Pin It

La inteligencia despierta

El Sala Corona se convirtió en una embajada de muchas banderas, pero todos conectados con un mismo sentir. Y es que los grupos participes de lo que se vivió anoche 14 de junio, fueron clave para que un concierto se convirtiera en sinónimo de unión.

Un recorrido de géneros musicales abrieron el panorama y crearon una atmósfera multicultural. Desde el punk de Cállate Mark, el rock pop de Piluso y Pedro Piedra,  galardonaron la noche para que los venezolanos de Okills cerraran con su particular fiesta y pusiera a todos a bailar.