Article

DSC_3457

Cuando Julieta dice “íntimo”, habla en serio

Fotos: cortesía Selene Ortiz Tolentino //@sel_ot

Es que en estas cosas del amor, poca gente le entiende tanto a ello como Julieta Venegas, que este 14 y 15 de febrero, se presentó ante un Teatro de la Ciudad completamente vendido, abarrotado, pero sobre todo, contrastando la lluvia que afuera había, con la lluvia de adentro, de sonrisas y amor.

Un poquito antes, Belafonte Sensacional calentaba todo sentimiento para que en punto de las 21:00 horas, un Julieta Venegas entrara al escenario, simple, sí, íntimo, en donde sólo había un piano, un acordeón, un cuatro y una guitarra, y ella, ataviada en un vestido rojo, zapatos negros, pero sobre todo, en una sonrisa que auguraba que este show “Íntimo” realmente lo sería.

DSC_3356

Los casi tres años de abandono, durante los cuales ella vivió en Argentina, buscándose, pasaron a segundo término cuando comenzó con “Ilusión”, prometiendo eso, una noche llena de ilusión. Y es que si alguien sabe manifestar, hablar sobre el amor, es ella, que comenzó un paseo de esos que, de su mano, no son para cualquier acompañante, sino precisamente para ir con alguien que en efecto, conozca, sienta, manifieste amor.

“Les quiero contar un poquito del show y lo que tengo preparado. Hay muchas canciones que van a conocer, algunas no porque son nuevas… Hay algunas que no son tan conocidas, pero que quiero mucho. Es una felicidad estar aquí. Gracias”.

En un diálogo constante con el público, se dio este viaje por 28 canciones en donde ella cumplió esa presentación. Sí, algunas conocidas incluso ni por ella, pero en versiones maravillosas como cuando interpretó “Ojos de videotape” de Charly García, “Canta, canta, canta”, de nuestro amado José Alfredo Jiménez, o “Se me olvidó otra vez” de Juan Gabriel, no sin antes aclarar que “No es de Maná” para risa y deleite de los presentes seguida de “Eres para mí”. O el gran momento en que presentó a Emmanuel del Real de Café Tacvuba para interpretar una extraordinaria versión de “Despedida”.

DSC_3472

Entonó también “Despechada mexicana” y “Seguiré Viva”, “Debajo de mi lengua”, “Una respuesta”, “Canciones de amor” y “Oleada” paseando también entre instrumentos.

Un momento fundamental fue cuando interpretó “Déjala dormir”, canción que ella explicó de manera puntual:

“Esta canción está inspirada en toda la Ola Verde que se ha extendido a México:

¡Creo en el derecho de las mujeres a exigir la despenalización del aborto”.

Otro gran momento de la noche fue cuando vimos una Julieta distinta, recitando la poesía “Sola” con Idea Vilariño. Pero no sería la única invitada, porque también interpretó “Revolución” y “Andar conmigo” con el Ensamble Allaire.

No fue pretexto que hubiera canciones inéditas para que no se volviera todo el recinto un coro, y menos cuando ella misma lo enseñaba como fue el caso de “Si hay palabras”.

Una noche mágica, una noche para compartir con alguien que entendiera ese acto de amor tan íntimo, donde ella misma definiría la sensación:

“Si vamos a celebrar, vamos a celebrar el amor en serio, el amor diverso, y hay que amar todas las formas del amor, todos los tipos de amor”.

Y no habría mejor manera de cerrar ese concierto sublime, que como ella misma lo hizo:

“Antes de irme, quiero decirles lo hermoso que fue para mí estar con ustedes cantando juntos, volver a vernos, así que aquí estoy y no me iré nunca”.

 

DSC_3405

2030 views
cool good eh love2 cute confused notgood numb disgusting fail