Pin It

Somersault: el salto a nuevos terrenos musicales de Beach Fossils

Los cambios asustan: dejar la zona de confort no es fácil, aunque muchas veces es lo mejor. Comenzar de nuevo puede parecer imposible, pero al final simplemente debes dejar que las cosas fluyan para crear algo de lo que estés orgulloso. Musicalmente hablando, eso le ocurrió a Beach Fossils.

Después de cuatro años, la banda neoyorquina regresa con su tercer álbum de estudio. Ahora, lo hace bajo la mano de Bayonet Records, sello discográfico que el vocalista Dustin Payseur fundó junto a su esposa después de dejar la firma Captured Tracks. La agrupación ahora demuestra su crecimiento no solamente como músicos, también como personas al atreverse a dar una ‘voltereta’ a su resonancia musical y pulir sus habilidades como compositores.

El cambio en el sonido de Beach Fossils es claro comparado con sus trabajos anteriores. Su álbum debut homónimo (2010) presenta guitarras no pensadas con un lo-fi noventero que, si bien no logró tener esa esencia nostálgica, sí logró distinguirla en medio de canciones un poco monótonas. Por otro lado, en Clash The Truth (2013) intentaron dejar atrás el sonido juvenil y apostaron por algo un poco más heavy y grunge, con más guitarrazos energéticos.

Somersault (2017) podría ser la obra más elaborada de Beach Fossils hasta el momento, no únicamente en su sonido, sino en su proceso de composición. Sin presión de nadie, Payseur y compañía se tomaron el tiempo necesario para crear canciones y al final sentirse satisfechas con ellas. No solamente tuvieron la autonomía de escribir lo que les viniera en gana, también pudieron explorar un poco e incluir nuevos sonidos e instrumentos a lo largo de las once pistas incluidas en este trabajo.

Beach-Fossils-Somersault

Canciones como “Saint Ivy” presentan una gama de instrumentos como flauta y violines, las cuales quizás se vieron influenciadas por el amor de Dustin Payseur a la música instrumental. Las melancólicas “This Year” “May 1st” y “Closer Everywhere” nos recuerdan los inicios dulces de las pistas de Wild Nothing. Algunas colaboraciones como “Tangerine” en la que Dustin hace dueto con Rachel Goswell de Slowdive y mezcla lo onírico con la psicodelia o “Rise” con el cantante de rap Cities Aviv nos dejan claro la diversidad de ritmos, conceptos y emociones por las que se vio influenciado este disco.

Somersault (2017) es un resumen de lo que ha pasado por la cabeza de Payseur en los últimos cuatro años. Temas como el amor, la rutina, el miedo a los errores y el arrepentimiento son los ingredientes principales. Mediante altibajos musicales y mayores arreglos sonoros, cada canción te permite sentir y vivir todas las emociones y frustraciones en ellas. Esta placa no solamente es un nuevo inicio en la sonoridad de Beach Fossils, también es una oda a la libertad, a los sueños y un recordatorio de que no importa lo malas que parezcan las cosas, siempre se puede comenzar otra vez.

¿Tú qué opinas?