Article

take2

El ecléctico “Take 2″ de Charlotte Gainsbourg

Muchas veces los EP’s son infravalorados, vamos yo he sido parte de esas personas que menosprecian estos trabajos porque realmente son muy pocos los que valen la pena y logran explotar el potencial de los mismos. La mayor parte de los músicos creen que los EP’s es el espacio metafísico donde pueden botar las canciones que no cupieron en su álbum o como una forma de mantenerse presentes en la industria en lo que llega el trabajo “real”.

Para mi bien, llegó Charlotte Gainsbourg  a darme un bofetada con su Take 2, un EP con cinco canciones lanzado a finales de 2018 y producido por SebastiAn, el genio detrás de Blonde de Frank Ocean, que en un poco más de 20 minutos, logró volar mi  cabeza, hacerme bailar  y me dejó enganchada con las ganas de buscar más música de la también actriz.

Gainsbourg en sí misma es un ente dual que mezcla y se forma a sí misma en líneas limítrofes, tal es el caso de “Such a Remarkable Day”, canción con la que inicia el EP, cuya melodía  juega entre el brillo de sus tonalidades y ritmos y con lo oscuro de su letra.

Our deepest sympathy
Till they’ve found the dream
All our compassion ain’t no misery
Oh, she was carried in ecstasy
Come, we’ve been fired
They should rest in peace

 

Por su parte, “Bombs Away” y “Lost Leonore” juegan en el campo del electro pop de una manera sensual y melodramática, diría que cargan cierto toque de teatralidad, como si estuvieras inmerso en un sueño lleno de referentes simbólicos al Fantasma de la Ópera y entendieras francés aun cuando lo único que sabes decir sea Je m’appelle Majo. La proyección es muy personal, lo sé pero escúchala y sabrás de qué hablo.

Una de las razones por las que más llama la atención es el cover que Charlotte Gainsbourg hace de “Runaway” del señor Kanye West -sí ves esto, por favor toma tus pastillas, no por mi bien, por el tuyo, bb-.

Lo que hace Gainsbourg  es darle un poquito más de feeling  y dulzura con su voz y el spoken word. Además seleccionó las estrofas más universales y añadido a eso, que sea una “live version” la carga de una vibra diferente. Acá te dejo la versión de Ye para que compares. Yo me quedo con las dos. :)

Para finalizar el EP, Gainsbourg eligió cerrar con otra live version y es más ni menos que “Deadly Valentine”, una de las canciones favoritas de su disco anterior Rest de 2017, obviamente entre algunos puentes de la misma se escuchan gritos y chiflidos propios de la energía que se presenta e intercambia en una  presentación en vivo, culmina en algo muy parecido a un orgasmo.

 

 

 

 

405 views
cool good eh love2 cute confused notgood numb disgusting fail