Pin It
t2

Maratón de Trainspotting en Cineteca Nacional

Desde que la música fue introducida al cine, a jugado un papel crucial, para dar un toque característico y acentuar la trama. Poderosos soundtracks han surgido desde entonces, incluso hay películas cuya base está en la música: Halloween y Tiburón, son claros ejemplos del poder de la música en el cine. 

Y en muchas ocasiones un soundtrack lo que hace es remontarnos a una película, a una escena en específico y ese es el caso de Trainspotting. ¿Cómo escuchar Lust For Life de Iggy Pop y no recordar esa carrera?

Creo que desde la mente confabuladora de Irvin Welsh Trainspotting estaba destinada a ser una historia de culto, un hito para una generación, y cuando llego al cine alcanzó la cumbre. 

Nos marcó a todos los que la vimos, a los que la han visto y seguirán haciéndolo. Y no por nada se levantó un mundo de expectativas cuando se anunció la segunda parte, pues todos recordaban las peripecias de ese grupo, además de las escenas emblemáticas que se volvieron parte del inconsciente colectivo, acompañadas de su remanente musical. Que gracias a la banda sonora hacía posible transportarse a la escena y vivir de nuevo la emoción del momento. 

Cineteca Nacional tiene el acierto de poner en modo maratón la primera parte seguida de la segunda. 

Para remover los anales de la memoria y tener fresquecito el mood rebelde y estridente para adentrarse en la secuela. 

Así que no pierdan la oportunidad de dejarse seducir por “La Vida en el abismo” y vayan a la Cinetec Nacional a partir del domingo 23 de abril, a disfrutar de estas dos joyas del cine.