Pin It

Lng/SHT y Chingadazo de Kung Fu me devolvieron la juventud

Foto destacada tomada del Facebook oficial de Circuito Indio

A todos nos encantan los conciertos, algo padre de ellos es que se viven diferente conforme vas creciendo. Antes de este sábado, era de esas personas que se quedan hasta atrás para ver de “lejitos”  porque “ya están grandes”, porque “qué oso el slam” y bueno, realmente el “fact” es, que pasados los 25, ya duele un poquito vivir.

Cuando llegué a Foro Indie Rocks me sentí vieja, ¿por qué? Por el simple hecho de que veía muchas caras jóvenes que reflejaban ganas de comerse al mundo esa misma noche, que querían ponerse pedos con $100 y se preguntaban entre ellos si antes ya habían estado en un slam. Me invadió la nostalgia.

La noche empezó tranquila con el sonido de Ultra P, una banda emergente originaria de Cancún que demostró que ser joven no es sinónimo de torpeza, ya que se lucieron pese a lo breve de su presentación. Con canciones como “Costa”, “Sin Tiempo” y un bello cover de “Lo más vital”, fueron suficientes para ganarse a un público  que estaba sediento de punk.

Pausa, cambio de equipo. El escenario se convirtió en un ir y venir de técnicos conectando y desconectando cables… este preludio fue perfecto para tomar aire, amarrarse bien los tennis y guardar las cosas de valor porque todos los presentes sabíamos que lo que se venía, iba a ser salvaje.

Los Seis Pistos subieron al escenario con una energía inigualable que decantó en el primer slam de la noche.  Golpes por aquí, gente volando por allá, codazos y  cabelleras agitándose. Sonaba “No Somos los Campeones” cuando toda la gente ya estaba  poseída por el punk de Los Pistos. Hubo un momento en el que había chicas dentro del slam, eso me llenó de orgullo para ser sincera; cuando terminó de sonar el cover de “Las piedras rodantes” me acerqué a una de ellas para decirle “¡Eso, mi chingona!”, just because #GirlPower.

Al final de la presentación de Los Seis Pistos quedaron dos cosas muy claras, la primera, que Iván Chavero sigue aguantando chingón los slams y que “El punk (definitivamente) no morirá”.

#SeisPistos en Foro Indie Rocks. #CircuitoIndio #Ciclo3 Cobertura para @gritaradio

Una publicación compartida de Gaby Monroy (@gaby_ciliega) el

-“¡Una porra para Marino!

-¡Chinga tu madre!”

La impaciencia por ver a Chingadazo de Kung Fu ya era evidente en ese momento de la noche, la banda ya estaba prendida, el sudor escurría por los rostros y los primeros caídos de la noche se movían hacia las orillas  del Foro para buscar una forma de calmar el dolor de una mandíbula aflojada, la mejor opción en ese momento era una chela en vasito desechable. En cuanto subieron los CHDKF e iniciaron su show, literalmente los chingadazos no dejaron de caer mientras sonaban rolas como “No lo tomes a mal (No me toques, ando chido)”, “Nena la fiesta se acabó”, “Sexo anal con hipsters” e “Intento Fallido no. 7″, pura poesía visual.

El Foro IR  se volvió una batalla de la que nadie salió intacto. A lo lejos se podía ver cómo Alejandro, Marino y Emilio, disfrutaban de la respuesta del público,  imagino su felicidad porque digo, pocas veces se arma un sold out de un concierto de punk y contadas veces la banda arma un desmadre tan chingón.

Por ahí sale @edgaryn76. Por eso los kilómetros no pesan ? . . . . By ? garaiz

Una publicación compartida de Alberto Castro (@be77osp) el

También sonó “Sigo Perdiendo”, para ese momento era imposible permanecer ajeno a aquella masa que se estaba partiendo la madre con las rolas de CHDKF de fondo; no había salida, era momento de entrar al aquelarre mientras pensaba y cantaba junto a otros 50 más “¿Quién se ha robado mi vida?, quiero encontrar la salida a toda esta mierda que vivo día a día”.

 

“Oooh ohhhh ooohhh uohhh uoooh” marcaba el final de esta parte de la noche, “No me importa” reventaba los oídos de todos, mientras salían volando las playeras en cámara lenta. Cuerpos sudados y cansados seguían en pie por un último slam con CHDKF del que Marino sería parte. What a wonderful day to be a live.

 

“No sé por qué me siento genial, te juro nena ni las drogas me ponen así”.

 

 

Sin palabras, muchas gracias por cantar con nosotros!!!

 

Una publicación compartida de Chingadazo de Kung Fu (@chingadazodekungfu) el

El cansancio se hacia presente, mucha gente salió a respirar y limpiarse el sudor mientras alguien más buscaba la mica de sus lentes -y no era yo-. Lo que nos mantenía de pie era ver el flow de Gastón y Catscratcho en acción. En esta ocasión lng/SHT cambió un poco el formato de su show ya que agregaron a los chicos de Ultra P en algunas rolas.

“¡Todas las manos al aire!”, gritaba Cats por el micrófono mientras sonaban las primeras notas de “El Club de los 27″, no importó que fuera una de las rolas más “comerciales” de lng/SHT ,  puso a brincar a todos los que estábamos ahí.

Fue grato escuchar muchas canciones del Youth como “Francesca Carpinelli”, “Wachadafunk” y “Caballeros de sábado por la noche”. sin embargo llegó el momento obligado con “Llaves, teléfono y cartera”, esta rola no es una de mis favoritas -bueno, sí-  pero fue una de las más coreadas y en las que la banda se prendió más.
“El Punk Rock arruinó mi vida” y “Yo soy mi propio lunes” sonaron para ponernos existencialistas, sí…pero con una mano al aire.  “¿Imaginaron hacer un slam en un concierto de rap?” gritó Gastón, y no, realmente no, pero esa noche todo estaba permitido.  Empujones, codazos, patadas,  el pequeño remolino de gente que se golpeaba entre sí, me atrapó para sumergirme en ese trance colectivo que curó mi juventud senil, mientras el rapero surfeaba entre todos sus fans cual rockstar. Quiero suponer que estas acciones paralelas decantaron en una felicidad inexplicable.

 

Aquí manejándoles el pinshe rock perros Por @rocksonico

 

Una publicación compartida de lngsht (@lngsht) el

Antes del sábado juraba que nunca me volvería a meter a un slam, antes del sábado juraba nunca intentaría llegar hasta adelante, antes del sábado juraba que nunca volvería a aventar cerveza, antes del sábado estaba cansada por el trabajo y la rutina…hoy después de esa inyección de Punk, Hip Hop y unos buenos madrazos, puedo decir que “¡No me arrepiento de nada, loco!”.

Que buena experiencia tuvimos ayer en el Foro Indie Rocks. ¡Gracias a todos los que bailaron con nosotros! #DiscoVaquero #UltraP Una publicación compartida de Ultra P (@ultrapmx) el

María José Sánchez

Fotógrafa amante del rock, el cine y el mundo sonoro.