Article

Santana_1973

Reseña de CD: Santana – Corazón

Si pensamos en el músico más importante de la música latina, probablemente saldría entre los nombres de Compay Segundo, Tito Puente o Sergio Mendes. Pero si hablamos de fusionar la música latina con rock, música mainstream o como gusten decirle, Carlos Santana lleva la carrera ganada. Desde que empezó con “Soul Sacriface” u “Oye Como Va” se nota esta fusión (que sonó en Woodstock). Tal vez esto vaya de la mano con ese bache que tuvo (uno grande) hasta que llegó Supernatural, disco que arrasó en la crítica y en las ventas; que no sólo le devolvió una identidad, le ayudo a forjar una paralela. Un disco de… ¿duetos? ¿colaboraciones? Era Carlos Santana tocando en todas las canciones junto a estrellas invitadas. 15 años después repite esa fórmula que tanto le ha servido (y esta Shape Shifter como prueba) y para seguir funcionado en su nuevo LP Corazón (así en español con acento). Y a diferencia de Guitar Heaven, que es un disco enteramente de covers, este es un disco que es de covers, tributos y canciones originales, pero la gran diferencia es que este sí funciona. Canciones latinas interpretadas por latinos, con una selección bastante campechana. Pasando de los Fabulosos Cadillacs, a Romeo (el de Aventura), pasando por Lila Downs, Gloria Estefan… y Pitbull; en un disco de colaboraciones ya se había salvado Carlos de tenerlo. En los tributos tenemos a Samuel Rosas de la banda Skank con la canción “Saideira”, una canción de “rock Clásico” por lo que era mas fácil incrustar a Santana en las obligaciones de la guitarra dejando a Rosas la voz por lo que fluye tanto. Otro es “Mal Bicho” con Vicentico en las voces, mas rock menos ska; sigue sonando como ese himno remasterizado, sólo que desde una perspectiva diferente. El último tributo es un caso especial, es “Iron Lion Zion” de Bob Marley, teniendo de músicos invitados a Ziggy Marley y a ChocQuibTown, subiéndole la velocidad a ese reggae, dejando la cadencia de lado, para ponerle más intensidad. De los covers tenemos a “La Flaca” de Jarabedepalo con Juanes en los controles y suena meh. Pareciera que Juanes quiere encontrar el mismo tono de Donés, pero por puras diferencias fisiológica no es capaz. Una canción que prometía y otra que quedó a deber. A diferencia de la que parece ser la “María María” de este disco (que tiene el mismo blueprint que Supernatural) con “Una Noche en Nápoles” donde Nina Down junto a Niña Pastori y Soledad merecen una ovación de pie. Dándole una textura completamente diferente a lo que veníamos escuchando, mucho mas aterciopelada además de que es cuando Santana saca la guitarra acústica.. De las canciones nuevas sobresalen dos. “Besos de Lejos” donde Gloria Estefan toma la voz, donde tal vez su único pecado es que la siguiente de “Una Noche en París”, ya que es una idea similar. Una canción mas suave, donde el ritmo lo llevan las hombros y no los brazos. Pero aún así es agradable ver esa compenetración entre los dos artista y es mejor la versión portuguesa de la edición De Luxe.. La otra es “Yo Soy La Luz” con Wayne Shorter y Cindy Blackman, donde se escucha todo esa gran banda de jazz, influencia de los invitados. El primero toco con Miles Davis (simplemente con eso su curriculum es impresionante) y la segunda es la exbaterista de Lenny Kravitz que lo dejó para regresar al Jazz (ademas de estar casada con Santana). Uno de los puntos mas altos del disco. Las otras tres canciones originales se quedan cortas. “Margarita” con Romeo Santos que suena a su característica bachata sin aportar nada nuevo y abusando del spanglish. “Feel it Coming Back” con el argentino Diego Torres e “Indy” con Miguel para que solamente están para completar el tracklist. Y por último, “Oye Como Va” una canción que empezó como cover (de Tito Puente) y que Santana ya se apropió de ella totalmente (como “Black Magic Woman”) interpretada por Pitbull. El resultado es… bueno, parece. Es algo que confunde al oído, al escuchar al  gringocubano cantar algo aparte de contar. Extrañamente la canción parece quedarle, entendiendo su papel de que él es el acompañante (como lo aprendió a lo largo de su carrera). Probablemente el mejor disco desde el mencionado Supernatural, aunque lejos de este. Por lo menos es bueno ver que todavía tiene esa habilidad con las cuerdas, y que eso no ha sido víctima del tiempo. El punto negativo va a ser el mismo, a la hora del concierto, todas las canciones van a sonar extrañas al sonar de la misma voz. Corazonsantana

953 views

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

cool good eh love2 cute confused notgood numb disgusting fail