Article

Karen-O-Danger-Mouse-Lux-Prima-Vinyl-Color-LP-2378829_1024x1024

Karen O + Danger Mouse: “Lux Prima”, equilibrio redondo

Tuvieron que pasar quince años para que el encuentro de Karen O con Danger Mouse diera frutos. Fue en un evento con Iggy Pop en el 2004 que se conocieron y platicaron de la posibilidad de trabajar juntos. Finalmente, el disco ha salido. Su nombre es Lux Prima, la luz primaria. El resultado: un equilibrio redondo. Por un lado, la voz de una generación, la vocalista de los Yeah Yeah Yeahs, que recientemente compartió un cover a  Bullet With Butterfly Wings como parte del soundtrack de la serie HANNA. Por el otro, un productor que ha trabajado con todos: desde Gorillaz, Gnarls Barkley, Black Keys, Beck hasta Parquet Courts y Run the Jewels. 

El álbum inicia con la canción homónima y termina en  “Nox Lumina”. Entre la luz primera y la última se va más de un tercio del disco, que valen bastante la pena escuchar por si solos. Un viaje del amanecer al atardecer, sin ciudades de por medio. Ya Danger Mouse lo había dicho antes, encontrar un lugar antes que un sonido. Solo luces, texturas, sintetizadores, un magnífico bajo y una atmósfera pop que evoca “Echoes” de Pink Floyd. Puntos álgidos a los que nos cernimos en un aire delicado.

Después de una introducción larga, aparece una gama muy variada de canciones y estructuras pop. “Ministry” coquetea con la suavidad del dream pop y hasta el minimalismo de Air. La mención del cristal puro acentúa esa atmósfera nostálgica. En “Turn the light”, aparecen las cuerdas, el grueso bajo y la voz más romántica que viene a advertirnos que esta noche estrellada nos volveremos luz. Momento para el baile sutil. Después, viene “Woman”, la rola más Yeahs de todas. Aparecen los coros, la batería constante, que acompañan una canción de empoderamiento femenino, que se lee como una declaración de amor propio.

KarenODangerMouse_LuxPrima

A la mitad del album aparece “Redeemer” que sintetiza la suma de ambos talentos. La fuerza todavía rockera de Karen O,  con la precisión sutil que solo el mejor pop consigue. “Drown” baja la intensidad nuevamente, consiguiendo  lo que The XX hace sin dificultad: generar que el oyente quiera hundirse. “Leopard’s Tongue” es el punto cumbre. La misma estructura pop, el coro sencillo, una letra llena de fuerza y arrogancia, pero con un tono quizás trágico que se percibe  en esos violines que aparecen con la canción moribunda.  Y esa intuición se cumple en “Reveries”, cercana al trip hop de Portishead, en donde la tristeza como el invierno, ha llegado ya.

Lux Prima es un catálogo de canciones pop de todo tipo de texturas e intenciones. En 40 minutos, logran sumergir al oyente en un viaje casi onírico gracias a los magníficos synths de Danger Mouse y a la voz inmaculada de Karen O, capaz de adaptarse a los cambios. Ambos apuestan seguro, por las fórmulas que dominan y la composición que ya saben. El único “pero” es que hay poco espacio para hacer algo distinto.  Y eso se ve en los coros, que resultan demasiado básicos y sencillos. Casi a la fuerza.

Pese a todo, probablemente sea uno de los mejores discos del año, por su sonido encantador y hasta anacrónico. Un pop de altura que vale cada segundo de escucha. Una experiencia que me obliga a cerrar los ojos desde las primeras notas y me recuerda que grandes cosas suceden cuando se halla el equilibrio. Ese que al parecer encontraron Karen O y Danger Mouse en su primera colaboración juntos.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

287 views
cool good eh love2 cute confused notgood numb disgusting fail