DjDQ1__W0AAgIss

Jungle en For Ever y cómo suena el oro

Esperamos que estés leyendo esto cuando ya hayas escuchado la razón por la que escribimos, o por lo menos, que nuestras palabras sean lo suficientemente buenas para que tomes una de las mejores decisiones que podrías tener este 2018: escuchar For Ever de Jungle.

Si no sabes quiénes son esos tales Jungle, te informamos que son un grupo de buenos samaritanos -siete, para ser específicos- ingleses (no nos creas con lo de samaritanos, solo parecen ser increíbles personas) que se juntaron en 2013 para hacer un álbum homónimo que, sí, es bueno, pero fue apenas una prueba de lo buenos que pueden llegar a ser con el  modern soul-neo soul-funk, parece raro, pero suena increíble.

Jungle-press-photo-2018-cr-Charlie-Di-Placido-billboard-1548

For Ever llega y nos deja claro por quién está hecho con grandes letras en un soporte amarillo. Sí, For Ever parece grande, y lo es. Nos recibe con “Smile”; si la primera impresión es la que cuenta, déjanos explicarte que es como encontrarte en el mismísimo carnaval: tambores, gritos y uno que otro animalito, caos con causa. La fiesta sigue en “Heavy, California”, probablemente aquí cambia el escenario pero no sueltan el ritmo, siguen apoyándose en coros que respaldan de manera auténtica la voz y un beat pegajoso, pero de los que no nos molestan, igual que en “Beat 54 (All Good Now)” donde la tranquilidad pasa a ser lo primordial, pero con un poquito de baile.

“Cherry” mantiene la línea de la calma pegándole al Jazz con la seriedad y la pasión que esconde un: “Nunca me vas a cambiar, tú no. Ya estaba cambiando”, y así es como se queda detrás aquél: “I’m a troubled man” que mencionan en “Happy Man” donde el ritmo vuelve a subir, subir y subir hasta desvanecerse para no parecer tan discordante con “Casio”, donde la voz masculina y femenina predominan y se mezclan entre un beat constante, pero gradual. Y como esto se trata de una montaña rusa, nos mandan fuera de la tierra en “Mama Oh No”, incertidumbre sonora en el misterio que esconde el espacio y las palabras humanas que no podemos explicar.

jungle_20140529_01_2048x1365

Pero siempre aterrizamos, ahora vemos todo desde abajo con “House in LA” y lo afirman entre delicados sonidos y la descripción idónea de la persona/cosa/animal a la que llamamos hogar: “You be the sunshine and i’ts alright now”. O sea sí, el disco es excelente, pero “Give Over” es definivitamente nuestra menos favorita, pero eso siempre pasa, ¿no? es como esa extraña sensación de estar esperando a que la canción llegue al clímax para mover más que la cabeza incómodamente pero no, jamás pasa, sólo se acaba, por fortuna no dura para siempre pero lo mismo pasa con “(More and More) It Ain’t Easy”, luego un piano amargado se apodera de “Cosurmyne” y ella es lenta, pero segura.

“Home” un clavado a la melancolía, sin previo aviso, el contraste entre el carnaval y la posible cruda (moral) del día siguiente, esta es la canción más transparente de For Ever en cuanto a sonido, llegando al final de la montaña rusa nos encontramos con la sospechosa pero encantadora “Pray”, que se siente como ganar una victoria, probablemente hayamos pasado del carnaval al cielo, pero sin estar perdidos en el espacio.

jungle

¿Entonces no lo has escuchado? Aquí está. ¿Ya lo escuchaste? Hazlo otra vez y una vez más…

402 views
cool good eh love2 cute confused notgood numb disgusting fail