Article

Lucybell

Lucybell. Siempre habrá desvíos…

No todas las bandas llegan a los 30 años de carrera musical, así que cuando llegan vale la pena celebrar, aunque cuarentena, aunque virus, aunque no haya conciertos. Para allá va Lucybell, un referente del rock latinoamericano desde su debut en 1991. 

Sin mas presentación, porque no la necesitan, vamos a lo relevante, a las preguntas y, sobre todo, a las respuestas de Claudio Valenzuela, vocalista y líder de la emblemática agrupación chilena. 

Revista Kuadro (RK): ¿Cómo le han hecho para mantenerse y sobre todo para ser fieles a su esencia?

Claudio Valenzuela (CV): No se trata de mantenerse, sino de ir evolucionando. Mucho tiene que ver con la personalidad de cada uno de nosotros, con esa capacidad de mutar siempre. Cada disco ha sido una mutación, un cambio, una aventura de la que nos sentimos muy orgullosos. Ahora empieza una nueva etapa de la banda.

RK: Cuéntanos mas de esta nueva etapa, ¿vienen más colaboraciones como la de Beto Cuevas?, ¿puedes hablar sobre el nuevo disco?

CV: No podemos decir mucho, sólo te digo que viene en formato especial, un concepto acústico y tiene que ver con colaborar con otros músicos.

RK: Su sonido, pese a todo, ha cambiado mucho y se ha movió por muchos espectros musicales. ¿Cuáles son las referencias musicales que han permanecido constantes?

CV: Me iría mucho al pasado. El primer “hijo” que tuve fue David Bowie, y obviamete Joy Division que nos mostró una vision del lado oscuro de la vida. Así como ellas hay muchas de otras bandas mas, aunque siempre lleguemos al mismo punto.

Claudio es sobrio, centrado, de respuestas contundentes. Es una voz de experiencia, de alguien que ha desandado mil caminos y ha decidido seguir su vocación junto a Eduardo Caces y Cote Foncea, hasta las últimas consecuencias, aunque desvíos.

“Cada disco tiene emociones especiales, su propio momento. Cada salida de disco es uno de los momentos más mágicos que le puede pasar a un ser humano, es como ver un pedazo tuyo concretado en pequeñas ondas que viajan a través del aire.”

RK: ¿Cómo ha sido su proceso de composición para no dejar de sacar canciones?

CV: No hay una visión de un héroe, más bien tiene que ver con lo que pasa en el momento. Para mí las canciones existen como un ente aparte a los que hay que enfrentarnos para hacerlo tuyo.

RK: Han tocado en casi todos los festivales latinoamericanos. De todos, ¿cuál es la presentación que más recuerdas?

CV: Recuerdo un Vive Latino donde fue muy impresionante ver una cantidad de gente cantando las canciones, fue inolvidable. Pero bueno, cada show tiene su propio valor en sí mismo por ser un momento especial de la vida. Me encanta tocar en festivales gigantes pero también en lugares pequeños donde hay 100 personas.

RK: Háblanos un poco de la escena chilena contemporánea, ¿qué hay de nuevo?

CV: Hay de todo, no sólo en Chile sino en todo Latinoamérica, existe una mezcla de ritmos, sonidos y formas de ver las cosas que han enriquecido mucho la escena no sólo del rock. Hay también electrónica, mezclas de cosas, que han sido muy interesantes. A mí me encanta la electrónica, de hecho tengo un par de proyectos que más adelante daré a conocer.

RK: Para acabar, ¿qué opinión te da la música actual como el hip hop o el trap?

CV: Lo que que pasa con el reggaeton o con el trap yo no lo desecharía. Cada quien sabe hacer muy bien su trabajo y hay que tener cierta forma de actuar, de ver la vida para poder crear ese tipo de música. Hay un mérito en todo eso, nada es gratis.  No se trata de decir si algo es bueno o malo, se trata de si te hace sentir o no, y así en cualquier tipo de música.

RK: ¿Para ti entonces la música tiene la función de hacernos sentir?

CV: La música tiene cierta funcionalidad, cada una cumple una misión específica en su momento específico. La música clásica tenía momentos de adagio, momento más de corte. Ahora hay momentos para bailar para ser más interno, para irse o para emocionarse con una letra. Creo que esa capacidad de poder elegir la música que queremos hace que este momento sea increíble.-

La agrupación está más vigente que nunca. Acaban de sacar una versión con Beto Cuevas de “Milagro”, canción que formará parte de su próximo material discográfico, y vendrán a la Ciudad de México cuando la crisis Covid-19 termine (su fecha en El Plaza Condesa se movió de marzo al 17 de septiembre). Por lo pronto sólo queda prepararnos para la celebración en directo, y entender, como dice mi canción favorita de ellos, “al final de mil caminos, siempre habrá desvíos.”

 

622 views
cool good eh love2 cute confused notgood numb disgusting fail