Article

beirut-gallipoli

Gallipoli: lo más esperado de Beirut

La banda de Nuevo México, Beirut, nos trae su nueva producción discográfica Gallipoli, quinto material que ve la luz después del No No No del 2015. En esta ocasión, nos presentan 12 tracks que conjuntan una vez más el pop, el folk y la música balcánica con toques mexicanos característico de la banda, aquí la reseña.

Para comenzar, “When I Die” es una canción con mucho toque mexicano, trompetas que relucen y sobresalen en toda la melodía. Guitarras melancólicas que nos hacen recordar esas notas emotivas desde el primer disco en su carrera, comienzo de diez.

“Gallipoli” fue el primer sencillo que la banda lanzó el año pasado y el cual ha sido un éxito. El intro de esta rola se disfruta mucho con el sonido del órgano Farfisa que recordamos en sus anteriores discos, para luego dar comienzo con las peculiares trompetas y tambores que marcan el ritmo, característica esencial que aporta distinción e identidad a la banda. La letra, de conciencia: “Contamos cuentos para pertececer o te ahorres el dolor. Eres tan justo para ser contemplado, ¿Qué quedará cuando te vayas?”.

“Varieties of Exile” ukulele, guitarra y la voz apacible e inconfundible de Zach Condon, líder de la banda, lo es todo en este track, rematando con un poco de acordeón y trompetas.

“I Giardini” posee un ritmo distinto a las demás canciones, es una rola que plasma percusiones lentas, otro acierto para este nuevo material.
Envuelto entre coros y piano, “Gauze für Zah” es de las rolas que a pesar de que son largas te hacen subir los vidrios del coche para dejarte fluir por la carretera de día/noche.

Entre rola y rola hay algunos tracks que marcan una distinción que ha sido necesaria, calma para tan solo emplear la música para su goce, esa diferencia la hace “On Mainau Island” y “Corfu”, no tienen letras, sino música instrumental, pero no solo es música, es una fusión de ritmos y sonidos, piano, guitarra, percusiones y glockenspiel, esa especie de xilófono; recordemos que los integrantes son excelentes y dominan varios instrumentos, ésta es una pieza muy feliz y disfrutable.

“Light in the Atoll” es otra de éstas, pero lleva un poco de letra. “Landslide” es otro de los sencillos cuyo videoclip ya se encuentra en plataformas y refleja una batalla entre dos caballeros de época medieval luchando por el amor de una mujer, la letra no tiene mucho qué decir, “Si alguna vez vuelves en una forma maravillosa, no esperes la tormenta, sólo arrastra”, pero la música es placentera.

En “Family Curse” la letra es un poco despiadada, sin embargo, de entrada, la trompeta y el ritmo de las percusiones de fondo es espectacular, en el clímax te hacen gozar otros instrumentos que se añaden, como los tambores que rematan.

Cuando llegas a “We Never Lived Here” vas a pedir que no acabe el disco, porque esta canción es otra que se lleva los aplausos, las trompetas con toda su potencia… pero… como todo llega a su “Fin”, aquí se marca el desenlace con efectos y synths, coros nítidos y atrayentes, acompañados de piano.

El regreso de Beirut fue muy esperado y estos cuatro años de ausencia han sido bien aprovechados para lanzar este nuevo material. La banda tiene esa capacidad de conmover y provocar tanto felicidad como emotividad en sus más altos niveles con la fusión de instrumentos variados que muchas bandas no emplean, es esto lo que los distingue, su sonido identificable ya como sello, mezclar y crear un folk con toques mexicanos que te hace simpatizar rápidamente, otro esperado y recomendable disco de este 2019.

392 views
cool good eh love2 cute confused notgood numb disgusting fail