Pin It
3

El talento de David Garret llenó el Auditorio Nacional

La noche del martes, el Auditorio Nacional contó con la presentación del que es considerado como uno de los grandes virtuosos del violín, David Garret fue quien durante poco menos de dos horas se encargó de darle magia a tan significativo recinto.

Aunque el concierto con David Garret comenzó a las nueve, fue a las ocho y media cuando otro virtuoso, pero en esta ocasión del acordeón, se presentó con su grupo para ser quien abriera tan ansiosa velada, y estoy hablando del joven -oriundo de Lituania- Martynas. Él se encargó de comenzar a darle vida a ese martes por la noche. Y al igual que el violinista, también cuenta con la característica de apropiarse de los temas y darles de esta manera su propio sello. Uno de los temas que interpretó fue el de “Bosa Bosa”.

Alrededor de las nueve de la noche, las luces del Auditorio Nacional se apagaron para dar inicio a tan esperado concierto por el público -quienes hicieron que el recinto luciera lleno- apareció David Garret acompañado de su violín mientras caminaba entre los pasillos e interpretaba “Eye of the Tiger”, mientras el resto de los músicos se encontraban en el escenario haciendo lo propio -Hago un paréntesis, si has tenido la oportunidad de ver la película de Rocky podrás recordar que es el tema principal de la cinta-. Si algo tiene “Eye of the Tiger” es que es de esas canciones que desde que escuchas los primeros acordes, te invita a dar un punch sobre las actividades que te encuentres haciendo, te inspira, así que el comenzar de esta manera, hizo que uno supiera que nos esperaría una gran noche. Al término de ésta, dijo sus primeras palabras hacia el público:

Estoy muy contento de estar en México.

1

Debo confesar que siempre he pensado que todas aquellas bandas que tienen a uno de sus integrantes tocando el violín hace que ésta, tenga un sonido especial. Pero la noche de anoche fue algo excepcional, ya que el simple hecho de que David Garret fuera el estelar de la velada, hizo que los temas que todos conocíamos -por lo menos alguna- tuvieran un significado diferente, musicalmente hablando. Durante este concierto, el alemán interpretó piezas de música clásica de: Mozart (“A la Turca), Paganini (“Io ti penso amore), Khachaturian (“Sabre Dance”); además de pasar por el tango: Carlos Gardel  (“Por una cabeza”), pop con algo de The Beatles (Hey Jude), Justin Timberlake (Cry me a River), Michael Jackson (She’s Out Of My Life); por parte del rock, se hizo presente algo de Queen (The Show Must Go On); también pudimos escuchar algunas de las danzas de países como lo fue con “Csárdás” (baile tradicional de Hungría) y el “Hava Nagila” (danza hebrea); entre muchas otras canciones, creando de esta manera una combinación perfecta en el repertorio que presentó.

Éste fue uno de esos conciertos que puedes estar sentado las dos horas sin sentirlas y solamente disfrutarlas en la comodidad de la butaca. Si algo tiene David Garret -claro está aparte de su talente con el violín- es que cuenta con una gran simpatía y por lo mismo al final de cada pieza, comenzaba a platicar algo de sus vivencias y el por qué había elegido cierto tema, que en casi todas fue porque se declaraba gran admirador del personaje en cuestión al cual interpretaría. Nunca se dejó de escuchar los aplausos del público al final de cada canción -y vaya que se agradeció, ya que en verdad valía la pena simplemente dedicarse a sentir y escuchar la música, en este caso, no hacían falta los gritos que comúnmente se escuchan durante todo el concierto- pero claro que nunca faltó la admiradora que tenía una gran voz para que se le escuchara gritar su amor por el alemán a lo que él en repetidas ocasiones sonrió y agradeció estas muestras de cariño.

2

A pesar de que se estaba llevando acabo una gran noche, el momento cumbre llegó cuando David Garret, pidió al público que con ayuda de sus celulares alumbraran hacia él para que el venue quedara iluminado, y de esta manera, comenzó a escucharse los primeros acordes de: “Hey Jude”, fue ahí cuando la gente no dudó en corear la canción -y yo creo que más de a uno se le enchinó la piel, por ese espectáculo que estábamos viendo y escuchando-. Después de esta actuación llegó el momento de despedirse y lo hizo con: Smooth Criminal.

Cabe mencionar, que mientras se ejecutó la pieza de Beethoven (Scherzo 9th), se dirigió nuevamente a bajar del escenario para acercarse a los ahí presentes.

david garret

No cabe duda que por algo fue nombrado el violinista más rápido del mundo, además de haber estado presente en el espectáculo de la final de la Champions League en el 2012, en esta ocasión lo hizo con el tenor Jonas Kaufmann. Si ustedes son fanáticos del futbol o bien de David Garret quizá recuerdan aquél momento, si no, Revista Kuadro, les muestra el video de aquella presentación:

El setlist fue el siguiente:

  1. Eye of the Tiger
  2. We Will Rock You
  3. Swan Lake
  4. Viva la Vida
  5. Thunderstruck
  6. Somewhere Over the Rainbow
  7. Tico Tico
  8. Por una Cabeza   ft    Martynas.
  9. Scherzo 9th
  10. Nocturne
  11. Master of Muppets
  12. Sabra Dance
  13. She’s Out Of My Life
  14. A la Turca
  15. Cry Me a River
  16. Io Ti Penso Amore
  17. The Show Must Go On
  18. Csárdás Gypsy
  19. Hava Nagila   ft  Martynas.
  20. Hey Jude
  21. Smooth Criminal.

Fotografía cortesía de OCESA/ José Jorge Carreón.

 



No soy de aquí, ni soy de allá. Una simple soñadora.

Rockshop

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *