofiTukker_RodrigoGuerrero2

SofiTukker_RodrigoGuerrero3

Yung Bae

El productor de disco y “future funk” Yung Bae salió al Escenario Seat apenas cayó la noche y puso a bailar a todos los que se dieron cita entre luces de múltiples colores y mucha energía, pues había desde fans que ya lo esperaban hasta gente que sólo pasaba por ahí y decidió quedarse por su buena vibra.

The Voidz

Porque una vez no basta. El público se agrupó entorno a The Voidz, proyecto alternativo de Julian Casablancas, que ya había cerrado un día antes las acciones con The Strokes. Siendo honestos, la distancia entre una agrupación y otra es abismal y se siente en la forma en que el público no logró conectarse del todo, con una propuesta que sí, es interesante, pero que puede no saber a nada. Irreverente, Julian se dio el lujo de bajar a saludar al ferviente público que lo esperaba, dejando atrás el sonido tan extraño que caracteriza a su proyecto. ¿A que suena? Un poco de metal, industrial, garage rock, noise rock, todo eso rastreado en canciones como “Pyramid Of Bones”, “Black Hole”, “Human Sadness”.

TheVoidz_RodrigoGuerrero2

TheVoidz_RodrigoGuerrero4

Flume

A las 7:10 de la noche, el Escenario Doritos se abarrotó de una manera imponente para ver al productor australiano Flume, quien con su electrónica combinada con trap tuvo el poder de convocar a un tipo de público muy específico que lo único que querían era bailar y pasarla bien, pues sabemos que esos dos géneros son lo que más suena hoy en día, y qué mejor para su regreso a nuestro país desde el Ceremonia de 2016 que el lanzamiento en este año de su nueva y prendida mixtape Hi This Is Flume.

The Raconteurs

¿Qué decir de The Raconteurs? Jack White. Punto. Fue la primera visita de la banda en México, en la que logró recorrer sus tres discos de estudio. Canciones como “Consolers of the Lonely”, “Don’t Bother Me” “You Don’t Understand Me” o “Somedays (I Don’t Feel Like Trying)” lograron encender, un poco, a un público que esperaba en ese escenario a Billie. Uno de los mejores actos del Corona Capital de este año, así de sencillo. El directo de The Raconteurs es francamente un deleite de rock en donde Jack White saca a relucir su genialidad y virtuosismo musical con la guitarra, la voz, el piano. A lado de él, músicos igual de talentosos lo acompañan en una presentación francamente poderosa. The Raconteurs es digna de ser headliner en próximas ediciones. SI es que White no cambia de banda pronto…

Flume_RodrigoGuerrero

TheRaconteurs_RodrigoGuerrero3

Bloc Party

Uno de los shows más esperados de este fin de semana sin duda era el de los ingleses de Bloc Party, pues desde el principio prometieron tocar su exitoso álbum Silent Alarm en totalidad. Kele Okereke y compañía salieron al Escenario Corona a las 8:20 para llenar de nostalgia dosmilera al público con tracks como “Banquet”, “Helicopter” y “This Modern Love” entre mucho ánimo y gritos.

Keane

Más y más nostalgia significó el regreso de Keane a México después de siete años de ausencia. Fue un espectáculo bonito, lindo pues, en el que Tom Chaplin, Richard Hughes, Tim Rice-Oxley y Jesse Quin complacieron a sus numerosos fans con más de quince canciones. Aunque tuvieron problemas iniciales de sonido, y un cambio de horario anunciado horas antes de su presentación, la agrupación inglesa sí logró conectarse con su público. ¿Y cómo no? Lo que hizo la banda fue presentar, una por una, un repertorio de éxitos entre las que destacaron “Bend and Break”, “Silenced by the Night”, “Phases”, “Everybody’s Changing”, “Is It Any Wonder?”, “Spiralling”, “Nothing in My Way”, entre muchas otras.

Antes de cantar “This is the last time” Tom Chaplin se envolvió en una bandera de México, siendo algo muy simbólico ya que así se sintió su presentación: una banda envuelta y apapachada con sus fans que se veían muy contentos. Keane los premió con “Bedshaped”, “The Way I Feel”, la clásica ya “Somewhere Only We Know”, “Crystal Ball” y “Sovereign Light Café”.

BlocParty_RodrigoGuerrero4

Billie Eilish

Para cerrar el Escenario Corona Light, donde ya no cabía ni un alma, apareció la icónica Billie Eilish para dar su primer show en México luego del éxito mundial de su álbum debut when we all fall asleep where do we go? con su extravagancia de siempre: un conjunto de shorts y sudadera naranja en talla extra grande y el cabello verde peinado en dos chonguitos desordenados.

Con toda la energía del mundo, hizo saltar a todos los asistentes abriendo con “bad guy” y el piso temblaba, para seguir bailando con tracks como “you should see me in a crown”, “COPYCAT” y “all the good girls go to hell”, y claro que nos hizo llorar un poco con “ocean eyes” y “when the party’s over”. La cantante se mostró muy interactiva y amistosa con sus fans, dando las gracias constantemente y pidiéndole a todos que estén agradecidos por el simple hecho de estar con vida y respirando.

BillieEilish_RodrigoGuerrero2

BillieEilish_RodrigoGuerrero6

Interpol

Aunque la decisión de cerrar con Interpol fue más un premio a trayectoria, la banda no era la mejor elección para cerrar el festival y se notó. La música de Paul Banks y compañía no es precisamente alegre o bailable y por eso gran parte de los asistentes se veían cansados después de dos jornadas, en estado casi zombie sin poder conectarse del todo.

Sin embargo, es de resaltar que éste fue uno de los mejores setlist que la banda neoyorquina ha presentado, excelso y muy cumplidor plagado de sus mejores canciones de sus dos primeros (y mejores) álbumes, Antics y el icónico Turn on the Bright Lights. No sonó una sola canción ni de “El Pintor”, ni de su nuevo EP, ni de su material homónimo.

Desde que abrieron con “C’mere” del Antics presagiaba que no se guardarían nada. Y así fue. Después sonó la primera del icónico la nostálgica “NYC” y con la que aparecieron su excelente juego de luces. Era una noche en general para dar un auténtico golpe eléctrico de nostalgia como lo fue todo el Corona. Solo tres canciones sonaron de Marauder, sus dos sencillos “The Rover”, “If you really love nothing” y “Stay in Touch”, y dos del Our Love To Admire, eso sí, rolones: “The Heinrich Maneuver” y “Rest My Chemistry”.

Lo demás fue puro Antics, del cual interpretaron “Take you on a Cruise”, “Evil”, “Not even jail”, “Slow Hands” y “Narc”, y Turn on the Bright Lights del cual sonaron excelsamente “PDA”, la desolación con “The New”, “Obstacle 1”, “Untitled” con la que regresaron de su encore y “Stella Was a Diver and She Was Always Down” la última canción del festival.

Interpol_RodrigoGuerrero

Interpol_RodrigoGuerrero3

Years & Years

A la par con Interpol, el cierre de esta décima edición del Corona Capital estuvo a cargo de Years & Years en el Escenario Levi’s, quienes venían frescos de haber tocado un show en solitario en El Plaza Condesa la noche anterior y nos ayudaron a olvidar el frio entre tanto baile y emoción. Como siempre, el carisma de Olly Alexander fue la gran dominante mientras interpretó canciones de su más reciente álbum Palo Santo y vaya que descubrimos que el synth pop es una gran manera de terminar la noche.

El camino hacia la salida del Autódromo estuvo decorada con todos los memorables carteles que nos ha traído el Corona Capital hasta este año, y este aniversario fue sin duda algo especial y excepcional, pues además de habernos traído un par de bandas que estuvieron en la edición de 2010 y varios actos dosmileros que nos llevaron de vuelta al apogeo del rock alternativo anglo, también nos trajeron lo más moderno de lo moderno y eso hizo que fuera un festival para gente de toda edad, generación y gustos musicales.

El Corona Capital ya sólo puede mejorar de ahora en adelante y ya no podemos esperar para saber a quiénes veremos en 2020.

592 views
cool good eh love2 cute confused notgood numb disgusting fail