111111

Fall Out Boy lleva la experimentación al máximo con M A N I A

Por: Mariana Velasco

Luego de American Beauty/American Psycho, hubo un hueco en la carrera de Fall Out Boy, como si hubieran desaparecido. Los fanáticos de la banda esperaron ansiosos su regreso durante tres años: una eternidad. La razón era que se estaban reinventando más que nunca. Fall Out Boy empezó como una de las bandas de pop punk más exitosas, en un año donde el género estaba en pleno auge. Sin embargo, no se quedaron ahí y con cada disco decidieron evolucionar la manera en que hacían rock, además de explotar cada vez más la multifacética voz de Patrick Stump.

Desde la portada con luces neón moradas, M A N I A causa curiosidad y evoca la sensación de que es algo completamente distinto a lo que la banda ha hecho. Según Pete Wentz, el bajista, es el resultado de toda la música nueva que “ha estado surgiendo” y de “sentimientos que sólo pueden tener en esta etapa de sus vidas”.

“Young And Menace” es el track que abre el disco, con un Patrick Stump muy pop y unos beats electrónicos en  un sube y baja que definitivamente los hacen parecer otra banda. Entonces nos damos cuenta de que la base principal de este disco es el EDM, cuya característica principal son los beats altos, ruidosos y bailables. De alguna manera, la banda ya había trabajado con ritmos poderosos pero esta vez decidieron tomar un rumbo mucho más electrónico y pop, donde la voz pasa un poco a segundo plano. Vemos la misma línea en temas como “StayFrosty Royal Milk Tea” y “BishopsKnifeTrick”.

111111

“Champion” “Church” y “TheLast Of The Real Ones” son las canciones que más nos remontan a los dos álbumes pasados de Fall Out Boy, con ritmos parecidos a canciones como “Centuries” o “Immortals”, mezclados con un poco de pop en los coros y en elementos como los teclados. “Heaven’sGate” es una balada pop con bastantes y muy románticos toques de soul. “SunshineRiptide” cuenta con la colaboración de BurnaBoy, cantante que trabaja en géneros como el afrobeat y el dancehall, quien resulta bastante apropiado para el sonido general de este disco. Es festivo y electrónico.

La banda llamó M A N I A a este trabajo porque “vivimos en tiempos maniáticos” y Stump asegura que quienes se sorprendan por el hecho de que hayan tomado un camino tan diferente, es porque nunca pusieron atención a la evolución que siempre han tenido. Se muestran como el resultado de una experimentación constante. Incluso ellos mismos se asustaron. M A N I A no suena a Fall Out Boy, sino que más bien es el LP que marca un nuevo camino en su carrera y que nos deja curiosos por lo que podrán hacer después

68 views
cool good eh love2 cute confused notgood numb disgusting fail