Article

SEGO SUCKS

Sego apesta…¡y nos encanta!

Por: Aldo Franco / @aldosss

¿Por qué será que nos encantan los sonidos sucios en la música? ¿Será acaso que lo tosco y simple despierta nuestra primitividad? Por que eso es justo lo que los utaheño-angelinos de Sego consiguieron en su “apestoso” segundo álbum Sego Sucks!

Luego de la adición el año pasado de Alyssa Davey (bajo) y Brandon McBride (guitarra/teclado) al proyecto originalmente fundado por Spencer Petersen (guitarra/voz) y Thomas Carroll (batería), la banda dio un giro al sonido con el que se presentaron en 2016 con Once Was Lost Now Just Hanging Around.

SEGO
Foto: Facebook Oficial Sego

Su nueva producción tiene más potencia, lo cual se puede constatar desde la abridora “Neon Me Out”, canción que tiene todo para ser uno de los mejores hits de Sego: un bajeo del cual hasta Les Claypool estaría orgulloso, un coro que suena a que será fuertemente cantado durante los próximos festivales musicales y una sarcástica letra sobre cómo sustituimos e idealizamos nuestras vidas en las redes sociales: “Completamente solo y perdido por las palabras, así que tomo mil fotografías”, reclama un indignado Spencer Petersen.

Con “Heart Attack” la fuerza sigue aunque ahora son las guitarras y unos retorcidos riffs los que se llevan el protagonismo. Sumado a eso, la forma tan enérgica de la voz hará de este corte uno de los más enloquecedores de esta segunda producción de Sego y seguramente provocará que el público arme un buen “pit” en sus presentaciones en vivo.

“Whatever Forever” es otra de las piezas que, con un sonido más lo-fi, se deja deslizar sobre la locura de sus guitarra y batería, los cuales en su mejor momento llegan al delirio.

Sin embargo, la mezcla perfecta de esos dos instrumentos llega en la recta final de disco con “High Tide”, la cual bien podría ser de un grunge noventero. Otro tema que se desarrolla en ese hilo energético es “Shame”, el que fuera el primer sencillo de Sego Sucks! y que por cierto, ya cuenta con un divertido video, como acostumbra Sego.

Ya en un terreno más tranquilo aterriza “Anvil Hands”, una canción más íntima que el resto del disco, quizá sólo superada por la melancolía que provoca la voz y la guitarra de “Coming Home”.

Si bien el mudarse de “El estado de la colmena” a la caótica ciudad de Los Ángeles ha servido de gran inspiración para Sego, es quizá la adición de sus dos nuevos miembros los que le dio un giro y un gran empujón a la banda, en la cual, la intensidad y sonido de su nueva bajista promete ser una de las características de la agrupación.
Para que te des una mejor idea, el ambiente de Sego Sucks! embonará perfectamente es tu lista de reproducción junto a bandas como FIDLAR o Odd Couple.

 

286 views
cool good eh love2 cute confused notgood numb disgusting fail