Pin It

La Cultura de Migos

Parece que ahora en el hip hop se ha perdido un poco: eso de denominar a un genero específico con la zona geográfica que representan. La costa Este (que fue donde se originó todo) y la costa Oeste eran los dos monstruos que se comían a todos los demás y de ahí salía todo lo importante. Tanto fue así que llegó a convertirse en cliché.

El sur siempre estuvo relegado y de manera injusta, ya que su mayor representante es OutKast, un dúo que nunca hizo nada mal, sino todo lo opuesto. También se ven lejanos, ya que ese álbum doble de Speakerboxxx/The Love Below, ese que hizo que todos se voltearan a ver al grupo, al hip hop y a la ciudad de Atlanta. Entonces era 2013. Pero la escena sureña ha seguido ganando relevancia, con el trap que cada vez está comiendo más de la escena mainstrean. Dejando atrás esa escena underground y a otros raperos más “tradicionales” de Georgia como T.I. o Ludacris.

Ahora está Migos, que son Quavo, Takeoff y Offset; con su segundo material de larga duración en culture, recién salido del horno. Desde ese primer mixtape Y.R.N. (Young Rich Niggas) han sabido —o tenido la suerte— de hacerse virales. Desde que Drake hiciera ese mixtape de “Versace”, o que ese paso de baile que se puso de moda (mejor conocido por el meme), el dabbing se probablemente su culpa. No tiene un nacimiento cierto, pero varios artistas de la zona les han dado el crédito. Que Cam Newton lo hicera en su temporada de MVP en la NFL también ayudó a su sencillo.

Hasta ser parte del video de uno de esas artistas que usando Youtube e Instagram como su plataforma principal, ya tiene un disco con gira incluida, y Migos fue parte del sencillo que, al día de hoy, tiene mas de 35 millones de reproducciones. Niykee Heaton con “Bad Intentions” para que no se queden con la duda.

Esta parte viral ha sido importante sobre todo con los Golden Globes y el nuevo hijo pródigo de Atlanta (André 3000 lleva un rato desaparecido, solo los rumores de su album en solitario): Donald Glover o más bien Childish Gambino, dijo esto, de los que también son parte del show que ganó Atlanta:

Tal vez la parte de que “Bad and Boujee” sea la mejor canción de todos los tiempos sea un poco exagerada… la canción del año tal vez no tanto. Este disco viene a cimentar el estilo de la banda, además del sonido y el estilo que representan.

Los beats son mucho mas electrónicos. Nada de sampleos. Mucho sintetizador y batería electrónica. Capas de sonido que a veces parece equivocarse como en “Big on Big” con Gucci Mane, con esas capas de cuerdas sobre la voz autotuneada. Lo mismo pasa en “What The Price” y esa guitarra eléctrica que de repente se superpone al hit hat. Siendo el colectivo 808 Mafia y Zaytoven los que cargaran con el peso de la producción.

Ese flow roto, o no-flow, es extraño porque es lo que mas polariza de la banda, desde esos que se quejan de los mumble rappers o que sea parte de su estilo que los hace. Rae Sremmurd junto al mencionado ya Gucci Mane, tuvieron la canción que reventó todas las radios y todos los streaming: “Black Beatles”, hasta que llegó el trío. Ese speech de Gambino hizo que se saliera de la escala. Los dos artistas suenan completamente diferente: Rae siguiendo ese flow mas convencional, destacándose por otras cosas en su sonido.

migosmaxresdefault

El mejor ejemplo de este, “T-Shirt” es uno de los mejores tracks y a base es este ritmo cortado, pero es donde mejor funciona. Hacen que toda la canción funcione así, con un downtempo, por tienen la habilidad de irse matando en las rimas o hacer que todos sufran al querer cantar, bajándole las revoluciones. Aunque también es cierto, estamos mas por el estilo que por esos barras.

El punto negativo del disco es DJ Khaled, nunca he entendido como su gramática rota y repetir 3 frases sin sentido lo ha llevado a donde está. También que por momentos el disco se mueve en valles, teniendo muy buenas canciones y otras no tanto. Pero no son tantas tampoco. Faltando 11 meses para que acabe el año nos dieron un buen candidato a disco del año (que probablemente se queden aquí cortos) pero sí tienen uno muy fuerte a canción del año.

No todo es “Bad and Boujee”, los otros tracks imprescindibles son: “T-Shirt”, “Get Rich Witcha”, “Brown Paper Bag” y “Deadz” con 2 Chainz. Pero hay que recordar que es un disco que necesita mas de una escuchada, hace falta adentrase un poco mas en el estilo para un disco entero que la primera vez no suena tanto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>