Article

diiv_deceiver

DIIV y una entrega más de shoegaze tradicional

Deceiver es el tercer álbum de estudio del cuarteto neoyorquino DIIV quienes, después de un proceso de rehabilitación de su vocalista Zachary Cole Smith, han lanzando este material a manera de exorsimo.

El disco nos entrega una colección de 10 canciones que ratifican que el shoegaze es lo que la banda sabe hacer, pero también nos deja en claro que seguir las normas al pie de la letra en cualquier género producen discos monótonos.

 


Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de DIIV (@lovealienzzz) el

Esta entrega de los estadounidenses sirve como analgésico para el dolor por el que su líder pasó durante su proceso de rehabilitación y cumple ese propósito de una muy buena manera. Las letras reflejan el conflicto y los demonios que se deben enfrentar para curarse de una enfermedad como lo es la drogadicción.

Pero al mismo tiempo, el disco dista mucho de su predecesor Is the Is Are (2016) que fue muy bien recibido por la crítica por la calidad en general de su trabajo y la conexión instantánea que tuvio con sus escuchas. Esto no quiere decir que el nuevo disco sea de mala calidad; sólo, nos parece, no hace honor a lo alto que ellos mismos dejaron su propia escala.

Hay momentos que destacan de esta producción y que merecen ser escuchados con especial atención. El álbum abre con “Horsehead”, pieza que hace un muy buen trabajo como parteaguas; capta tu atención, despierta tu curiosidad y te incita a quedarte los siguientes minutos. “Skin Game” es un momento distintivo del recorrido, cambia completamente el paradigma, sale de los cánones del género y explora elementos que la hacen una pieza muy disfrutable.


Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de DIIV (@lovealienzzz) el

“Blankenship” coquetea con el kraut rock, su ritmo rápido, cíclico te hipnotiza y te lleva a viajar por otras carreteras a las que el resto del disco nos tenía acostumbrados. Siempre es algo que se agradece, pues los neoyorquinos arriesgan poco en este esfuerzo y que existan un par de momentos en los que se permitan una pizca de soltura siempre es reconfortante para el oído.

En general el trabajo de esta banda, en el relativo corto tiempo que llevan juntos, se ha caracterizado por tener una tendencia muy marcada, un género muy específico y un sonido claro, y es algo de reconocerse en un mundo en el que cualquier artista puede desviar el camino con facilidad. Esta tercera fotografía sonora que nos regala la banda es un ejemplo de que han estado siendo fieles a sus influencias, que se mantienen vigentes dentro de un género que tiene sus propios reglamentos, ya sea para bien o para mal.

Nos parece que habrá quien considere esto un don y también a quien le parezca una maldición, pero a final de cuentas es una entrega que cumple con lo que DIIV nos prometió, al menos de manera tácita, y que nos corresponderá a nosotros, como escuchas, agregar a nuestros ‘playlists’ personales o pasar por alto.

186 views
cool good eh love2 cute confused notgood numb disgusting fail