00-story-promo-dita-von-tesse

Dita Von Teese: un debut inesperado

¿Alguna vez imaginaron que Dita Von Teese cantara? Sinceramente, yo no. Siempre la he visto como una mujer hermosísima, una sensual reina del burlesque cargada de cierta oscuridad y misticismo – digo fue esposa de Marilyn Manson-. Una modelo poseedora de un tímida belleza que raya en lo irreal, porque vamos… es demasiado perfecta.

En febrero de este año lanzó su álbum debut homónimo, sin embargo para sorpresa de muchos este disco va más allá de las aspiraciones artísticas de explorar un nuevo nicho de mercado o alguna inquietud personal, más bien parte de una cuestión meramente inspiracional, una en la que Sébastian Tellier tiene mucho que ver.

dita-and-sebastien-bw-c2ae-camille-vivier-e1516901558878

Tellier es el músico, cantante y compositor francés que compuso todo el álbum, inspirado de cierta forma en Von Teese, ella mencionó esto en entrevista para Vogue.

Él me dió un montón de demos en proceso con él cantando las letras que había escrito para mí. Era un poco como esta fantasía sobre mí y mi vida que me gustó bastante.

The journey en el mundo musical creado para Dita Von Teese inicia con “Sparkling Rain”, una melodia suave acompañada de la voz dulzona de Dita entonando versos cortos. Es como si nos imaginaramos el despertar diario de la modelo dentro de este imaginario creado alrededor de su rutina diaria.

 

Por su parte “Rendez-vous” es una canción que no se diferencia sonoramente de las demás canciones, sin embargo la letra está cansada de sensualidad, empoderamiento sexual “Hot mellow sun, My desire, out of hand, sexy poison. I play all my tricks on your lips again”.

La fórmula se repite en casi todo el disco, beat cadencioso, algo de sintetizadores, la voz dulce casi monótona de Dita… pero cuando piensas que todo seguirá igual, aparece “Bird of Prey”, tal vez sea una cuestión personal, pero es una canción triste pero brillante en cuanto a musicalidad de refiere.  Hay justo un verso que reza “You’re a little thing, bird of prey, looking for the chaos, in my decay”, quizá por esta carga simbólica y sensualoide de caer en es la única canción que utiliza Dita Von Teese en su espectáculo de burlesque.

De ahí nos vamos hacia la recta final con un cambio en la rítmica y melodía con “Dangerous Guy” en el que la canción se mezclan los ritmos, los idiomas y la música con el spoken word, sin duda una de las piezas fuertes de este disco.

La canción cierra con “Porcelain”, un regreso al synth y pop suave, sin embargo ahora de una forma diferente. Ya que podemos escuchar la voz de  Sébastian Tellier junto a la de Dita Von Teese en los coros y de esta forma se cierra el imaginario de Dita, con una oda a la piel de la modelo totalmente cantada en francés.

180 views
cool good eh love2 cute confused notgood numb disgusting fail