Article

la chica

La Chica, La Loba

Fotografías: Cortesía

Una de las cosas que hace al arte, arte, es que representa los sentimientos, emociones o percepciones del artista, expresando la vida y el mundo según su punto de vista. Ya después como nosotros, el público, lo interpretamos es otra cosa. A lo que voy con esto es adentrarlos un poco a lo que es La Loba, el más reciente LP de la artista franco-venezolana, La Chica.

La Loba es, una obra tan personal que se convierte en algo universal y que a la vez, rompe con esa idea que para ser arte, debe tener una técnica perfecta, las emociones van más allá de esto.

la chica 1

Este disco está completamente dedicado al hermano de La Chica, quien tristemente falleció y al que le rinde tributo creando este álbum. Es una obra íntima, sincera y llena de magia y energía chamánica muy propia de la cultura latinoamericana.

Con solamente siete canciones y 21 minutos en total, esta talentosa artista reconocida por reunir sonidos de todo el mundo y darles vida a través del piano y sintetizadores, logra transmitir las etapas del duelo que tuvo que vivir tras la muerte de su hermano: ira, dolor, amor y finalmente la iluminación espiritual de aceptar que aunque la vida física termine, una persona puede seguir siendo eterna.

El disco comienza con “3”, una canción dirigida completamente a su hermano, a quien busca en el otro lado mientras trata de unir sus energías, la terrenal con la suprema. Musical y armoniosamente es muy sencilla, sin dejar de ser buena, ingeniosa y con una mezcla increíble; líricamente es simplemente poderosa. “Agua” representa un ritual limpiador para llevarse el sufrimiento y el dolor, una analogía preciosa de purificación emocional. Siguiendo la línea de esta idea, la música es más selvática, mostrando la esencia latinoamericana.

La siguiente canción ilustra la naturaleza poderosa de la mujer, “La Loba” integra un rap fuerte y mágico que rasca la rabia de las personas, especialmente de las mujeres. De cierta forma va a su hermano, pero esta canción es principalmente para ella, para todas nosotras.

En este punto llegamos a “Drink” una canción que La Chica recupera de su álbum pasado Cambio. Nada de reciclar canciones, de hecho, “Drink” es un canto para los muertos, así que tiene muchísimo sentido que sea parte de La Loba, eso sí, se hicieron arreglos y suena muy distinto que su versión anterior, ahora tiene una profundidad más natural, más dulce y más espiritual.

A esa canción le sigue “Sol”, un punto de liberación y descarga. Toca el dolor profundo de la muerte de una persona tan amada, pero al mismo tiempo lo convierte en fuerza para poder aceptar ese dolor y dejarlo atrás. Me fue imposible retener las lágrimas mientras la escuchaba, recordando a aquellas personas de mi vida que se han ido y que nunca regresarán; el ambiente onírico que crea con los teclados y su voz sólo ayudan a acrecentar este sentimiento. De ahí sigue un pequeño interludio de casi minuto y medio que funciona como respiro, pero también como momento de introspección o meditación. El piano te acompaña en una reflexión personal que te lleva a la última canción del disco “Hoy (Lobo)” el último adiós a su hermano; su liberación. Nuevamente tengo que aceptar que las lágrimas me ganaron, su mensaje es increíblemente poderoso y profundo y lo que lo hace todavía más intenso, es que La Chica optó por favorecer tomas que no son exactamente perfectas, dejando fallos de grabación e incluso algunas cosas sin masterizar, para mantener la forma natural e imperfecta de su voz, donde se nota claramente las emociones. Eso es a lo que me refiero con que el arte no debe ser perfecto, es más importante lo que logras transmitir que cómo lo haces, y esta canción, a mi parecer, lo hace de manera increíble. Aparte de que es muy sencilla: su voz, sus teclados y algún otro arreglo, es todo lo que necesita para hacerme llorar por última vez en La Loba.

Sin duda este álbum es para escuchar profundamente, sentirlo y dejar que te inunde y te sane. La Chica ha demostrado el poder que tiene el compartir lo más íntimo de tu vida con los demás. Al final, todas hemos sufrido una muerte –o lo haremos-, es lo más natural y lo único que tenemos seguro, y tener obras como esta para apoyarnos es lo que muchas de nosotras necesitamos; nos hace sentir acompañadas y mucho más poderosas. Al final, sentirnos fuertes, como lobas, es lo que nos salva del dolor y la tristeza.

 

 

 

700 views
cool good eh love2 cute confused notgood numb disgusting fail