Pin It

EDC fuimos todos, siendo uno solo

Fotografía: Facebook-Instagram oficial EDC México  

Si podemos definir con una palabra el EDC México, creo que encaja perfecto la diversidad.  Siendo un fiel amante del género electrónico, me había mantenido al margen de hacer algún tipo de comentario u opinión al respecto de este festival, hasta tener la oportunidad de experimentar lo que es una “experiencia EDC”, sin embargo, ya me hacía una idea de que se trataba.  Hace un par de semanas en nuestra ciudad se festejaron 20 años de la llegada de las fiestas de música electrónica (rave), esas que por naturaleza fueron underground y donde el único modo de asistir era por medio de una invitación de algún conocido. La música era el único motor de dichos eventos, el origen de lo que vivimos ahora.

Insomniac es la productora encargada de revolucionar (bien ó mal) el concepto de festival de música electrónica. Tendiendo sedes por todo el mundo, compite con las grandes producciones que existen en la escena como el Tomorrowland o el Wish Outdoor en donde el show visual en sus monumentales escenarios es lo que llama la atención a las nuevas generaciones.

16836042_1895759917309670_1187387678003160874_o

El Kinetic Field es el escenario principal donde lo monumental de la estructura, los diferentes planos que maneja para dar las sensaciones de profundidad, las visuales en alta definición, luces láser perfectamente sincronizadas con antorchas de gas y fuentes de bailarinas de agua. Todo esto formaba parte de un espectáculo que crea emociones que difícilmente puedes experimentar en otros festivales. A lo largo de dos días, se presentaron “actos musicales”  que no merecían tener tener un escenario de tal magnitud; esto debido a la falta de conceptos y técnicas esenciales que debe tener alguien que se dice ser DJ. Pero tú, querido y conocedor lector, siempre tendrás la mejor opinión.

Major Lazer, Hardwell, Alesso, The Chainsmokers, Don Diablo, Marshmello, W&W fueron algunos de los actos que complementaron el show del escenario principal, en donde el gran atractivo eran las espectaculares entradas con temáticas llamadas Visions of nature, Beyond Technology, EDC Is Home, Worlds United.

16903500_1896290090589986_1847360777151918429_o

Volviendo al tema de la diversidad que podías experimentar en el festival, partía desde los asistentes que se disfrazaban de unicornios, hasta payasos famosos de cadenas de comida rápida. Personas que portaban con orgullo la bandera de su país, padres bailando con sus hijos, amigos coreando las canciones que se repetían varias veces en un mismo día, chavos que no dejaban de grabar con celular; cosas concentradas en la enorme pista surreal del Electric Daisy Carnival.

Una de las cosas que se agradece es la variedad de música que fue posible escuchar en los diferentes escenarios que suman al EDC. La potencia del audio era digna de un festival que no escatima costos en la producción. Uno de los escenarios que fue protagonista es el Neon Garden, en donde se presentaron verdaderos DJ y productores musicales que dignificaron lo que es la buena música electrónica. Artistas como Nathan Barato, Mijo, Jamie Jones, Tini Tun, Guy Gerber, volaron cabezas con sus sonidos y melodías. Literalmente cimbraron la enorme carpa.

Uno de los actos que no gozaba de tantos reflectores pero sin duda fue algo de lo que más valía la pena era el regreso de dos leyendas de la escena electrónica. Los señores Sasha & John Digweed, pioneros del movimiento y por varios años estuvieron ausentes de las fiestas tocando juntos. Qué mejor escenario para un regreso: el cierre de un festival. Por más de tres horas y media, estas leyendas nos hicieron recordar aquellas fiestas emblemáticas como lo fueron el Love Parade, los eventos en la Plaza de Toros o en el Toreo.

16991998_1896325330586462_3395691666327760802_o

El talento mexicano no podía faltar: Upssidedown House fue el escenario en donde el poder mexa hizo retumbar oídos. Hector, Pinto, Machino, Niño ÁrbolAdriana Lucia, fueron algunos de los encargados de poner el alto el nombre de nuestro país y demostraron que no le pedimos nada los actos extranjeros, porque son referentes actuales de la escena nacional.

Escenarios como el Wasteland, Dos Equis Stage y Boombox Artcar los juegos mecánicos formaron parte de esta gran utopía, odiada por unos y amada por otros tantos. La diversidad que posee nuestra sociedad están reunidas en un mismo lugar, bailando y siendo un mismo elemento. Creando una experiencia, que como toda vivencia aprendes y decides si repetir o desertar

16998134_1895860050632990_8400581091589551085_n

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>