Pin It

Feliz cumpleaños Scott

Ya queda poco de la esencia del rock. Desde la doctrina a la practica, el rock no era para andar ayudando a hacer el bien común y la paz mundial. No nos referimos a este rock de ahora, nos referimos al rock peligroso y violento, al rock cargado de sexualidad; a esa magia que significó rebeldía y estar en contra del ‘stablishment’, el rock que no pretendía más que liberar al espíritu de cualquier tipo de opresión; no querer cambiar la mentalidad de nadie, hacerlo por convicción, no por llamar la atención. Maldito sea en lo que se ha convertido hoy en día. Maldito sea el día en que el rock fue cool.

Una persona que no ha cambiado este estilo de vida es Scott Weiland, el vocalista de Stone Temple Pilots, del INCREÍBLE tributo a The Doors, de Velvet Revolver y de un montón de bandas de rockers borrachos y ‘junkies’ que jamás salieron a la luz por su excesivo consumo de estupefacientes. Hoy es el cumpleaños de esta maravilla de vocalista.

Se necesitaba ser una persona talentosa y con suerte en eso que le llamaban medio musical. Tenías que ser astuto y saber donde apostabas las fichas, como Pearl Jam por ejemplo. Weiland ha tenido la química exacta para mantener el ‘status quo’ de estrella de rock sin morir en el intento, cosa que por los hechos sabemos que no es algo cotidiano.

Scott ha luchado con varias trancas que han puesto a su carrera, lo han catalogado de copiar el estilo de Layne Staley y de Eddie Vedder, se ha dicho que no es más que un cadáver con vida y que su consumo de drogas acabó con su carrera. También ha tenido diversos problemas con sellos discográficos, músicos, policía y un largo etcétera, y a pesar de todo eso; sigue marcando un estilo muy personal que para nada tiene que ver con Pearl Jam y mucho menos con Alice in Chains. Supongo que esta critica fue algo que tenía que ver con el tiempo y la década en que se encontraban; ya que hoy en día necesitas ser un completo ignorante para confundir tres estilos tan diferentes entre sí.

La mayor virtud de este tipo siempre ha sido el saber caer de pie, como los gatos: salvarse de prisión por chocar carros deportivos con drogas dentro y fuera de su organismo, ser re-aceptado por músicos en Super Groups, seguir vigente y tener en alto el estandarte de la rebeldía y de la desfachatez. Aprovecho aquí para agradecer a Gibby Haynes (vocalista de los Butthole Surfes) por introducirlo a la heroína, ya que esta sustancia catapultó al verdadero espíritu de Scott.

Feliz cumpleaños Scott y gracias por recordarnos que el rock no esta hecho para cualquiera.

La Dolce Vita recomienda “Interstate Love Song” de Stone Temple Pilots, pa’ que los vayan conociendo, ahora que ya no tienen importancia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>