Imagine The Ultimate Collection

John Lennon | Imagine (The Ultimate Collection): no siempre cantidad es calidad

No hay tema más afamado de John Lennon que “Imagine”. Tan es así que se incluye como canción de The Beatles en las múltiples recopilaciones piratas que se hacen sobre la banda. Culturalmente es concebida como uno de los grandes éxitos del cuarteto inglés (como si necesitara de uno más, a casi 50 años de su separación y de cara a las remezclas y nuevas ediciones de sus álbumes como The Beatles para este 2018). Quizá es por la letra y su mensaje que “Imagine” es famoso; un tema aliciente de la paz en una época que parece anacrónica, pues no hay un momento en la historia del ser humano donde no se necesitara paz.

Fue el octubre de 1971 que este tema salió como Lado B de otra canción perteneciente al álbum homónimo, “It’s so hard”. Imagine fue el segundo álbum en la discografía de Lennon y llegó a número uno en Reino Unido en el triste mes de diciembre de 1980 cuando él murió a manos de Mark David Chapman en Nueva York. Antes, John había presentado una carrera de solista algo extraña: paralela a los últimos álbumes con The Beatles, el matrimonio con Yoko Ono produjo tres discos de música experimental y un disco debut que casi pasó desapercibido en comparación con el primer disco como solista George Harrison (All Things Must Pass, aunque el primero haya sido Wonderwall Music pero este fue el soundtrack para una película) o Paul McCartney (McCartney I). Es por ello que cuando salió Imagine, fue tan bien recibido: era un disco digno del ‘líder’ de una de las bandas más famosas que han existido.

Imaginar, John Lennon, La Ciudad De Nueva York
Memorial de John Lennon donde se hace alusión a “Imagine”, en la ciudad de Nueva York. Imagen: Pixabay.

Ahora, 47 años después, se lanza Imagine (The Ultimate Collection). Es comprensible: han existido reediciones y recopilaciones recientes donde se incluye indiscutiblemente a esta canción: Signature Box, Gimme Some Truth y Power To The People en muestran el mismo tema remasterizado en 2010. Pero este nuevo lanzamiento hace algo distinto: en 61 tracks muestra los mismos temas que componen la mezcla original de 1971, tomas alternas en las sesiones de grabación, un registro sonoro de la evolución en la composición de los temas y mezclas ‘en crudo’ de la voz de John mientras graba estas mismas canciones.

No siempre cantidad es calidad pero no se me malinterprete: no es que no valga la pena escuchar este nuevo lanzamiento. Para mí como fanático empedernido es como una mina de oro donde cuesta extraer el material precioso. Y este se encuentra en el registro sonoro y en los apenas cuatro tracks denominados ‘Elements Mix’, qué ganas de llorar al escuchar “Oh My Love” únicamente con la voz de John; así es como debe sonar el amor verdadero. Qué belleza escuchar el piano de acompañamiento para “Jealous Guy” y ver el temple de Kalus Voorman en el bajo. Pero también qué triste el no haber desafiado el estilo de Phil Spector en la música instrumental para “Imagine” en esta versión y “How?”, cortesía de The Flux Fiddlers.

Este es otro punto importante. Spector fue el productor tras Let it be (1970) de The Beatles. La tensión fue tanta por haber cambiado a George Martin en este papel que McCartney propició una nueva versión de este disco años después llamada Let it be… naked (2003). Se puede observar una versión más sencilla de temas como “The long and widing road”, donde el estilo de Spector se desdeña completamente. Esto es comprensible, si se escucha la versión original de 1970, la intervención de los violines y demás cuerdas saturan demasiado la pieza que termina por ser de mal gusto. Es por ello que cuando en esta nueva edición de Imagine vi la palabra ‘crudo’ pensé en lo mejor, pero no.

No se podía esperar tanto, Yoko y Lennon sí gustaban del estilo de Spector por lo que pocos son los cambios, muy apreciables para el fanático pero repetitivo para el escucha promedio. Incluso las remezclas que se denominan como ‘Ultimate Mix’ repiten este tropiezo. No hay nada nuevo que ofrecer para una historia que ya se conoce. A veces parece olvidarse que hay otros temas, pero pasan desapercibidos: “Gimme some truth”, “I don’t wanna be a soldier mama” o “Crippled Inside” por ser los mismos que se pudieron escuchar desde 1971. Esto nos lleva al otro diamante en bruto: los ‘evolution documentary’.

Si se tiene la paciencia, se puede llegar a estos registros sonoros rescatan el proceso creativo de ciertas canciones de Imagine, la más clarividente es la correspondiente a “How do you sleep?”. Históricamente se ha asociado este tema con una guerra contra Paul McCartney: la letra no ayuda a pensar lo contrario pues menciona “esos raros tenían razón cuando dijeron que estabas muerto”, es decir, la alusión a la leyenda urbana que rodea a The Beatles. Pero en el track se escucha a Lenon no titubear: “este tema no es para nada acerca de Paul, sino acerca de mí, realmente me estoy atacando a mí mismo”.

Es triste anunciar algo como lo último, pues pareciera decir que no habrá un después. Es preferible pensar en ello como lo más reciente, así los puntos suspensivos nos mantendrán a la expectativa. Ahora, para Imagine queda claro que se saturó de tracks ya conocidos, o bien, que no aportan mucho. Ojalá haya más atrevimientos, nuevas versiones y nuevas maneras de escribir la historia, pues para Imagine (The Ultimate Collection) lo nuevo sabe algo rancio, pero hay aportes ciertamente brillantes, como la mezcla alternativa de “Happy Xmas (the war is over)” donde sólo están John, Yoko, una guitarra y su amor. Es tan simple como bello. A veces menos es más:

190 views
cool good eh love2 cute confused notgood numb disgusting fail