Pin It

Rancid: los problemáticos de siempre

Rancid tuvo un regreso rápido. Después de esperar cinco y seis años para los últimos dos álbumes de estudio. Lo hacen como siempre: rápido, alto y otra vez de la mano de quien parece que lleva la batuta para el nuevo punk gringo. Brett Gurewitz regresa a las labores de producción. Este es el séptimo trabajo con la banda. Además él es guitarrista de Bad Religion y ser figura clave en producciones de bandas como NOFX y Pennywise. Ahora viene a aumentar su producción con Trouble Maker.

Rancid tiene una de las alineaciones punk más estables de la historia: da un resultado que depende mucho de cómo interpretes su sonido. Esas bandas que siempre suena “igual”; es bueno o malo. Sí, entrecomillado porque hay de bandas a “bandas”. Los de Berkeley ya se ganaron el estar sin comillas por su trayectoria. Entonces la situación se resume en  si quiere algo nuevo, fresco y diferente que le de un nuevo respiro a la escena punk; pues bien, aquí no lo vas a encontrar.

Pero si quieres encontrar una banda que hace bien las cosas cuya fórmula no solo se mantiene sino va en mejora, este es tu álbum. Esa es la diferencia vital entre tener o no las comillas; justo como AC/DC o Slayer —que la madurez ya se nota, aunque esto suene como una grandísima dicotomía tratándose de una banda punk—. Porque también hay que saber ser conscientes: ya no puedes alcanzar las velocidades que tenías antes, tienes que adaptarte a lo que puedes rendir y ese álbum es un perfecto ejemplo.

Rancid Por Qiqe Avila
Rancid en el Vive Latino Por Qiqe Avila

El punk tiene mucho tiempo en etapa crítica a pesar de que es su misma naturaleza estar en el undergound. Las bandas punk verdaderas casi tienen prohibido volverse ‹mainstream›, por eso es tan grande el mérito de Rancid. Nacer tanto tiempo después del apogeo del género y además mantenerse. Nueve placas en 14 años de existir.

Esta placa, por su parte, viene a cimentar esa idea, punk bien hecho para lograr seguir y sin traicionar sus inicios. Al margen de esa evolución indispensable que toda banda debe tener.

Tiene por lo menos dos canciones que se debería volver habituales en sus giras: “Ghost of a Chance” y  “An Intimate Close Up of a Street Punk Troublemaker”. Con 17 canciones en menos de 37 minutos —como cualquier banda punk que se respete— tal vez van a tocar mas de este disco, algo que no debería hacer enojar a ningún fan de Rancid

Carlos Valle Sitja

Abogado. Primer Actor. Atleta encubierto. Voy a conciertos. De seguro me viste en el DVD de Metallica. La portada de El Martillo de Thor la dibujo Ingrid Corona.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>