Mon Laferte / Agustín C

Mereces lo que sueñas: Entrevista con Mon Laferte

Fotografías: Agustín Cervantes

Agradecimiento muy especial a Yarumi Escalante.

Mon Laferte es una persona que transmite más allá de lo que tal vez, ni ella misma pueda entender, no sólo por el mensaje de sus canciones, sino más bien por lo que transmite su ser tan entrañable. La historia de Mon es demasiado especial, tanto que la ha llevado a disfrutar cada segundo de la vida como si fuera no el último, más bien el primero.

Tuvimos la oportunidad de poder platicar con Mon Laferte, días antes de su próxima presentación en el Caradura el 4 de junio, y esto es algo de lo mucho que quisimos platicar con ella:

 

Revista Kuadro: Gustavo Cerati en una de sus canciones tenía una frase que dice “Mereces lo que sueñas” ¿Tú con qué sueñas?

Mon Laferte: Anoche soñé con mi abuela, que volaba en un vestido color piel con un gato negro en sus manos, se veía mucho más joven de como la conocí, se veía hermosa.  Sueño muchas cosas, pero tal vez el sueño más ambicioso es traspasar la línea del tiempo con mi música, quisiera inspirar a futuras generaciones.

RK: Cuando fue el día del niño, subiste una fotografía de ti cuando eras pequeña. Si pudieras viajar a través del tiempo ¿Qué le dirías a esa pequeña Mon?

ML: Le diría que se tomara las cosas con calma, claro la juventud es ansiosa, he cometido muchos errores por tratar de hacerlo todo en corto tiempo, incluso ése es un buen consejo para mí ahora, siempre ando muy apurada por la vida, siento que mañana será el último día. Le diría que siempre haga lo que le dice su corazón, y que sea fiel a sus ideales.

RK: ¿Llegaste en algún momento de tu juventud en tal vez dejar a un lado tu sueño de cantar?

ML: Dejar la música, creo que nunca, siempre supe que éste era mi camino, no sé hacer otra cosa, bueno, me gusta pintar, bailar y muchas cosas, pero nací con una voz, y no hablo sólo con la voz cantada, hablo de esa voz de adentro, que me decía que tenía una misión.

Nací en un lugar muy humilde, me salí de estudiar para poder ir a cantar alrededor de el país, en bares, en la calle. Desde pequeña supe que debía ser cantante, cuando era niña creí que todos eran cantantes, mi abuela cantaba, cuando entré a la escuela creí que era algo que todos hacían, y cuando me di cuenta que no, fue así de: ¡Cómo que nadie canta!

11265130_10153194611852702_1175026163002195087_n

RK: Regresando al viaje en el tiempo, si aquella pequeña Mon viajara hacia acá y te viera actualmente ¿Qué crees que pensaría?

Tal vez le gustaría mucho, trataría ser como yo, de niña me creía como Gloria Trevi. Me diría que la cagué mucho, me daría las gracias por cumplir muchos de sus sueños, el de cantar con muchos públicos, me daría las gracias por los aplausos, me emocionaban mucho cuando era niña.

RK: Hay un mini documental de cuando te presentaste en el Vive Latino, en él comentas que antes le tenías mucho miedo a la muerte, ahora es algo que ya no te asusta.  ¿Cuál es tu mayor miedo cómo artista?

ML: Quedarme muda, tengo tantas cosas que decir, tengo tanto que gritar aunque podría hacerlo de otras maneras, para mí el cantar es lo más importante, no puedo imaginar una vida sin voz.

Todo lo demás, como miedos materiales o de éxito no me trauman, mientras tenga voz puedo cantar donde sea, incluso sólo para mí.

RK: Tu disco Vol 1 pareciera que tiene mucho tiempo que salió debido a todas las cosas que te han pasado alrededor de él, ¿tienes de pronto lanzar el Vol 2?

ML: Primero queremos lanzar una reedición de el Vol 1, ya que no existen muchas copias de él a la venta, estamos trabajando en una nueva edición, en donde muy probablemente vendrá la nueva canción que grabé, “Si tú me Quisieras”, además espero con motivo de este lanzamiento, presentarme en el Teatro de la Ciudad.

RK: En una de tus canciones de este disco “Alma en Pena”, cantas un poco acerca de la realidad de nuestro país. ¿Cómo ves la situación de nuestro país?

ML: Cuando pasó lo de los estudiantes de Ayotzinapa, pensé en irme de México, tenía mucho coraje de México, pero con la gente mala, pero no me fui, si México me recibió hace 8 años cuando todo estaba bien, ahora me tenía que quedar y no huir,  fui a las marchas del Zócalo. Publicaba en mis redes que fuéramos a marchar, que apoyáramos, y mucha gente me decía: “Mejor hay que ponerse a trabajar”, eso me lastimaba mucho.

Ahora iré a tocar a Guadalajara, cerca donde pasó todo esto de los narcobloqueos y no nos da miedo, decimos “Chingue su madre, nos vamos, no nos va a pasar nada”, en Chile no sería así, la gente tendría miedo, toda mi generación creció con una dictadura, estamos acostumbrados a obedecer, acá no, aquí todo a veces parece un caos.

11244403_10153194612267702_5433470309466122121_n

RK: ¿Qué concierto recuerdas que te haya cambiado la vida como espectadora?

ML:  Fui a un concierto de Aterciopelados, en Con Con, Chile. Yo era súper chica, mi mamá no me dio permiso para ir, pero me escapé y fui, me acuerdo que quedó la cagá, empezaron los botellazos, yo creo que todo eso me marcó mucho, fue mi primer concierto y ver las luces, la gente, como sonaba súper fuerte (sentía los bajos en mi pecho), la locura, todo me marcó mucho, yo quería estar en ese momento arriba del escenario.

En realidad siempre quiero estar arriba del escenario, siempre que voy a conciertos, me imagino que subo, sólo por un segundo, para no ser yo, ser el cantante o el músico que sea e imaginar como percibe éste ser el escenario, seguramente todos lo vuelan de una manera distinta.

RK: ¿Qué se siente, así como algún concierto te cambió la vida, tú cambiar la vida de las personas con tus conciertos?

ML: No sé si cambio vidas, pero me ha pasado muchas veces, más aún con este último disco, recibir mensajes muy bellos, de personas que han usado mis canciones para momentos especiales de su vida. Finalmente creo que así todo tiene sentido, sería muy egoísta sólo hacer música por belleza o satisfacción personal, cuando las canciones forman parte de un sentimiento colectivo, todo toma forma. Agradezco mucho a las personas que toman una canción  y las hacen parte de su vida, por que así les dan vida.

RK: Por ahí leímos que lees el futuro. ¿El destino es algo que está escrito o es algo que vamos creando con una ley de atracción?

ML: Yo sueño muchas cosas que me hacen pensar, algunos días creo que todo está listo, que no se puede mover nada, a veces pienso lo contrario, pero ¿quién soy yo pa’ saberlo? En realidad no sé nada.

RK: ¿Cuál es el motor de tu vida diaria?

ML: Hoy no tengo motor, mis respuestas cambian mucho dependiendo el día, no soy clara con mis sentimientos, soy una mujer tremendamente complicada, a veces tengo muchos motores, a veces ninguno. La música ayuda, seguro es la música y sus consecuencias.

RK: Tienes muchos tatuajes, muchas personas dicen que el hacerse un tatuaje causa una especie de dolor con placer. ¿Sufrir es placentero?

ML: Para mí sí, de otra manera no comprendo por qué tengo tantos tatuajes. Creo que se me volvió un vicio. Hoy fui a un estudio de sangre y creo que me gustó que me sacaran sangre (risas).

Según yo, no me gusta sufrir, pero creo que ese yo es superficial, el yo interno, el más profundo, ama el sufrir, por que sin él no hay canciones tristes, no haría esas melodías que luego gozo al casi llorarlas en el escenario.

RK: Dices que eres bruja, ¿qué cosas podemos hacer para enfrentar el amor y un corazón roto?

ML: Llorando, gritando, volviendo a llorar. No psicólogos, (soy mala para esto). Un buen mezcal, una canción de Juan Gabriel (de preferencia) “Yo nunca nunca nunca había llorado, y menos por un amor”.

Antes de terminar la entrevista, le comentamos a Mon Laferte la similitud de su vida con la vida de Chavela Vargas, no eramos los primeros en decírselo, ella dice que le falta muchísimo para llegar a ser un poquito a lo mucho que fue Chavela. Es algo que sólo el tiempo dirá, pero de algo estamos seguros, afortunados somos de poder cantar las canciones de una persona tan especial.

 

584 views
cool good eh love2 cute confused notgood numb disgusting fail