Article

munch

Las musas tristes

Pintura: Edvar Munch, El Día Siguiente

Las mujeres tristes son el alimento para los poetas, el líquido para las pinceles de los pintores, el sonido para las canciones de los músicos. Toda mujer es inspiración, pero la tristeza es el mayor tesoro para quienes buscan marcar la vida de todos a través del arte.

  • María.

Olvidarse de uno mismo para complacer a los demás, es una ley no escrita que viaja en la mente de las mexicanas, madres, amantes, hijas o prostitutas, todas ellas para servir. Un error que parece genético, una falla en el sistema que no tiene alarma.
Una María que se oculta tras su desnudez, con el desgaste de amar tanto o no amar lo suficiente, con una vejez que marchita el cuerpo pero no los recuerdos pálidos, una belleza natural que nadie quiso apropiarse, y que al final se deshojó entre árboles ciegos.

  • Verónica.

De sentir tanto a no percibir nada. Esa es la tinta cotidiana que los diarios reciben en la mayoría de las noches, mujeres que entregaron el corazón tantas veces que su hueco pectoral es vacío y silencioso.
¿Qué se entrega a quién se ama si se tiene miedo? El pago total de la nada. El cansancio emocional, dicen que “el corazón es una carga muy pesada”, y hay quienes desean tener la fatiga de ese peso. Verónica tiene una fosa común en el pecho, esperando a que algún corazón quiera yacer en su tumba.

  • Alicia

Vestidos rosas, pompones y besos, son los sueños de vírgenes somnolientas, entre sueños carmín hay pocas pesadillas. Pero no hay peor imagen que aquella que te despierta gritando, los sueños son violados por la realidad de una piel ajena.

—No me gusta la obscuridad—proclama Alicia al pasar por túneles en la ciudad. Nadie cuestiona los miedos, porque ellos son las cicatrices invisibles de heridas que alguien hizo en secreto, todos los moretones se maquillan y todas las lágrimas se consumen en la soledad, y aún así el rostro queda húmedo.

  • Marlen.

El silencio se convierte en un escudo. La mudez es un pensamiento ahogado. El sentimiento corta las cuerdas vocales. La garganta repleta y el pecho vacío aunque parezca lo contrario así es. Beber tus propias lágrimas para quitar la sed de una sequía herida.

Marlen no dice nunca nada, ¿Acaso será tan fuerte lo que quiere guardar? Sustituye la voz por tinta en papel, si su boca no sirve para hablar funciona para trabajar, abrirla sin decir nada, separar los labios para no tragar si no sólo probar el semen de un desconocido.

  • Alicia.

Las mujeres son incertidumbre: el espejo, el amigo que las reconoce o el enemigo que muestra indiferencia al reflejarlas, el misterio queriendo descifrar sus secretos, un laberinto donde la entrada y la salida son el mismo lugar.
Alicia es aquella que no encuentra su lugar en el espacio. Todo es ajeno y extraño. La locura hecha piel, con todo y sus preguntas con respuestas que no quiere saber, las hormonas que obedecen a la luna, como mar y sangre cuando está llena.

Las mujeres tristes te invitan a tomar un té imaginario con ellas, a escuchar sus inquietudes y a enjugar la humedad de sus ojos. Son la inspiración para crear una canción o escribir un texto. Toda mujer inspira, pero aquellas que son tristes te ayudan, irónicamente, a suspirar y a amar.

594 views

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

cool good eh love2 cute confused notgood numb disgusting fail