Article

nat

Musas: Natalia Lafourcade y su madurez musical

Fotos: página oficial de Facebook

Musas es el mejor disco que he escuchado de Natalia. Es un disco que se debe acompañar con un buen mezcal o tequila, un disco un un cuidado del detalle extraordinario.  Se nota la diferencia en el sonido: las guitarras se escuchan imponentes. Es una producción muy bien lograda que merece todas las palmas y halagos.

Aquí ya vemos a una Natalia en total madurez musical. Sus composiciones demuestran todo el camino que ha recorrido, todas sus influencias y sobre todo su amor por Latinoamerica. Otro punto a destacar son los vídeos de los sencillos, que no son solo imágenes contadas sobre la canción de estudio, sino que son versiones en vivo de las propias canciones lo que hace que se sientan más naturales, más reales y que son un regalo a la vista y oídos. Altamente recomendables.

Es un disco es un deleite y una gran oportunidad de acercar a las nuevas generaciones a la música que nos da identidad, que llevamos en la sangre y en la historia y que tanto hace falta recordar. No es la primera vez que Natalia acerca al público joven a temas de este tipo. Con Mujer Divina logró poner en oídos jóvenes los temas de Agustín Lara de una forma muy acertada. Musas hace lo propio pero aquí con una primera parte de temas originales que se sienten de antaño por la calidad lírica que cargan.

La imagen puede contener: 1 persona, primer plano

De a poco nos fue revelado el álbum. El primer sencillo, “Tu Si Sabes Quererme”, dio inicio a una cuenta regresiva que no hizo sino generar ansias para el siguiente adelanto. Con una letra romántica, no es una canción de amor cualquiera. Es un poema una muestra de la evolución y el crecimiento que ha tenido como compositora durante todos estos años de trayectoria.  Así comienza Musas…, fuerte, mágico.

Enseguida un par de guitarras nos atrapan al instante. Se trata de “Soledad y el Mar”, una canción que pareciera estar escrita por los grandes compositores de décadas pasadas, con una letra que toca el alma, te abraza y susurra al oído: “Que me cante el mar un bolero de soledad”. Con un compás lento, una voz suave la obra de Natalia Lafourcade y David Aguilar te hace imaginar aquellos tiempos en blanco y negro, tan elegantes y románticos, una canción con el poder de transportarte a otra época.

Toda la belleza de las divinas mujeres de este país está reflejada en “Mexicana Hermosa”. Cada verso, cada acorde trae a nosotros la imagen de nuestras mujeres: “Mexicana mía, preciosa María/no te olvides nunca que eres poderosa”.

“Qué He Sacado Con Quererte”, es un lamento inmediato. La otra cara de la moneda. El dolor que complemente todo amor, aquel que nos hace gritar con cada recuerdo. Una canción extraordinaria de la gran Violeta Parra que deberían escuchar ya que es aún más desgarradora en su voz. Para este punto Natalia también nos muestra que es una increíble interprete.

Enamorados ya de las guitarras de Los Macorinos, “Rocío de Todos los Campos” nos recibe con ellas y la sensación es maravillosa. Es una muestra más de la capacidad y talento de Natalia a la hora de componer, alejada de sus inicios, las canciones originales de este disco no están muy lejos de las grandes obras escritas en este tan hermoso idioma: “Tu enciendes el fuego en la noche/escuchas fantasmas andar/ desvistes tu cuerpo y tu alma/ para en el agua nadar”.

La imagen puede contener: 1 persona, primer plano

A continuación quizá sea el tema más personal para Natalia: “Mi Tierra Veracruzana”, que no es otra cosa más que un himno para la tierra que la vio crecer. Si bien nació en la Ciudad de México, creció en Coatepec. En esta canción demuestra todo el amor que le tiene a su tierra, café, el mar, el campo, la arena, todo está presente en esta canción.

Luego, nos reciben con una fiesta llamada “Te Vi Pasar”, tema de un favorito suyo y de muchos de nosotros “El Flaco de Oro”, el maestro Agustín Lara. Vuelve a recurrir a sus composiciones y de que forma, una canción con el toque romántico que solo el maestro Lara tenía.

Seguida de esa fiesta llega “Son amores (That’s Amore)”, una interpretación de la canción ganadora de un Oscar. Una canción de amor en toda la extensión de la palabra. Un amor real, incondicional: el sueño. Una canción que nos hace recordar que el amor es lo único que nos puede salvar de la perdición.

“Tú Me Acostumbraste” de Frank Gomínguez es una canción que ha sonado en las voces de grandes leyendas de la música como Los Tres Ases, Olga Guillot, Chavela Vargas, María Dolores Padierna, Pedro Vargas, Lola Flores, etcétera. Y ahora toca el turno de sonar en los oídos de las nuevas generaciones en voz de Natalia y Omara Portuondo que es también una de las voces más hermosas que ha dado Cuba.

La imagen puede contener: 2 personas, personas tocando instrumentos musicales

Así como nos han hecho sufrir, también en algún momento fuimos el pecado de alguien más y de eso se trata de “Soy lo Prohibido” obra de Roberto Cantoral. Esta canción es un himno para los amantes, llena de ese romance del tiempo de nuestros abuelos, este bolero sabe a pecado, romance y lujuria en cada uno de sus versos.

Casi para despedir el disco cortesía de Simón Díaz está “Tonada de Luna Llena”, un homenaje para toda Venezuela que en voz de Natalia adquiera nueva y mejor vida.

Y cerramos con Vals Poético, un regalo divino de Felipe Villanueva. Un tema instrumental en el que se puede apreciar el intachable trabajo de Los Macorinos, el cierre perfecto de un disco lleno de pasión, de talento, de Latinoamérica. De magia.

Puedes escuchar el disco completo acá:

3366 views

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

cool good eh love2 cute confused notgood numb disgusting fail