santigold

El regreso de Santigold en la escena dancehall

Tras 10 años de sacar su primer material a plataformas, esta artista regresa con todo a la escena musical. Santi White, mejor conocida como Santigold, ha sacado su álbum discográfico al estilo mixtape titulado I Don’t Want: The Gold Fire Sessions, que traduciéndolo al español significa: “No quiero: las sesiones de fuego de oro.”

Con esta producción, la cantante demuestra que está de regreso con muchas canciones dancehall, adecuadas para tener momentos de baile y al mismo tiempo, toca temas para reflexionar sobre las problemáticas que rodean a todo ser humano.

I Don’t Want: The Gold Fire Sessions une 10 pistas, las cuales se mezclan entre sí como una verdadera fiesta de puros DJ’s, más que solo el género dancehall, es un conjunto de blithe y poppy. Este es el resultado de un trabajo en equipo con Dre Skull, quienes se dedicaron a desenterrar temas que no se habían acabado de realizar años atrás, para crear nuevas producciones, además, también colaboró junto con Ricky Blaze y Diplo en algunas cancioncillas inéditas.

Santigold header

La canción que abre este álbum es “Coo Coo Coo”, la cual contagia con el gran sonido que tiene. La voz de Santigold maneja esta melodía, mientras los instrumentos nos hacen recordar el hip hop inicial. La letra dice: “¿A quién eres tú – diciéndome que sonría?”, hablando sobre la atención masculina no deseada. El siguiente tema es “Run The Road”, que proviene de Ricky Blaze. Es un track que aunque el coro es repetitivo, con el ritmo que tiene solo quieres cantar y ponerte a bailar para disfrutar en compañía de amigos.

Pasando de un género a otro, aparece “Wha’ You Feel Like” con una mezcla de sonidos de dancehall, ritmos rápidos, sirenas, rimas de reggae y melodías de la casa. Es una canción más feroz con percusiones impactantes y matices sexuales. A veces las mejores canciones por diversas razones nunca salen en las épocas en las que fueron creadas, con sonidos como de ciencia ficción de los años 70 a este mixtape se le suma “I Don’t Want”, tema nostálgico, con un estilo pop y triste.

En el listado sigue “Valley Of The Dolls”, pista protagonizada por la trompeta que continúa las tendencias sad-pop de la canción principal, mientras que “Crashing Your Party” involucra comentarios políticos, colocando letras en lugar de un ritmo dulce de estilo reggae. Con frases como “Dame ese arco, dame esa piedra, dame ese rake, voy a ocupar mi lugar”, este demo insinúa la manipulación de los medios para mantenernos a todos en orden. Es por ello que decimos que toca de todos los temas en su material discográfico.

santigold

Son esos cambios de géneros, estados de ánimo y situaciones que hacen que este sea un proyecto tan exitoso. El sencillo más dancehall de esta producción es para “Don’t Blame Me”, que ve a Santi White en colaboración con la jamaicana Shenseea. Existen muchos contrastes, pues la canción que sigue es “Why me” en donde se presentan los obstáculos que la cantante debe vencer regularmente, con estrofas como “Nunca nos dieron las claves del éxito que está bien, cuando me levanto allí me empujan a caer”.

Lo romántico no podía faltar y es “A Perfect Life” que te llena de anhelos románticos, con acordes de sintetizador y la voz de la interprete, hace que te imagines en un ambiente resistible y agradable. “Gold Fire”, es el último tema, el cual resulta ser el más completo, pues intercambia líneas con una guitarra simpática al estilo reggae.

Tal como se esperaba, Santigold regresa a la vieja escuela con efectos de sonido dubby colocados en todas partes como transiciones de pista, lleno de fuerte dancehall y reggae, como principales temas. I Do not Want: The Gold Fire Sessions es grandioso, es un disco lleno de sorpresas dejando al oyente con ganas de más.

385 views
cool good eh love2 cute confused notgood numb disgusting fail