Pin It

Noche de gallos guapachosos

La noche de ayer el Lunario del Auditorio Nacional se convirtió en un gran salón de baile, lleno de fiesta sonidera, mucha cumbia y un gran ambiente, en donde lo único que pudo faltar fue cerrar la calle o amanecer bailando.

En punto de las 21 horas, como primer acto de la noche directamente desde el barrio de Tepito, Ramón Rojo trajo sus mejores discos para hacer vibrar al Lunario. El Sonido La Changa, mítico entre la cultura sonidera, se hizo presente por primera vez en este recinto y por casi una hora logró que el ambiente no cesara.

Sacando lo mejor de su repertorio que en 30 años ha ido recolectando, el dueño de las pistas de baile de asfalto hizo sonar cumbias, salsas y obviamente los saludos jamás dejaron de salir del micrófono.

Después de alargar un poco el tiempo destinado a Ramón Rojo y su Sonido La Changa, llegaba el momento esperado y cerca de las 22:30 horas, subía al entablado el Sonido Gallo Negro.

El Dr. Alderete y compañía se acomodaban en sus instrumentos y portando sus peculiares máscaras dieron inicio a su acto psicodélico-tropical. “Danza de los Jibaros”, “Leticia” y “El mercado de los brujos” de lo primero tocado por la banda, éste último uno de los grandes hits, además de dar paso al momento de ponerse los lentes 3D muy al estilo vintage y disfrutar de los visuales preparados cortesía de Dr.

DSC_0425 (1)

Ver al Sonido Gallo Negro en vivo es romper ese paradigma o etiqueta que se tiene de las bandas tropicales y disfrutar de una cumbia instrumental que le sobra ritmo, sabor y que se complementa con el uso de teclados que suenan muy al estilo de los años 70 casi 80. Por momentos acompañan algunos samplers, además de que el tagtool le da un toque especial, por si le falta psicodelia al acto.

Aprovechó la banda para compartir dos temas nuevos, tal es el caso de “Mambo Cósmico” y “Mambo Egipto”, lo que nos da una idea de la línea musical que tendrá su próxima placa.

Casi dos horas lo tocado por los Gallo Negro, donde tuvieron invitados en los metales, en el theremín, sin mencionar lo hipnótico que puede resultar el ver las ilustraciones que se hacen en directo a través del tagtool, mientras que el sonido tropical nos hace sacudir el cuerpo y caer ante estos irresistibles ritmos.

La banda que se encuentra participando en Fonderadora para recaudar fondos para lo que será su tercer disco, antes de bajar del escenario por primera vez arrojó “Bocanegra”, otro de sus grandes hits, como era de esperarse, la reacción del público fue de manera inmediata.

Después de bajar unos minutos del escenario para tomar aire, regresaron al escenario a la par que el público hacia retumbar su nombre a modo de porra. No se podía ir la banda sin compartir tarima con Ramón Rojo y posteriormente comenzaron a presentar a los ocho integrantes que le dan vida al Sonido Gallo Negro.

Una noche llena de baile, cumbia y ambiente, que demuestra que la brecha que alguna vez era tan marcada y señalada ante este tipo de ritmos y géneros, por fortuna se ha ido perdiendo. Recomendable disfrutar del Sonido Gallo Negro en directo

Aquí lo tocado anoche por parte del Sonido Gallo Negro en Lunario del Auditorio Nacional:

20160506_210353