62b866c9-c0d5-4bcc-827b-1d4b3e465761

Deep Sea Arcade hace un regreso atinado con Blacklight

Pasaron seis largos años antes de que pudiéramos deleitarnos con otro disco de Deep Sea Arcade, el dúo australiano con una gran propuesta para el indie rock. Su primer álbum Outlands (2012) estuvo cargado de sonidos simples y típicos del género que a veces eran más dinámicos y a veces lentos y melancólicos, pero en este nuevo material titulado Blacklight, nos muestran una evolución indudable que los lleva por muy buen rumbo.

“Close To Me” es el track de inicio perfecto para apreciar ese cambio. Es una especie de hip hop lento y nostálgico, en el que destaca la voz de Nic McKenzie como el elemento que recuerda al álbum pasado por su efecto de lejanía. “Learning To Fly” es una mezcla muy interesante: violines para el toque clásico, la guitarra acústica y efectos como del espacio dan resultado de un rock psicodélico pero con lo divertido del indie y un coro muy pegajoso.

62b866c9-c0d5-4bcc-827b-1d4b3e465761

Las siguientes canciones son enteramente psicodelia, con toques setenteros y muchos efectos que hacen especial cada track, resaltando “Oh Julia” con una línea de bajo muy marcada y dinámica que junto con el piano la hacen muy bailable. “Outlaw” con un halo muy nostálgico y “Don’t Look Back” que incluye un poco del hip hop parecido a “Close To Me” y teclados que le dan un ritmo oldie.

“Joanna” es de lo mejor del álbum, pues tiene un inicio muy rockero que poco a poco se va transformando en el clásico indie rock de la banda, y finalmente “Ready” es un muy bien cierre, pues podría ser fácilmente la pista más psicodélica, pero con una onda lo-fi en el ritmo que la hace muy especial.

Blacklight es un disco que tuvo un periodo de creación lento y otro rápido; algunas canciones se hicieron en años y otras recientemente. McKenzie lo describe así:

“En el primer álbum siempre me escondía detrás de algo y escondía mi vulnerabilidad, y eso me hizo sentir desconectado… En este disco me siento como si me hubiera forzado a dejarme pensar, ya no soy vulnerable pero voy a decir cosas sobre ser vulnerable y cuando hable al público seré esa persona, seré yo mismo”.

Deep Sea Arcade tuvo un regreso triunfal, quisieron experimentar y llevar a otro nivel su sonido clásico y les salió bien. La esencia de la banda sigue estando ahí y sin duda el haber trabajado con el productor Eric J los ayudó a encontrar las variaciones correctas que podían incluir.

 

193 views
cool good eh love2 cute confused notgood numb disgusting fail