Jazz day

Día Internacional del Jazz: ¿México podría ser sede?

El 30 de abril de 2011 la UNESCO declaró tal fecha como un merecido homenaje al jazz, desde entonces un comité organizador se encarga de elegir a las ciudades sede para celebrar el Día Internacional del Jazz. El año pasado fue elegida la ciudad de La Habana: esta ha sido la segunda en el continente americano (la primera fue Washington DC para 2015) y la primera en América Latina. Para este año, conforme el foco de atención que tiene ya Rusia por ser el país sede para el Mundial de Fútbol Soccer de la FIFA, será en San Petesburgo.

Toda expectativa para el 2019 queda descartada, pues al igual que la contienda deportiva, son dos las ciudades que se eligen para los años posteriores: Sidney, la capital de Australia, será la encargada de celebrar esta fecha conocida por la mayoría por ser el Día del Niño en nuestro país. Pero esto, aunado a que abril es determinado por muchos entusiastas como el mes del jazz, me llevó a reflexionar: ¿México tiene la posibilidad de posicionar alguna de sus ciudades como próxima sede?

Resultado de imagen para International Jazz Day 2018
Mapamundi de las actividades oficiales registradas ante la UNESCO para celebrar el Día Internacional del Jazz 2018. Fuente: jazzday.com

En 2011, cuando la UNESCO declaró oficialmente la fecha, las razones para justificar que el jazz tuviera un Día Internacional fueron:

  • La promoción del diálogo entre culturas.
  • La creación de oportunidades para la comprensión mutua y tolerancia.
  • La reducción de tensiones.
  • La bandera de la juventud para con el cambio social.
  • La innovación artística.
  • La creación de sociedades inclusivas.

Será quizá por el papel que ha tenido el jazz en la escena nacional que resulta complicado ver todas estas características. El pensamiento común no rebasa la idea de considerar al jazz como un género musical más y sólo eso. No sé cuál sea el uso ajeno al mero disfrute musical que el público mexicano de jazz —sí existe, por cierto— tenga; pero por mi parte es un medio de liberación. De hecho en una plática pertinente con una querida persona hubo concordancia en que el jazz es un género difícilmente de imposición; por lo general es el oyente el que acude como navegante a una isla llena de tesoros. Aunque con resabio, sabe que no hay lugar para la decepción.

La convivencia, el pretexto, la curiosidad y quizá la apariencia son los motores para la asistencia a un festival de jazz en la Ciudad de México. La mayoría, al ser gratuitos, añaden un valor que resulta atractivo a las familias o grupos de amigos que asisten al EuroJazz o a las presentaciones de discos, como la de Dannah Garay. Pero realmente nadie se toma el tiempo de verificar quiénes son aquellos que se presentarán sobre el escenario, ni siquiera si eso es jazz. Dudo que haya una apreciación, pero sí hay calma. Sí hay inclusión, sí hay paz y lugar para el diálogo. El jazz entra como calmante para el oído ansioso, como arrullo para el estresado y como bálsamo para el melómano más experimental; quizá algún día el doctor general recomiende media hora de jazz al día a la par de la actividad física.

Imagen relacionada

Recuerdo aquí las palabras de Alex Mercado al mencionar el desinterés del sector privado en la inversión del Jazz para hacerlo un género musical. Ni más que un negocio musical como cualquier otro género ni menos que una política cultural disfrazado como concierto gratuito. Si es que México tiene una posibilidad de tener una ciudad sede para el Día Internacional del Jazz es por sus innumerables festivales, incluso en abril: en Aguascalientes el Festival de Jazz Chinito Mendoza, en Campeche el Festival Internacional de Jazz Campeche, en Guanajuato el Festival de Jazz León, en Jalisco el Encuentro Nacional de Jazz y en Puebla el Jazzatlán (que se celebra durante todo el mes). Para más información de eventos oficiales registrados como celebración oficial del Día Internacional del Jazz, dar clic aquí.

También son muchas las figuras y exponentes que ya no están entre nosotros: Eugenio Toussaint o Hilario Sánchez del Carpio. Y los que aún están regalándonos: Héctor Infanzón, Iraida Noriega, Magos Herrera y los que vienen: Alex Mercado, Dannah Garay, las hermanas Ingrid y Jenny Beaujean, y un largo y afortunado etcétera. Pese a todo, lo más probable es que la Ciudad de México la posible sede; el centralismo ataca de nuevo. Hay escenarios que se verían excelentes como el Palacio de Bellas Artes o la Sala Nezahualcóyotl para una inauguración. No obstante, Puebla o Guadalajara son ciudades prometedoras por su vida cultural. Probablemente en el 2020.

374 views
cool good eh love2 cute confused notgood numb disgusting fail