Pin It
150103-Sadness_Cerilla-014

La astrología de la personalidad de Carlos Sadness

Personalidad y creatividad son palabras que describen a Sadness, nunca retomando pero siempre recordando el trabajo anterior. Como parte de su gira por México, Carlos Sadness aplaude su recién entrada a los festivales Vive Latino y Pal’ Norte, dispuesto a acaparar eventos más grandes.

Fría y larga mañana de un lunes de enero en el hotel Four Points. Pocas personas empleadas se ven a lo largo del restaurante, los ruidos vidrieros metálicos de cubiertos, platos y otros recipientes,  con charlas aleatorias, son los ritmos musicales de aquél momento.

Ahí está, casual, cómodo, sweater holgado blanco a rayas, tenis Converse y pantalón de mezclilla van de acuerdo al clima matutino. Un fuerte olor a café expreso comienza a ser el protagonista del entorno. Siempre sonriente, la tranquila voz española invita a sentarse, mientras explica que esa misma mañana, es su primer día en México.

He seguido tu carrera desde que eras Shinoflow. Mientras exploraba los comentarios de “Amor Papaya” me encontré con sus fans, expresando un ardor ferviente para que regrese al hip hop.

   “Estamos hablando de canciones que tienen 12 o 10 años de antigüedad, es un tiempo muy largo como para repetir algo así, nunca tiendo a repetir formulas, lo que me interesa es hacer algo nuevo, es lo que creo que a todo mundo le gusta, esperan que esa composición tenga algo fresco, que tenga la esencia de quién soy. En ése sentido estoy tranquilo, lo interesante es que exista diversidad. Nunca me planteo repetir cosas que ya haya hecho. A nivel artístico, no es algo que me llame la atención.”

Es curioso, “Qué electricidad” sabe un poco a hip hop.

“Sí, no todas las canciones son diferentes, siempre que saco un disco hay partes que están rapeadas de alguna forma, pero tampoco es 100% rap, tiene quizá un carácter diferente,  pero comúnmente aparece algo de hip hop. Al final, lo que define mi música es el tipo de expresión, el tipo de letra y no tanto el género.”

  ¿Cuál fue el objetivo de la metamorfosis rap – indie?

“Cuando yo hacía hip-hop, no era 100% hip-hop por definición. Me contaban que hacía algo diferente y el sector más pudiente de este género hablaba ‘¡es que esto no es hip-hop- esto no puedes hacerlo!’ A ningún artista le gustan los límites cuando realiza una obra, así que poco a poco fui eliminando esas fronteras, haciendo cosas que me apetecía, se fue perdiendo ése carácter hip hop para llegar a tener una naturaleza más personal. Me pareció más interesante e importante ser fiel a tu propia personalidad, que continuar siendo fiel a un género.”

  Innovación como parte de tu esencia.

“No me da miedo que haya similitudes, lo que busco que es se vea reflejado lo que soy, lo que vivo. Sacar un tema con Caloncho incluye un gran imaginario de los dos, tampoco se tiene que pensar que todas mis canciones van a hablar de frutas. Cuando saqué Perseide, la gente ideaba que La Idea Salvaje iba a hablar sólo de planetas, no hay que ser impaciente y dejar que las cosas vayan saliendo.”

Caloncho ¿Cómo lo conociste?

   “Le conocí antes de verlo en persona. Muchos de mis seguidores mexicanos me decían ‘tienes que conocer a Caloncho, tiene una onda parecida a la tuya’, los seguidores de él decían lo mismo. Nos empezamos a stalkear mutuamente, luego coincidimos en un festival en Barcelona donde él tocaba. Estuvimos hablando, tomamos algo, buena onda, mantuvimos el contacto y pensamos que seguramente a muchos les encantaría que hiciéramos una canción, así que nos mandamos notas de voz en Whatsapp con ideas y frases. Después vine a la Ciudad de México, concordamos en el aeropuerto y continuamos la canción, creándola a la manera online.”

¿Y su proceso de producción?

   “Muy online, está grabado en Barcelona. Lo que le pedí a Caloncho fue que se filmara con el móvil cantando unas partes, después fue mandarla a mezclar con Mateo Lewis (ahora está en Sn. Francisco), ella mezcló la canción, y para el vídeo hablámos con dos amigas que tienen mucha exposición en Instagram. Les propuse la idea de cantarla… es graciosos porque GiGi, la chica rubia protagonista del video, ya conocía a Caloncho.”

¿Pertenecerá a un próximo álbum?

“No lo sé… al principio la habíamos hecho porque queríamos. Cuando termine el disco veré si encaja o no. Tal vez el disco tenga otro carácter y busco que esa canción se parezca, a lo que yo y Caloncho, hayamos hecho antes, entonces, seguramente no tenga que ver tanto con los siguientes trabajos, probablemente la incluyamos.”

“…Nos gusta el doble filo significativo de “Amor Papaya”: una forma muy poética, jugando con las similitudes entre la sensualidad y las frutas, hay  detrás un mensaje atractivo de pasión, una poética acerca de la sensualidad.”
– Carlos Sadness

¿Y la reacción de presentarte en eventos más grandes? Vive Latino, Pal’ Norte.

   “Muy satisfactorio, a todos nos sabe dulce el reconocimiento y el agradecimiento. Algunos chicos de los festivales asistieron a los lunarios, les gustó y se dio la propuesta. Había mucha ilusión, para cualquier español, tocar en un Vive, es como un sueño, es ir al otro lado del charco para participar en un festival mundial.”

Hay otro mundo sobre el escenario. 

“Siempre es algo bonito porque conectas con la gente. Cuando tocamos el primer día en el Lunario era ver toda esa energía, lo que nunca habíamos presenciado en un país que jamás hemos pisado. Genera un estado enérgico, difícil de definir pero existente.”

¿Juegas con la improvisación en los conciertos?

   “Algo… porque… me parece divertido, tengo un repertorio de canciones pero me gusta siempre desordenar alguna parte dependiendo de cómo está el público, siempre invento alguna letra al momento pues genera espontaneidad, nos gusta jugar, vivir el momento.”

Las equivocaciones suelen pasar.

   “No, porque ya todos nos conocemos, siempre miro a uno y le hago un gesto avisando que voy a hacer dos líneas más antes de acabar, entonces él se lo comunica al otro y así subsecuentemente. Un lenguaje de signos que nosotros entendemos.”

“La audiencia en México es más apasionada para bien y para mal. En México tienden a buscarte en el aeropuerto y hacer colas enormes para autógrafos. Sin embargo, si hay alguna canción que no les guste, dicen: ‘¡madre mía!’ Caloncho, me decía que si no haces algo que les agrade parece que les has destrozado la vida.”
-Carlos Sadness

Los problemas económicos y sociales, ¿sirven como fuente de inspiración a la hora de componer?

“El estilo que tengo es más personal, no acostumbro a juntarlo con lo social, diría: ‘ostia, no sé cómo expresarlo’, pero utilizo la popularidad como altavoz para denunciar cosas que no me gustan.”

¿Entonces qué hace daño a la música?

“Siempre pienso que… en España, la música tiene un impuesto, es como comprar un bien. La música debería tener el impuesto que tú pagarías por alimentarte pues es un tipo de alimentación: la cultura. No entiendo por qué se trata a la música como un lujo, no creo que la cultura y el arte deban ser para los que tienen dinero, es algo que debe disfrutar todo el mundo.”



"El trabajo de los periodistas no consiste en pisar cucarachas, sino en prender la luz, para que la gente vea cómo las cucarachas corren a ocultarse" -Kapuscinski

Rockshop