Article

El Tri.aleservin......

¡Mamá, (hoy más que nunca) prende la grabadora!

Fotos por Ale Servin

Porque sí, Alex, claro que el derecho hay para iniciar el concierto de aniversario proyectando imágenes de la historia de México, enfatizando un 1968 que sí viviste, y que además pugnaste, y más si comienzas el concierto con una canción metaficcional como lo es “El Boogie del TRI”.  ¿Y el himno nacional? Pues, ¿cómo carajo no?, si al parecer, y hoy más que nunca, te estás pareciendo a un símbolo patrio, máxime si tomamos en cuenta las mentadas de madre —que si hubiera récord, capaz que competirías—, porque hasta en la duración del concierto hubo candidatura. El corruptísimo Sindicato de trabajadores de la música, y la rémora del mismo La sociedad de ejecutores, te dan un reconocimiento, que en todo caso, es merecido, pero bastante menor a un lleno total del “venue”, o del lugar, pues, que ya antes criticábamos la mamonería del término.

El Tri.aleservin...

 

Porque sí, la primera vez que fui a un concierto tuyo me llevó mi Señor Padre, y creo que estaría de acuerdo con que hasta ese rollo del sacerdote azteca purificando el concierto, “ok”, nos lo aventaríamos. Es más, hasta los danzantes medio disparejos los estaba yo aplaudiendo. Y claro que respeto a Animal de Ciudad cantando canciones vernáculas. Y, carajo, ni modo de que no pudieras invitar a Armando Manzanero, y que digas que es “el más fregón compositor romántico del mundo”, sea eso cierto o no, aunque comprobó que “Triste canciónfunciona hasta en puro piano.

Y es que claro que funciona. Yo era un niño todo pendejo (ahorita ya soy sólo lo segundo), que juntaba sus mesadas y mentía sobre copias y libros ficticios para comprar tus discos. Yo escuché tu primer canción en un casette (ni modo, millenials, esto ni lo van a entender) de mi Señor Padre, y mi primer opinión sobre ti fue la de mi Señora Abuela que decía que eras el diablo. ¡Una vez me robé un disco tuyo del extinto Discolandia, chingadamadre! ¡Toqué en bares canciones tuyas por casi diez años, que para ti son una quinta parte de tu carrera, pero para mí son nada más la mitad de mi vida en su momento!

El Tri.aleservin..

O sea, sí: ¡Cómo te agradezco que hayas invitado a tu aniversario a Javier Batiz, o hasta al ese actor que hacía de Pocholo (para quienes lo recuerden)! Caray, estuvo también de poca madre que haya habido invitados de la talla de la Tremenda Korte, La sonora Santanera, Panteón Rococó, Toño Lira, y Andrés Calamaro (que ese sí me erizó la piel), y hasta te aplaudo lo del motoclub: “Los dorados de Villa”, que si tu historia tiene que ver con algo, sería con motociclistas.

Íbamos bien, carajo, pero, ¿es neta lo de tu camioneta? Yo entiendo que hay que comer, pero, ¿andar mamoneando un “regalo” de, parafraseándote: “pinchemil dólares”? ¿Andar poniendo en el escenario esas mamadas de “La Voz Perú”? Carajo, no sé si eso te imaginabas que sería lo que se hiciera en tu mero 50 aniversario. Como dices tú (y yo también), al chile, yo no creo.

El Tri.aleservin.........

Ahora, ¿te estoy denostando? ¿Te estoy criticando? Nel. Ya quisiéramos todotes llegar a donde tú estás: A cuatro horas de concierto que en realidad fueron seis. A que demuestres con “Nuestros impuestos”, o “Nunca digas que no” cantadas por más de 20 mil personas, que son exactamente una muestra representativa de cuánto bien le has hecho a la música, y eso que fueron en acústico. A que sí, por más virgencita de Guadalupe, por más que pinche ruco loco, por más que lo que quiera que digan los que te denuestan, pues sí, es EL TRI DE MÉXICO…

Carajo, Alex. Yo te agradezco cuánto bien le has hecho al rock nacional. Y claro que te creo cuando dices:

¡Y que viva el rocanrol!


Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Revista Kuadro (@revistakuadro) el

1210 views
cool good eh love2 cute confused notgood numb disgusting fail