Pin It

La Mujer No Existe

El 8 de marzo se celebró el día internacional de la mujer, lo que me hizo pensar cuando Jacques Lacan lanzó la premisa ¨La mujer no existe¨ tachando el artículo “La”.

Obviamente no hablaba literalmente, no se refería en cuanto a entidad física, ni tampoco en el ámbito machista como se le ha acusado, sino todo lo contrario; Lacan a lo que se refería es a la destitución de la mujer en lo simbólico, y la forma que entra en juego con lo real y a su vez con lo imaginario, casi como un espectro, un fantasma. Es decir que la mujer no existe en sí misma, sino es el sueño de un hombre materializado. La sociedad está dominada por los hombres, una sociedad en la que se ve a la mujer como objeto del goce, como la ¨culpa¨ del hombre hecha realidad, la mujer está ahí porque el hombre la deseó, entonces cuando éste se satisface ella deja de existir, porque sólo existe para satisfacer al hombre.

Un caso particular, que todos conocemos, donde podemos encontrar este ejemplo es en la creación de Eva.

Si vemos detenidamente la creación de Eva, vemos que Dios crea a la mujer de la costilla del hombre porque éste se sentía solo, Eva la sumisa está dispuesta a satisfacer los deseos de su amo, pues debe su existe a él, es decir es una creación del hombre para el hombre, para su satisfacción. Ahora bien si tomamos en cuenta que la primera mujer de Adán fue Lilith una mujer independiente dominante, nada sumisa, más semejante a él, incluso superior. Él no encontró el goce, porque para satisfacer sus necesidades necesitaba dominar no ser dominado. Nos encontramos aquí con otro problema que acongoja a muchos hombres: la fortaleza de algunas mujeres, la inmasculinización, por eso en nuestra sociedad es más fácil que la mujer no tenga lugar y se le segregue, cayendo en el rol en el que la mujer no vale o no sirve más que para tener hijos.

Como podemos observar ambos extremos son malos, la balanza tiene que estar equilibrada, para no desgarrar lo real, es decir encontrar un punto donde puedan converger todas las formas, sin deshacer los motivos que los unen.

De nueva cuenta regresemos al libro del génesis que narra la creación primero de Adán luego las plantas, los animales y después a Eva. Aquí vemos que primero está el hombre, se establece en un lugar, se guarece, después se alimenta y luego se satisface sexualmente. Relegando el lugar de la mujer hasta el final, para su satisfacción. Se puede ver como que lo mejor se guarda para el final. Viéndolo hoy sería la mujer se queda en casa mientras el hombre sale a lo salvaje, al mundo a lidiar con animales y regresa con su mujer. El problema es que no es así. La realidad es que la mujer pasa a ocupar un punto menos importante y mientras esto siga ocurriendo seguirá el conflicto de la mujer inexistente.

Es lamentable que después de tanto tiempo, se crea que la mujer no tiene derechos, incluso que se les puede pasar por encima, pasarlos por alto. Dentro de este pensamiento anacrónico, obsoleto, anticuado y retrogrado. Todo aquel que crece bajo este estereotipo de idea como la del libro del Génesis, cree que la mujer es un objeto. Famosos son los comentarios de algunos políticos de ultraderecha que se han referido de manera despectiva hacia las mujeres.

Hace unos días Andrea Noel (una periodista radicada en México) fue atacada a plena luz del día por un tipejo que le levantó la falda y le arranco los calzones, y en lugar de recibir apoyo, recibió ataques de personas diciendo que se lo merecía. Estos trolls son la clase más baja de individuos que pueden existir. Lo preocupante es ¿dónde están las autoridades?, ¿quién y cómo responden ante este hecho? No hay una respuesta, así como no hay respuesta ante las muertas de Juárez, ni todas las mujeres que sufren abusos diariamente.

IMG_3891

 

Es preponderante cambiar la cultura del país y educar seres humanos con principios, con ética, con respeto y admiración a las mujeres, no son más ni menos que nosotros; son nuestros semejantes, deben tener las mismas oportunidades y los mismos derechos, ademas de garantizar su seguridad.

Terrible es el hecho que existan vagones exclusivos para mujeres, o camiones, porque algunos simios no se pueden controlar, y como no existe una autoridad pertinente lo más factible es la segregación.

En fin este es solo un recordatorio del porqué el Día de la mujer, un remanente de que la lucha sigue. En pos de cambiar la mentalidad de que todas las mujeres son iguales menos mi mamá también.