27021743_2024830790877085_3066583436229514182_o

“The End of the F***ing World”: la nueva travesía de Coxon

Por: Saraí Arteaga

Después de seis años, Graham Coxon, guitarrista de Blur, regresa como solista con The End of the F***ing World (adaptación del cómic del británico Charles S. Forsman), su noveno disco y soundtrack de la serie original de Netflix de igual nombre, tras ser invitado por Matt Biffa, el supervisor de música de la misma.

Los 16 temas que conforman este material son muy diferentes entre sí: van desde canciones con letras profundas hasta melodías de 30 segundos. Este es un disco que se escucha con fluidez, a diferencia de sus álbumes anteriores, donde la mayoría de sus tracks duran entre cinco y ocho minutos. “Waling all day” es la primera canción del disco. Tiene un ritmo alegre y aunque la letra denota desesperación, trae consigo la esencia agridulce de la serie. En seguida “Angry me” viene a reforzar la personalidad de los protagonistas, un par de adolescentes que sienten que no encajan en el mundo donde viven.

“Flashback” es una canción concreta pero fuerte; mientras que “In My Room” muestra sensibilidad y vulnerabilidad, tanto la melodía como la letra. “Bus Stop” es única y divertida, está compuesta únicamente por cuatro líneas que se repiten a lo largo de los casi cinco minutos del track, muy al estilo Coxon.

27021743_2024830790877085_3066583436229514182_o

“Saturday night”, “Field” y “Roaming Stars” son lentas, mientras que “On The Prowl” es todo lo contrario, la guitarra y la batería le dan un ritmo audaz y radiante a la canción; aunque la tristeza regresa al álbum con la letra y melodía desanimada de “It’s All Blue”. “The Beach” y “The Snare” son muy similares, pareciera que se pueden utilizar en las mismas situaciones, pero esta última tiene un toque de misterio. Con “Lucifers Behind Me”, “She Left The Light On” y “Sleuth” logra un equilibrio entre las canciones melancólicas y las divertidas.

Tras empezar con una canción feliz y movida, Graham decidió que “There’s Something in the Way That You Cry” era lo suficientemente conmovedora para cerrar este gran álbum; tiene una letra profunda que encaja perfecto con la relación que ambos protagonistas llevan con sus padres.

Puede resultar tedioso que una canción tan solo tenga cuatro líneas, pero es un sello característico de Graham Coxon. Lo ha hecho en discos anteriores y seguramente lo hará en los próximos, pero no  cabe duda de que  es un genio de la música. A pesar de estar trabajando en otros proyectos, logró grabar un álbum muy concreto, con temas bien pensados para que juntos transmitan la personalidad y esencia de James (protagonizado por Alex Lawther, conocido y galardonado por interpretar al joven Alan Turing en la película nominada al Oscar en 2014, The Imitation Game y cuya participación en Netflix ya habíamos visto en el capítulo “Cállate y Baila”, de la tercera temporada de Black Mirror) y Alyssa (en la actuación de Jessica Barden, esta actriz también participó en la adaptación cinematográfica de The End of the F***ing World del 2014)

73 views
cool good eh love2 cute confused notgood numb disgusting fail