Article

angelolsen_allmirrors

Perdidos en los espejos de Angel Olsen

Por Verónica de la Mora

Angel Olsen regresa con All Mirrors, un material en que la cantante se aleja de la fórmula del indie rock, para aventurarse a nuevos sonidos en los que combina elementos de folk, rock n’ roll e incluso arreglos instrumentales, para darnos un disco con pasajes oscuros y profundos.

Desde 2012, la originaria de Carolina del Norte, Olsen comenzó su carrera musical con trabajos pequeños como: Half Way Home o Burn Your Fire For No Witness. Sería hasta 2016 con MY WOMAN, que daría un salto y llamaría la atención de muchos gracias a ese estilo fresco que nos recordaba a los comienzos del indie, lleno de energía y sencillez.

En el caso de All Mirrors, tenemos un álbum que atraviesa por diferentes momentos en los que Angel le canta a un amor incierto, al despecho e incluso al desamor, rogando una segunda oportunidad. El material se conforma de 11 sencillos en los que la fuerza e intensidad de la artista, muestran madurez y el reto de jugar con elementos fuera de su zona de confort, ya sea el folk, lo electrónico en sintetizadores para arreglarlos con una orquesta de background.

La personalidad y tono hipnótico en la voz de Angel brinda a las canciones ciertos elementos de drama, llevándonos a una atmósfera en la que podemos perdernos en una serie de emociones al blanco y negro. Tan sólo el comienzo del álbum con “Lark” y “All Mirrors”, nos marcan el camino que han preparado para nosotros. Asimismo la cantante presenta momentos más alegres con ritmos a lo pop, y un folk con electrónica sea con “Summer” o “Too Easy”.

 

Con preludios bien cuidados, atravesando por melodías suaves en los que un conjunto de cuerdas dan un aire de suspenso y expectativa; las letras de la cantante rompen este espacio para encapsular una reflexión así como la melancolía que nos remite a un lamento.

Angel Olsen logra cerrar este álbum con dos temas “Endgame” y “Chance”. En el caso del primer tema, tenemos a un conjunto de cuerdas que nos muestra algunas referencias al jazz con un saxofón distante. Mientras que “Chance” desborda fuerza y resulta en una balada que es el cierre ideal al disco con líneas como: “I’m leaving once again. Makin’ my own plan. I’m not looking for the answer. Or anything that lasts.”

Para lograr este trabajo, Olsen contó con el apoyo de Ben Babbit y Jherek Bischoff en la parte de producción. Así fue como All Mirrors logra crear esta “montaña rusa” de emociones. Más allá de una cantante pop o indie, Angel Olsen se reafirma como músico dando un disco profundo con mucho trabajo detrás tanto en composición como arreglo musical, que sin dudas será (es) considerado como uno de los mejores álbumes de 2019.

1191 views
cool good eh love2 cute confused notgood numb disgusting fail