virtue

The Voidz whitout Virtude

El decadente estado de la carrera de The Strokes no nos deja un buen sabor de boca y precisamente esto le puede dar un toque distinto al proyecto alterno de Julian CasablancasThe Voidz.

Después de la terrible experiencia que tuvimos con Future Present Past de The Strokes veíamos a un Casablancas que parecía quedarse sin ideas, sin ganas tal vez. Con su proyecto alterno y su primera placa Tyranny nos dejaba ver algo distinto, experimentos como “Crunch Punch” que sorprendía a todos sus seguidores eran motivo de celebración, había algo más allá.

Con el tiempo eso se fue agotando y había la esperanza de que no se extinguiera por completo, fue así que cuando Virtue salió a la luz, la expectativa era alta.

virtue p

Abriendo con “Leave It My Dreams” se sentía como una canción de los buenos tiempos de The Strokes y eso no estaba mal. Con “QYURRYUS” nos recordaban que el disco es de The Voidz y que en cualquier momento nos podría sorprender y así llegamos a “Pyramid Of Bones”, uno de los temas más pesados que se han escuchado en voz de Julian.

Ya encaminados nos lanzan a la cara “Permanent High School” dando un bajón rítmico que se sintió incomodo para pasar a “ALieNNatioN” (una más del montón).

Recuperando el ritmo llega “One Of The Ones” con un riff de esos pegajosos y un ambiente misterioso y frases memorables

I know, I know
I never let you lose
Please don’t, my love
My heart splits like a brick
I know, I bet you
Never was the truth
I know, you know, I know, you know, I know
I never get it right

Al parecer el orden de las canciones no es algo que les haya interesado mucho y así es como llega cambiando todo “All Wordz Are Made Up”, como que no queriendo la cosa con un ritmo aceptable.

virtue

La segunda mitad del disco ya es algo extraña, no se siente parte de un todo, hay momentos loables como “Lazy Boy”, “We´re Where We Were” mas allá de eso, sabe raro.

El disco en conjunto se siente insuficiente a pesar de sus 15 tracks y casi una hora de duración. Julian Casablancas se ha quedado sin ideas y se limita a aumentar o quitar cosas o fórmulas ya probadas, The Voidz es un mero instrumento para explotar sus últimos destellos y no seguir hundiendo más, a unos ya demacrados The Strokes.

Todo por servir se acaba y Casablancas es un ejemplo, aunque no podemos darlo por muerto. Aún podría sorprendernos con alguna maravilla, el próximo disco de The Strokes (si lo hay) será su última oportunidad de demostrar lo que alguna vez fue (si es que quiere demostrarlo).

Virtue es un buen disco, con momentos memorables, una primera escucha emocionante que con las repeticiones va perdiendo sentido y formulando más preguntas que respuestas.

Puedes escucharlo acá y darnos tu opinión que es la más importante

332 views
cool good eh love2 cute confused notgood numb disgusting fail