Pin It

La Maldita Vecindad y los Hijos del Quinto Patio

Recuerdo que en mis tiempos mozos, mis dos tías más jóvenes fueron mi primer acercamiento con la música de jóvenes, entre Mecano, Bosé, Caifanes y algunas bandas más. Hubo una en especial que a mis cortos 6 años incluía sonidos que conocía, gritos y pregones que se escuchaban en las calles donde yo acostumbraba jugar, los barrios populares de mis épocas tenían vida a través de esta banda, hicieron una hermosa fotografía de lo que pasaba en aquellos tiempos, abruptos y violentos, pero llenos de satisfacciones personales relacionadas con una infancia completamente diferente a la actual.

En 1991 a 6 años de edad, no pude concretar la tarea titánica de escribir correctamente el nombre completo de la banda que tocaba mi disco favorito “la maldita vecindad y los hijos del quinto piso“, mi tía Alma, hermana menor de mi madre, se burlaba y reía presumiendo a la familia mi casette, algunos años después me heredaría en vida el casette de Pantera “Cowboys from Hell” que había olvidado alguno de sus amigos de universidad en su mochila.

La idea era que ese disco de La Maldita Vecindad y los Hijos del Quinto Patio me proyectaba a una realidad que yo anhelaba por conocer. “Pachuco” con ese ritmo desenfrenado y energía levanta muertos, mientras que contrastaba completamente con “Poco de Sangre”, que contaba la historia de un niño que pedía dinero y la sociedad ignoraba esa necesidad. “Toño”, “Solín”, “Pata de Perro” y otras canciones más, hicieron que viera el reflejo de la sociedad en mi vida cotidiana. Salía a los mercados, a caminar y las frases se volvían conocidas, “pásele, pásele, le vale quinientos pesoooooos” los personajes de mi barrio se convertían en los de las canciones. Del walkman a mi cerebro, el ritmo pegajososo de “Mare” o el cover a Juan Gabriel “Querida” hacían mis días menos aburridos.

Hace ya 30 años que tenemos a La Maldita Vecindad y 25 que el disco “El Circo” arrasó con las listas nacionales, aunque también fue este el que les dio apertura para salir a representar a México en diferentes partes del mundo, a mi gusto el disco más completo, contundente y REAL que se ha grabado en nuestro país, una parte representativa del rock nacional esta comunicada con esta banda, ya sea por influencia o por respeto, grandes representantes del movimiento en una década que marcó pautas y caminos.

Muchas felicidades a La Maldita Vecindad y gracias, muchas gracias por el legado, con ustedes “El Circo” de La Maldita Vecindad y los Hijos del Quinto Patio.

Edy Yanez

Rock and Roll way of life ... NO DRAMA.