David-Bowie-1973-008

Hasta pronto Mr. Bowie

 En la madrugada del domingo al lunes, apareció un tweet que llevaba a un post en Facebook que decía que David Bowie había fallecido. Todos estábamos inquietos preguntándonos si era verdad o habían hackeado la cuenta, no tardó mucho en el que diferentes medios anunciaran que era verdad, que habían hablado con el representante del artista, quien confirmaba la triste noticia, al poco tiempo el hijo de Bowie confirmó la muerte de su padre. 

Sin duda ese día murió el músico más importante que nos haya tocado conocer.

hijo bowie

Para muchos, incluyéndome, fue una noticia devastadora, inverosímil, un golpe duro para todos los que amamos a ese gran artista y cuya música nos ha acompañado a lo largo de nuestra vida, enseñándonos que estaba bien ser diferente, que podías ser cool siendo un freak.

A través de su música, su imagen, sus actuaciones, toda elección de su vida tuvo la congruencia de un genio creativo, que no pertenece a ninguna canon establecido, él estableció el modelo comparativo que se hace bajo su nombre. Nos enseñó a crear, a ser originales, trazo la ruta para que miles de seguidores y artistas los siguieran, incitando una revolución mental, imaginativa, lanzó una red al espacio para capturar sueños e ilusiones, que echaran raíces en el universo, con cada una de sus creaciones e inquietudes, amplió el espectro que rodeaba su imagen, su aura musical y artística evolucionó más allá de lo que cualquier otro personaje en la historia de la música.

Cada etapa de Bowie es como un nuevo artista contando distintas historias, jamás se repitió, nunca nos aburrió, al contrario siempre esperamos ansiosos su próximo trabajo. Pocos músicos han influenciado e incursionado tantos estilos musicales e influenciado a tantos músicos directa o indirectamente.

Siempre que me toca darle consejo a alguien sobre su vida, incluyendo situaciones delicadas, muchas de ellas se debaten entre la vida y la muerte, Bowie viene a mí como ejemplo para aconsejar y decirles se como él. Es decir acepta ya no ser quién eres y transfórmate, renace como alguien mejor. Eso es algo que admiro de él se transforma en un nuevo personaje y empieza actuar como corresponde, como si le dieran el papel de esa vida y actuara de acuerdo a ella. 

Es tan difícil a veces aceptar que lo que sé es ya no nos gusta, o la vida que estamos llevando, pues Bowie nos enseñó a morir un poco, enterrar ese ser y que está bien convertirse en alguien más. 

Y cómo no íbamos a aprender de una gran artista a ser mutantes, si él con sus constantes golpes en la vida logró convertirse en rey. 

Basta ver cómo sacó provecho del golpe que le dio su amigo George Underwood en el ojo que se volviera tan representativo o el suicidio de su medio hermano esquizofrénico Terry en 1985, que inspiró varias canciones como “Aladdin Sane”, “All The Madmen”, “The Bewlay Brothers” y “Jump They Say”.

Y sobra decir como uso su agónica danza con la muerte para sacarle provecho para así crear su último y genial disco Blackstar, el cual narra la despedida de un verdadero artista. 

La primer vez que escuche el sencillo fue mientras veía el extraordinario video que majestuosamente dirigió Bo Johan Renck

Sentí que era un viaje introspectivo, el despertar a una nueva conciencia, nunca imaginé que era un Bowie agonizante, lo mismo me pasó con su segundo sencillo Lazarus, también dirigido por Renck.

Lo cierto es que Bowie sabía que el tiempo se le acababa y quería irse dejándonos una hermosa carta de despedida, quería irse como el grande que fue, ese conquistador auditivo que inspirado en Kendrick Lamar quería marcar hasta el último minuto que no es como nadie que haya pisado la tierra que él era The Man Who Fell To Earth (Blackstar).

Jesús llamó a Lázaro diciendo “LEVÁNTATE Y ANDA”… Y Lázaro oyó su voz desde la muerte y volvió a la vida.

39 views
cool good eh love2 cute confused notgood numb disgusting fail