Music is great_AylínGonzález

Michael Cooper, Ron Howard y The Beatles en el Lunario

Fotos por: Aylín González

En el marco de los 50 años del lanzamiento del Sgt. Pepper’s Lonely Hearts Club Band, la Embajada Británica en México, en colaboración con el gobierno de Nuevo León, instalaron en el vestíbulo del Lunario del Auditorio Nacional la exposición fotográfica de la portada de este mítico disco. Según en palabras del embajador Duncan Taylor, Comendador de la Orden del Imperio Británico, este evento busca resaltar, ante todo la creatividad; qué mejor ejemplo de la creatividad británica que The Beatles. Para el embajador resulta interesante la influencia que el cuarteto ha tenido en la vida musical de México, que sean un grupo tan querido pese al tiempo.

Por su parte, la Baronesa Jane Bonham-Carter, enviada comercial para México de la Primera Ministra Británica, Theresa May, se mostró agradecida con el público mexicano por recibir tan atentamente a Adele, Harry Styles y demás exponentes actuales de la música británica. Bajo la bandera de la creatividad, ella habló también de la creatividad mexicana y como esta ha influenciado también a la gente en Inglaterra: Alfonso Cuarón dirigió en su momento Harry Potter y el Prisionero de Azkaban, tercera entrega de la saga. El nombre de Carlos Fuentes, por su parte, posa sobre una placa dorada en el número 9 de Barkson Gardens en South Kensington, Londres, barrio donde alguna vez vivió “Gran Bretaña y México no son muy distintas. Hay creatividad entre nuestros pueblos y debemos apelar a que esta creatividad se fomente a las nuevas generaciones”, declaró la Baronesa. Esta exposición permanecerá hasta el 13 de mayo y se puede visitar todos los días de 11 a 17 horas.

De izquierda a derecha: Baronesa Jane Bonham-Carter, el embajador Duncan Taylor y Baronesa Elizabeth Sugg, ministra de Aviación.

Michael Cooper ha estado, entre otras cosas, en los momentos más cruciales del rock en cuanto a registro gráfico se refiere. Por su lente también pasó The Rolling Stones para la portada de Their Satanic Majestic y fue catalogado por John Lennon como alguien que comprendía realmente lo que significaron aquellos años para la juventud de entonces. Bajo la planeación de Peter Blake, que junto con su entonces esposa Jann Haworth, diseñó una de las portadas más emblemáticas en la historia dela música. El consejo de Robert Fraser fue crucial también, pues él fue el principal contacto con los coleccionistas de arte y el director de arte de la sesión fotográfica. Nadie sabía entonces qué repercusión tendría esa portada, ese disco, esa banda.

Es precisamente esa reflexión la que terminó con los días en los que The Beatles era únicamente una banda de cuatro chicos que alborotaban todos los países a los que visitaban. Tal retrato fue plasmado por Ron Howard en su documental Eight Days a Week: The Touring Days. Este largometraje del 2016 fue proyectado a finales de ese mismo año en las salas de nuestro país, pero como parte de esta exposición fotográfica, se presentó también en las inmediaciones del Lunario del Auditorio Nacional. Desde 1963 hasta 1966 se vivieron jornadas intensas para los jóvenes John Lennon, George Harrison, Ringo Starr y Paul McCartney. Dos películas, innumerables conciertos, seis álbumes de estudio y asedio social por declaraciones públicas malinterpretadas fue lo que tuvieron que vivir por ser la banda más aclamada.

Resultado de imagen para Eight Days a Week

El largometraje tiene un valor agregado: es la historia que todos los seguidores, fieles o simples espectadores de la música ya sabemos, pero ahora tiene el carácter empático del color; quizá para esta generación sea un buen acercamiento a esta banda. Para los demás resulta un deleite ver un archivo antes dominado por el monocromo en escalas cromáticas, es empático porque sólo entonces podemos imaginarnos como uno más de los asistentes furibundos del cuarteto. Pero también porque evidencia una cruel verdad: a veces The Beatles se cansaban de ser The Beatles. No en todo momento fue el sueño dorado de una banda formada por tus amigos.

Como daño colateral la creatividad fue un rehén alimentado con miserias. Es por eso que el crecimiento de la banda no se dio sino después de su época de dar conciertos, es ahí cuando resulta interesante que hayan elegido este documental para presentarlo en el evento.  La genialidad es, pues, como lo mencionaron las autoridades británicas, un motivo para celebrar

93 views
cool good eh love2 cute confused notgood numb disgusting fail