Article

littlejesus2

El secreto de Little Jesus

Fotografía: Facebook Oficial Little Jesus

Little Jesus siempre ha buscado mantener un sonido fresco y distinto, cada disco da paso a algo nuevo, tal vez no por completo, pero sí lo suficiente como para ponerle atención a la forma en que se adaptan y experimentan. Después de Disco de Oro han abrazado más este cambio sonoro, primero lo notamos con “Lo que necesitas es amor” y más recientemente con “Primavera 2020”, una colaboración con Zoe Gotusso y con un sonido incluso orquestral. Esta exploración siempre ha sido una constante dentro de la agrupación, tal como nos platica Santiago, con quien tuvimos el placer de platicar en esta entrevista.

“Desde nuestro segundo disco decidimos que no queríamos estancarnos en lo mismo y queríamos experimentar. A veces nos pasa que escuchamos una canción que nos gusta mucho y nos dan ganas de hacer algo similar como con ‘Lo que necesitas es amor’ y no queremos detenernos sólo porque estamos casados con un sonido.”

Pero la banda no sólo se adapta en cuanto a sonido, también en circunstancias. A pesar de lo extraño que ha sido el 2020, Little Jesus se ha mantenido surfeando las olas produciendo música, especialmente porque a la hora de producir, la tecnología –desde antes de estos tiempos- ya los había preparado para realizar muchas cosas a distancia. Sin embargo es del lado de idear las canciones donde las cosas han estado ligeramente más tropezadas, y es que ya estaban acostumbrados a cambiar ciertos aspectos o ideas mientras ensayan juntos, hacen pruebas de sonido o incluso mientras escuchan música.

La comunicación y conexión entre todos los miembros de Little Jesus los ha llevado a crecer a un ritmo increíble y ser una de las bandas mexicanas más reconocidas en los últimos años; su fama es innegable, y el que tenga duda es porque no asistió a La Fiesta del Disco de Oro, su concierto en el Pepsi Center de la Ciudad de México el 28 de noviembre del año pasado. La emoción total, la gente coreando cada una de las canciones, los gritos, aplausos y bailes de esa noche fueron suficientes para darnos cuenta de lo lejos que están llegando y lo mucho que han logrado, aunque el camino sigue y hay bastante por delante. Esta creciente fama puede hacer maravillas o estragos a muchas bandas dependiendo su posición ante ella, Santiago considera que ellos la están llevando bien porque su única ambición es seguir haciendo música, sin presión ni expectativas irreales, pero con nuevos retos por delante.

littlejesus3

“Lo que cambia mientras vas creciendo es el tiempo que tienes para hacer las canciones. Durante nuestros primeros dos discos no teníamos presión de nadie y teníamos tiempo infinito para hacer las canciones, ahora hay más límites de tiempo pero tampoco es queja; siento que me ayudan a sacar la chamba y me despiertan la creatividad. Creo que el tiempo es lo más valioso para un artista y es difícil que hoy en día alguien tenga tiempo de crear algo”.

Y es que cuando se cuenta con tiempo de sobra y ganas de hacer algo increíble, no importa si no tienes presupuesto o equipo elegante, siempre puedes lograr cosas asombrosas siendo meticuloso y trabajando bajo ensayo y error, porque aquello de la inspiración casi divina es un golpe de suerte –y benditos aquellos que la reciben- pero en realidad no es algo que pase muy seguido.

El problema aquí radica en que se ha vuelto casi necesario tanto para el público como para los artistas, el tener música nueva lo más pronto posible, una tras otra, gracias al auge del streaming y los singles: “A mí me cuesta trabajo estar al día porque cada viernes salen 50 millones de canciones nuevas, entonces nosotros como artistas tenemos esa presión de ser relevantes y mantener la atención de la gente. Está cañón, pero es parte del trabajo y cada generación es diferente. Me imagino que la presión en la era de Pink Floyd era hacer una obra maestra y que la gente lo escuchara y vendiera millones de copias. Ahora nosotros no tenemos esa presión la que tenemos es estar siendo productivos constantemente”, dice.

Sin embargo no se debe considerar que los límites o presiones sean algo negativo, en realidad en el ámbito creativo –que puede ser aplicado a cualquier índole- son los límites los que nos hacen explotar la creatividad. En el caso de Santi, los límites de instrumentación son un reto divertido: cuando tenía menos acceso a instrumentos era más creativo, porque le hacían sacarle jugo a lo poco que tenía.

Por último pero para nada menos importante, Santi nos reveló el secreto detrás de Little Jesus, al menos desde su posición, la pócima secreta de esta banda que ha alcanzado tanto. No, no es dinero, ni patrocinios, mucho menos un trato con el diablo, es mucho más sencillo que eso:

 

“Relajado y divertido, ese fue el secreto de Little Jesus. Nuestro único objetivo es divertirnos y pasarla bien, sin presión ni ponernos estrictos. Después de un tiempo ese sigue siendo el secreto”.

643 views
cool good eh love2 cute confused notgood numb disgusting fail