Article

5

Graham Coxon solito en Galera

Graham Coxon, el guitarrista de la banda inglesa Blur, el pasado 5 de abril visitó la Ciudad de México y presentó su One Man Solo Show, que, como su nombre lo indica, fue un concierto de un solo hombre. El músico tocó versiones acústicas de canciones de sus ocho materiales solistas, así como algunas de las piezas que forman parte del soundtrack de la serie original de Netflix: “The End of the F***ing World”.

El concierto comenzó con una puntualidad inglesa, recién cumplidas las 20 horas, salió Coxon a efectuar la primera de dos fechas que tuvo pactadas en la Galera, nuevo venue ubicado en la colonia doctores. El guitarrista se notaba muy animado y sorprendido por la recepción del público.

2

A pesar de ser una presentación de un solo músico, la guitarra de Graham contaba con loopers, lo que brindaba la posibilidad de hacer sonar dos o más pistas al mismo tiempo, esto le daba un toque menos austero y conseguía un sonido mucho más interesante para los espectadores.

“Walking all day” y “Angry me” fueron las canciones provenientes de la banda sonora de la serie de la distribuidora de streaming que mejor recibieron los asistentes, pero es necesario recalcar lo cercano que los fans ven al músico, pues él mismo mantiene una relación muy cotidiana con sus seguidores, y durante todo el concierto la vibra del ambiente se mantuvo muy relajada y llena de historias graciosas de las piezas, así como un par de chistes malos que Graham usó para burlarse de él mismo y romper el hielo.

3

El momento climático del show fue después del encore, en el que el inglés sorprendió a todos con su interpretación de “Song 2”, canción emblemática de su banda Blur y que subió a tope los ánimos de la audiencia, pues la canción en sí misma es muy querida y fue la parte final del recital donde cambió su guitarra acústica por una eléctrica. Para rematar, Coxon tocó “Freakin’ out”, de igual manera, con la guitarra eléctrica, lo que cerró la velada con una “nota alta”.

Hubo un par de canciones que el británico nos quedó a deber, pero la gran ausente de la noche fue “You & I”, aunque no por ello los asistentes tuvieron mayor queja. Al final todo el mundo estaba contento con el concierto. Claro que esto pudo deberse a varios factores; el calor excesivo que hacía dentro en el recito (mal sistema de ventilación), lo largo del show (2 horas) o el extrañar los demás instrumentos de una banda de rock (bajo y batería), pero al finalizar el set el público estaba satisfecho con lo presentado.

143 views
cool good eh love2 cute confused notgood numb disgusting fail