Article

a2336153152_10

Domesticated, la nueva versión de Sébastien Tellier

Fotografías: Cortesía

La personalidad tan diversa de la música de Sébastien Tellier siempre nos sorprende, desde su debut hace casi 20 años con L’incroyable Vérite hasta su más reciente trabajo Domesticated. Este veterano del pop francés vanguardista que siempre nos vuela la cabeza con la mezcla de sonidos y estilos que maneja, y generalmente nos saca de la rutina, sin embargo, con este nuevo disco Sébastien da la vuelta y toca un tema totalmente afín en nuestra sociedad actual, la monotonía de las responsabilidades del hogar.

3bfd1f5d-323f-4667-afa6-b8d28d3079f8

Domesticated es un disco corto y bastante electrónico mezclado con este pop que ya conocemos de Sébastien y que contrapuntea el mensaje central del disco, algo mucho más rutinario: lavar los trastes. Sébastien toma inspiración de su nuevo estado de vida, casado y con dos hijos, siendo un “amo de casa”, que podemos ver desde la portada del álbum y le pone el nombre sugerido por la directora de cine Sofia Coppola.

“A Ballet” propone desde el inicio el camino que tomará el disco, una mezcla de Yacht rock y una electrónica más mainstream, acompañada de la distorsión de las voces. “Stuck In A Summer Love” es justamente una canción mucho más romántica en cuanto a lírica, pero con ritmos nada típicos de una canción de este estilo; muy dance de principios de los 2000.

Cuando llegamos a “Domestic Tasks” es cuando agarramos “la carnita” del disco; es una de las canciones centrales y más interesantes sonoramente. Beats graves en el inicio y teclados al final, toca como ninguna el tema de la monotonía de las rutinas hogareñas, que aunque haya sido escrita antes de vernos inmersos en una pandemia que nos obligaría a todos a quedarnos en casa, termina siendo una oda a este 2020. Sébastien dice de esta canción que revela un dolor y angustia provocada por labores domésticas y que es como si los aliens llegaran a la Tierra y se decepcionaran por una raza humana sumisa y domesticada.

El disco mantiene una estructura similar con el resto de las canciones, “Oui” siendo una mezcla entre música disco y new wave pero muy sexy mientras que “Atomic Smile” baja el ritmo y se vuelve más onírica hasta las últimas dos canciones, “Hazy Feelings” y “Won” que mantienen el uso de sintetizadores y palabras incomprensibles.

5bcdd1f5-7231-42c2-9e76-e79ba41fda7d

Es difícil darle un sentido a las canciones si no sabes de antemano el fondo del disco, es complicado entender de qué habla debajo de tanta distorsión, que a veces opaca la bella voz de Sébastien, y deja las melodías con un gran peso emocional debajo del agua. Es un buen disco para escuchar mientras lavas los trastes o hacer cualquier otra actividad mecánica en el que tu mente pueda estar en otro lado así que no esperen un viaje a otros mundos como con My God Is Blue, por ejemplo.

Sin embargo, existe una coherencia entre las ocho canciones y la obra es distinta a otras cosas que hemos escuchado de él, lo que nos hace recordar que al final, Sébastien Tellier nunca es estático, siempre está en constante cambio y en búsqueda de nuevos sonidos, géneros y temas de los qué hablar y es esa versatilidad la que nos encanta de él.

567 views
cool good eh love2 cute confused notgood numb disgusting fail